Bono Social Solidario se otorga en 4 entidades bancarias

Un monto de hasta 90.000 dólares podrán solicitar los interesados en acceder a un crédito para tener vivienda propia, a un plazo de 25 años y con un interés del 4.99 por ciento anual.

Mariana Pillco tiene dos hijos y sus ingresos económicos mensuales no son superiores a los 2.900 dólares, por lo que calificó para acceder a un crédito de vivienda propia. En Cuenca, cuatro instituciones bancarias ofrecen este tipo de créditos de bono social.

Banco del Pacífico, Banco del Pichincha, Mutualista Pichincha y Mutualista Azuay están en la lista de entidades crediticias que ofertan el Bono Social Solidario a un interés anual de 4.99 por ciento y hasta 25 años plazo.

“He buscado las mejores ofertas y quiero mi casa propia, por lo que me endeudé para adquirirla hasta un plazo en el que mis hijos tengan la mayoría de edad”, indicó Pillco.

El Bono Social Solidario se entrega luego de que el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, facilitó en diciembre de 2019 un crédito de 300’000.000 de dólares al Estado ecuatoriano y que fue destinado a alimentar el fideicomiso de la Corporación Financiera Nacional CFN, para el programa ‘Casa para Todos’.

Así lo dio a conocer Daniela Carrasco, coordinadora zonal 6 del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, MIDUVI, quien además explicó que en Cuenca hay cuatro planes de vivienda privados a los que se puede acceder con este bono.

Tendencia
El déficit de vivienda en Cuenca es de 45.000 casas, según datos de la Municipalidad y los cuencanos tienen preferencia de adquirir vivienda más que departamentos, según registros del Mercado Inmobiliario de Properati.

María Cristina García, presidenta de la Cámara de la Construcción, señala que la tendencia de adquirir casas y no departamentos se debe a la forma de vida y costumbres de los cuencanos que prefieren espacios amplios, pero considera que sería favorable que la ciudad crezca en altura porque esto permite condensar los servicios.

Con la entrada de nuevos actores de financiamiento la acogida de los usuarios para créditos de Vivienda de Interés Público, VIP, y Vivienda de Interés Social, VIS, es positiva, según Adrián Rodríguez, presidente de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces, ACBIR, del Azuay.

Indicó que se ampliarán las opciones para la familia al momento de calificarse como sujeto de crédito.

Cuenca es una ciudad con muy pocos proyectos en rangos entre 60.000 y 70.000 dólares que son los considerados VIP y VIS, asegura Rodríguez, “por lo que creemos que es posible canalizar la demanda y para ello es importante el incentivo municipal”.

En tanto, la Empresa Municipal de Vivienda tiene entre sus metas la reactivación del proyecto habitacional Rieles de Monay con una capacidad de 240 unidades habitacionales, además de la readecuación de la Casa Cordero, que según el gerente de la empresa, José Toral, está en proceso de contratación en el Portal de Compras Públicas con un valor aproximado de 1’500.000 dólares.

El objetivo es que esta casa, luego de su reconstrucción, preste soluciones habitacionales a familias que pertenecen a los grupos de atención prioritaria, ya sea mediante la oferta de minidepartamentos o arriendos a largo plazo con alquileres de bajo costo.

También cuenta con otros proyectos que pueden ser financiados a través de las entidades bancarias. (I)

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bono Social Solidario se otorga en 4 entidades bancarias

Un monto de hasta 90.000 dólares podrán solicitar los interesados en acceder a un crédito para tener vivienda propia, a un plazo de 25 años y con un interés del 4.99 por ciento anual.

Mariana Pillco tiene dos hijos y sus ingresos económicos mensuales no son superiores a los 2.900 dólares, por lo que calificó para acceder a un crédito de vivienda propia. En Cuenca, cuatro instituciones bancarias ofrecen este tipo de créditos de bono social.

Banco del Pacífico, Banco del Pichincha, Mutualista Pichincha y Mutualista Azuay están en la lista de entidades crediticias que ofertan el Bono Social Solidario a un interés anual de 4.99 por ciento y hasta 25 años plazo.

“He buscado las mejores ofertas y quiero mi casa propia, por lo que me endeudé para adquirirla hasta un plazo en el que mis hijos tengan la mayoría de edad”, indicó Pillco.

El Bono Social Solidario se entrega luego de que el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, facilitó en diciembre de 2019 un crédito de 300’000.000 de dólares al Estado ecuatoriano y que fue destinado a alimentar el fideicomiso de la Corporación Financiera Nacional CFN, para el programa ‘Casa para Todos’.

Así lo dio a conocer Daniela Carrasco, coordinadora zonal 6 del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, MIDUVI, quien además explicó que en Cuenca hay cuatro planes de vivienda privados a los que se puede acceder con este bono.

Tendencia
El déficit de vivienda en Cuenca es de 45.000 casas, según datos de la Municipalidad y los cuencanos tienen preferencia de adquirir vivienda más que departamentos, según registros del Mercado Inmobiliario de Properati.

María Cristina García, presidenta de la Cámara de la Construcción, señala que la tendencia de adquirir casas y no departamentos se debe a la forma de vida y costumbres de los cuencanos que prefieren espacios amplios, pero considera que sería favorable que la ciudad crezca en altura porque esto permite condensar los servicios.

Con la entrada de nuevos actores de financiamiento la acogida de los usuarios para créditos de Vivienda de Interés Público, VIP, y Vivienda de Interés Social, VIS, es positiva, según Adrián Rodríguez, presidente de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces, ACBIR, del Azuay.

Indicó que se ampliarán las opciones para la familia al momento de calificarse como sujeto de crédito.

Cuenca es una ciudad con muy pocos proyectos en rangos entre 60.000 y 70.000 dólares que son los considerados VIP y VIS, asegura Rodríguez, “por lo que creemos que es posible canalizar la demanda y para ello es importante el incentivo municipal”.

En tanto, la Empresa Municipal de Vivienda tiene entre sus metas la reactivación del proyecto habitacional Rieles de Monay con una capacidad de 240 unidades habitacionales, además de la readecuación de la Casa Cordero, que según el gerente de la empresa, José Toral, está en proceso de contratación en el Portal de Compras Públicas con un valor aproximado de 1’500.000 dólares.

El objetivo es que esta casa, luego de su reconstrucción, preste soluciones habitacionales a familias que pertenecen a los grupos de atención prioritaria, ya sea mediante la oferta de minidepartamentos o arriendos a largo plazo con alquileres de bajo costo.

También cuenta con otros proyectos que pueden ser financiados a través de las entidades bancarias. (I)

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.