Calle Padre Aguirre vuelve a ser peatonal

FOTO: Sandra Altafulla EL TIEMPO

Desde este lunes 3 de enero de 2020 el tramo de la calle Padre Aguirre entre Mariscal Sucre y Presidente Córdova, en el centro de Cuenca, vuelve a ser peatonal.

Pablo Osorio, experto en movilidad sostenible, explicó en una entrevista en radio Tomebamba que el cambio de la ciudad se orienta hacia lograr espacios más cercanos a la gente limitando el uso del vehículo privado. “Más vehículos serán inviable en el Centro Histórico y no nos permitirá disfrutarlo”, señaló.

Puntualizó que las ciudades a nivel mundial tienen a ejecutar experimentos y estudios y en base a ellos toma decisiones en cuanto a movilidad y mejorar las condiciones de interrelación entre las diferentes formas de desplazarse dentro de los cascos urbanos.

Guilherme Chalhoub, director municipal de Gestión de Movilidad (DGM), detalló que en una investigación realizada por el grupo de investigación Llactalab de la Universidad de Cuenca se determinó que en 7 horas circulan al día más de 2.000 vehículos; mientras que en el mismo período lo hacen 25.000 peatones.

El funcionario agregó que durante las semanas que se abrió el flujo vehicular en este tramo determinaron que existió mayor congestionamiento en la calle Mariscal Sucre, en las horas pico.

“Otro dato importante del estudio determinó que el 60% de los ciudadanos acude caminando para hacer sus compras en los comercios cercanos al eje vial”, puntualizó.

Protesta de comerciantes 

En tanto, un grupo de comerciantes que tienen sus locales y puestos de trabajo en el Centro Histórico protagonizaron una marcha en muestra de rechazo a los proyectos de peatonalizar las calles cercanas a sus locales. 

Catalina Palacios, representante de los comerciantes, solicitó que se les entregue los estudios realizados por la Universidad de Cuenca y explicó que esta decisión de cierres al tránsito vehicular les perjudica en sus actividades económicas.

"Queremos que nos entreguen los estudios y la socialización que han hecho. Hemos sido perjudicados con las obras realizadas por el proyecto tranvía. Deberían tratar de reactivar el comercio y no tomar estas decisiones que nos perjudican", puntualizó. 

Nicolas Aguirre, otro comerciante, aseguró que por parte de la Municipalidad no cuenta con los respaldos técnicos para determinar la necesidad de peatonalizar estas calles.

El grupo de comerciantes marcharon hasta la intersección de la calle Padre Aguirre y Presidente Córdova y por su cuenta abrieron el paso a que los vehículos giren hacia la calle Padre Aguirre. (I)

Calle Padre Aguirre vuelve a ser peatonal

FOTO: Sandra Altafulla EL TIEMPO

Desde este lunes 3 de enero de 2020 el tramo de la calle Padre Aguirre entre Mariscal Sucre y Presidente Córdova, en el centro de Cuenca, vuelve a ser peatonal.

Pablo Osorio, experto en movilidad sostenible, explicó en una entrevista en radio Tomebamba que el cambio de la ciudad se orienta hacia lograr espacios más cercanos a la gente limitando el uso del vehículo privado. “Más vehículos serán inviable en el Centro Histórico y no nos permitirá disfrutarlo”, señaló.

Puntualizó que las ciudades a nivel mundial tienen a ejecutar experimentos y estudios y en base a ellos toma decisiones en cuanto a movilidad y mejorar las condiciones de interrelación entre las diferentes formas de desplazarse dentro de los cascos urbanos.

Guilherme Chalhoub, director municipal de Gestión de Movilidad (DGM), detalló que en una investigación realizada por el grupo de investigación Llactalab de la Universidad de Cuenca se determinó que en 7 horas circulan al día más de 2.000 vehículos; mientras que en el mismo período lo hacen 25.000 peatones.

El funcionario agregó que durante las semanas que se abrió el flujo vehicular en este tramo determinaron que existió mayor congestionamiento en la calle Mariscal Sucre, en las horas pico.

“Otro dato importante del estudio determinó que el 60% de los ciudadanos acude caminando para hacer sus compras en los comercios cercanos al eje vial”, puntualizó.

Protesta de comerciantes 

En tanto, un grupo de comerciantes que tienen sus locales y puestos de trabajo en el Centro Histórico protagonizaron una marcha en muestra de rechazo a los proyectos de peatonalizar las calles cercanas a sus locales. 

Catalina Palacios, representante de los comerciantes, solicitó que se les entregue los estudios realizados por la Universidad de Cuenca y explicó que esta decisión de cierres al tránsito vehicular les perjudica en sus actividades económicas.

"Queremos que nos entreguen los estudios y la socialización que han hecho. Hemos sido perjudicados con las obras realizadas por el proyecto tranvía. Deberían tratar de reactivar el comercio y no tomar estas decisiones que nos perjudican", puntualizó. 

Nicolas Aguirre, otro comerciante, aseguró que por parte de la Municipalidad no cuenta con los respaldos técnicos para determinar la necesidad de peatonalizar estas calles.

El grupo de comerciantes marcharon hasta la intersección de la calle Padre Aguirre y Presidente Córdova y por su cuenta abrieron el paso a que los vehículos giren hacia la calle Padre Aguirre. (I)