Cámara de Transporte pide apoyo para control de vendedores

FOTO: Archivo EL TIEMPO

A través de un comunicado, la Cámara de Transporte de Cuenca hace un llamado a la Policía Nacional y a la Guardia Ciudadana a unir esfuerzos para reforzar el control de la presencia de vendedores ambulantes en las unidades de transporte urbano.

Leonardo Albarracín, presidente de la Cámara de Transporte, señaló que en las últimas semanas tanto los conductores como la ciudadanía se han visto expuestos a situaciones de amenazas y robos por parte de ciudadanos que ingresan a la fuerza a las unidades de transporte para vender productos.

“Los conductores tienen la dura tarea de no dejar subir a los vendedores y muchas veces se exponen a agresiones verbales y amenazas por parte de estos malos ciudadanos”, recalcó.

En este sentido, Albarracín hizo un llamado a las organizaciones competentes como Guardia Ciudadana y Policía Nacional a trabajar de forma conjunta para realizar controles más estrictos en las diferentes paradas del transporte urbano. “Sabemos que es difícil poner un policía en cada unidad, pero debemos encontrar la forma de como salvaguardar la integridad tanto de los usuarios como de los conductores”, expresó.

El gerente del organismo recordó que ya han trabajado en campañas conjunta con el Municipio de Cuenca, pero que a la final “los conductores son quienes se enfrentan a diario a estas situaciones de riesgo”, dijo.

También se refirió a las cámaras de video vigilancia que existen en las unidades y apuntó que “en ocasiones no son suficientes para atender cualquier tipo de emergencia por el tiempo de respuesta que tienen de los órganos de socorro”. (I)

Cámara de Transporte pide apoyo para control de vendedores

FOTO: Archivo EL TIEMPO

A través de un comunicado, la Cámara de Transporte de Cuenca hace un llamado a la Policía Nacional y a la Guardia Ciudadana a unir esfuerzos para reforzar el control de la presencia de vendedores ambulantes en las unidades de transporte urbano.

Leonardo Albarracín, presidente de la Cámara de Transporte, señaló que en las últimas semanas tanto los conductores como la ciudadanía se han visto expuestos a situaciones de amenazas y robos por parte de ciudadanos que ingresan a la fuerza a las unidades de transporte para vender productos.

“Los conductores tienen la dura tarea de no dejar subir a los vendedores y muchas veces se exponen a agresiones verbales y amenazas por parte de estos malos ciudadanos”, recalcó.

En este sentido, Albarracín hizo un llamado a las organizaciones competentes como Guardia Ciudadana y Policía Nacional a trabajar de forma conjunta para realizar controles más estrictos en las diferentes paradas del transporte urbano. “Sabemos que es difícil poner un policía en cada unidad, pero debemos encontrar la forma de como salvaguardar la integridad tanto de los usuarios como de los conductores”, expresó.

El gerente del organismo recordó que ya han trabajado en campañas conjunta con el Municipio de Cuenca, pero que a la final “los conductores son quienes se enfrentan a diario a estas situaciones de riesgo”, dijo.

También se refirió a las cámaras de video vigilancia que existen en las unidades y apuntó que “en ocasiones no son suficientes para atender cualquier tipo de emergencia por el tiempo de respuesta que tienen de los órganos de socorro”. (I)