Barrios se organizan para mejorar la seguridad

En el barrio Cantón Sígsig los moradores colocaron varios letreros para advertir a quienes hagan daño.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Los vecinos de varios sectores han establecido mecanismos para permanecer unidos y fortalecer espacios de solidaridad con el objetivo de evitar actos delictivos, además, reciben capacitaciones del Consejo de Seguridad Ciudadana y otras instituciones de seguridad.

Grupos de WhatsApp entre vecinos, brigadas barriales, eventos deportivos y culturales para aprovechar el espacio público, son algunas de las acciones que emprendidas por moradores de los barrios para enfrentar la inseguridad.

Uno de los barrios que ha integrado un sistema para fortalecer la unión es Simón Bolívar, su presidente Jorge Ríos cuenta que tienen un grupo de WhatsApp para informar a los vecinos de cualquier eventualidad.

Menciona que esta iniciativa nació debido a que en el barrio solo hay recorridos de una patrulla, por lo que los vecinos decidieron organizarse para informar a los policías de la Unidad de Policía Comunitaria Yanuncay en caso de emergencias.

Dice que el barrio es tranquilo y unido, sin embargo, en la avenida Ricardo Durán que conduce a la parroquia Baños, detectaron la presencia de arranchadores y roba carros, por lo que están atentos para evitar delincuencia en el barrio.

Otro barrio que se ha organizado para hacerle frente a la delincuencia es Cantón Sígsig. Los robos en las viviendas y hurtos en los vehículos eran comunes en el barrio, pero los habitantes se organizaron y ahora tienen una red comunal para combatir a los delincuentes.

Lo primero que hicieron fue instalar dos avisos que advierten acciones en contra de los delincuentes, después se reunieron con el Consejo de Seguridad Ciudadana, quienes les dieron un taller de seguridad.

“Todos los vecinos estamos en contacto, guardamos los números y, cuando vemos a alguien extraño, nos avisamos”, explica Mariana Duchi, moradora.

En cada casa también hay botones de emergencia que están conectados con la central de la policía. Cuando hay una emergencia, lo presionan y la policía llega enseguida.

Desde que tomaron estas medidas los habitantes aseguran que la delincuencia disminuyó. Además, están contentos porque reciben atención inmediata por parte de la policía que hace rondas preventivas.

Capacitación
Desarrollar una cultura de corresponsabilidad en seguridad integral es el objetivo de las capacitaciones en seguridad que promueve el Consejo de Seguridad Ciudadana.

Fernando Carpio, director del CSC, informó que fortalecer la unión en los barrios y capacitarlos en temas de seguridad es una de las principales estrategias para combatir actos delictivos.

Durante esta administración han capacitado a 600 personas en temas de seguridad, desde el 2014, cuando inició el proyecto, son 17.084.

Carpio considera que en algunos barrios se ha perdido la solidaridad, por lo que hace un llamado a los vecinos a conocerse entre sí y organizarse para contrarrestar actos delictivos.

Señala que los equipos tecnológicos como cámaras y alarmas no son efectivos si no existe una cultura de seguridad y solidaridad entre los vecinos.

Las capacitaciones del CSC duran seis semanas, en estas participan varias instituciones como facilitadoras de los temas. (I)

Barrios se organizan para mejorar la seguridad

En el barrio Cantón Sígsig los moradores colocaron varios letreros para advertir a quienes hagan daño.
FOTO: Miguel Arévalo EL TIEMPO

Los vecinos de varios sectores han establecido mecanismos para permanecer unidos y fortalecer espacios de solidaridad con el objetivo de evitar actos delictivos, además, reciben capacitaciones del Consejo de Seguridad Ciudadana y otras instituciones de seguridad.

Grupos de WhatsApp entre vecinos, brigadas barriales, eventos deportivos y culturales para aprovechar el espacio público, son algunas de las acciones que emprendidas por moradores de los barrios para enfrentar la inseguridad.

Uno de los barrios que ha integrado un sistema para fortalecer la unión es Simón Bolívar, su presidente Jorge Ríos cuenta que tienen un grupo de WhatsApp para informar a los vecinos de cualquier eventualidad.

Menciona que esta iniciativa nació debido a que en el barrio solo hay recorridos de una patrulla, por lo que los vecinos decidieron organizarse para informar a los policías de la Unidad de Policía Comunitaria Yanuncay en caso de emergencias.

Dice que el barrio es tranquilo y unido, sin embargo, en la avenida Ricardo Durán que conduce a la parroquia Baños, detectaron la presencia de arranchadores y roba carros, por lo que están atentos para evitar delincuencia en el barrio.

Otro barrio que se ha organizado para hacerle frente a la delincuencia es Cantón Sígsig. Los robos en las viviendas y hurtos en los vehículos eran comunes en el barrio, pero los habitantes se organizaron y ahora tienen una red comunal para combatir a los delincuentes.

Lo primero que hicieron fue instalar dos avisos que advierten acciones en contra de los delincuentes, después se reunieron con el Consejo de Seguridad Ciudadana, quienes les dieron un taller de seguridad.

“Todos los vecinos estamos en contacto, guardamos los números y, cuando vemos a alguien extraño, nos avisamos”, explica Mariana Duchi, moradora.

En cada casa también hay botones de emergencia que están conectados con la central de la policía. Cuando hay una emergencia, lo presionan y la policía llega enseguida.

Desde que tomaron estas medidas los habitantes aseguran que la delincuencia disminuyó. Además, están contentos porque reciben atención inmediata por parte de la policía que hace rondas preventivas.

Capacitación
Desarrollar una cultura de corresponsabilidad en seguridad integral es el objetivo de las capacitaciones en seguridad que promueve el Consejo de Seguridad Ciudadana.

Fernando Carpio, director del CSC, informó que fortalecer la unión en los barrios y capacitarlos en temas de seguridad es una de las principales estrategias para combatir actos delictivos.

Durante esta administración han capacitado a 600 personas en temas de seguridad, desde el 2014, cuando inició el proyecto, son 17.084.

Carpio considera que en algunos barrios se ha perdido la solidaridad, por lo que hace un llamado a los vecinos a conocerse entre sí y organizarse para contrarrestar actos delictivos.

Señala que los equipos tecnológicos como cámaras y alarmas no son efectivos si no existe una cultura de seguridad y solidaridad entre los vecinos.

Las capacitaciones del CSC duran seis semanas, en estas participan varias instituciones como facilitadoras de los temas. (I)