Segundo autotrasplante de riñón en Cuenca

En el hospital José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, se realizó la intervención a una paciente de 27 años. Es la única ciudad del país en la que se ha efectuado el proceso.
La cirugía de autotransplante tomó más de cinco horas y contó con un equipo de profesionales del hospital José Carrasco Arteaga del IESS.
FOTO: cortesìa

Un segundo autotransplante de riñón se practicó ayer en el hospital José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, a una paciente de 27 años. Es la única ciudad del país en la que se ha efectuado este tipo de intervención médica.

El procedimiento, que duró más de cinco horas, consistió en sacar el riñón izquierdo de la paciente vía laparoscópica, evitando una incisión, para luego colocarlo por vía abierta debajo del riñón derecho a través de una anastomosis vascular; es decir, la conexión de vasos, según explicaron los médicos.

El equipo de profesionales que desarrolló esta cirugía de alta complejidad estuvo conformado por urólogos, cirujanos generales, cirujanos vasculares, nefrólogos, anestesiólogos, médicos residentes, instrumentistas y enfermeras.

Esta técnica puede aplicarse a pacientes con problemas de circulación sanguínea deficiente, tumores difíciles, bloqueos del drenaje a la vesícula y, en algunos casos, de heridas graves por accidente, siempre y cuando no esté comprometido totalmente el riñón.

Por el momento, no se registran pacientes en lista para estas cirugías.

Trasplantes
Franklin Mora es el coordinador general de Trasplantes del hospital del IESS, el único organismo acreditado en las zonas 6 y 7 para realizar trasplantes.

El profesional informó que existen 26 pacientes en Azuay, Cañar y Morona Santiago que esperan por un riñón, y que para entrar en la lista se debe pasar por un protocolo en que el receptor tiene que ser evaluado por distintos médicos, un proceso que toma cuatro meses.

Marcia Moreno es una paciente que está en la lista de espera desde hace dos años. Cuenta que tiene insuficiencia renal y no conoce sobre el procedimiento de autotrasplante, aunque siente curiosidad por saber si aplica para su estado de salud. “Esta es una condición complicada. Mientras espero una solución estoy en tratamiento, un poco tedioso, pero necesario”, sostuvo.

Donantes
En este año también se retomó los transplantes de donantes vivos a un paciente de 23 años. Se convirtió en el primero en recibir un riñón de un donante vivo en el hospital. Su mamá, una mujer de 48 años, fue quien donó el órgano que le permitirá a su hijo recuperar su salud.

La operación consistió en extraer su riñón mediante una incisión, que evitó una cirugía abierta. Esto le aseguró una recuperación más rápida.

La donación desde un paciente cadavérico garantiza una supervivencia promedio de 12 años al receptor, pero al provenir de un paciente vivo se triplica. (I)

DATOS
>Cirugía. Cuenca es la única ciudad en la que se ha realizado este tipo de cirugía a nivel nacional.
>Trasplantes. Los pacientes deben entrar en la lista y pasar por un protocolo de evaluación médica.
>Donantes. En el hospital del IESS también se realizan cirugías con donantes vivos; en marzo de este año fue la primera.

DESTACADO
Una cirugía de este tipo tiene un costo aproximado de 25.000 a 30.000 dólares en el sector privado. En el IESS es gratuita.

LA CIFRA
26
pacientes en Azuay, Cañar y Morona Santiago esperan por un trasplante.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Segundo autotrasplante de riñón en Cuenca

La cirugía de autotransplante tomó más de cinco horas y contó con un equipo de profesionales del hospital José Carrasco Arteaga del IESS.
FOTO: cortesìa

Un segundo autotransplante de riñón se practicó ayer en el hospital José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, a una paciente de 27 años. Es la única ciudad del país en la que se ha efectuado este tipo de intervención médica.

El procedimiento, que duró más de cinco horas, consistió en sacar el riñón izquierdo de la paciente vía laparoscópica, evitando una incisión, para luego colocarlo por vía abierta debajo del riñón derecho a través de una anastomosis vascular; es decir, la conexión de vasos, según explicaron los médicos.

El equipo de profesionales que desarrolló esta cirugía de alta complejidad estuvo conformado por urólogos, cirujanos generales, cirujanos vasculares, nefrólogos, anestesiólogos, médicos residentes, instrumentistas y enfermeras.

Esta técnica puede aplicarse a pacientes con problemas de circulación sanguínea deficiente, tumores difíciles, bloqueos del drenaje a la vesícula y, en algunos casos, de heridas graves por accidente, siempre y cuando no esté comprometido totalmente el riñón.

Por el momento, no se registran pacientes en lista para estas cirugías.

Trasplantes
Franklin Mora es el coordinador general de Trasplantes del hospital del IESS, el único organismo acreditado en las zonas 6 y 7 para realizar trasplantes.

El profesional informó que existen 26 pacientes en Azuay, Cañar y Morona Santiago que esperan por un riñón, y que para entrar en la lista se debe pasar por un protocolo en que el receptor tiene que ser evaluado por distintos médicos, un proceso que toma cuatro meses.

Marcia Moreno es una paciente que está en la lista de espera desde hace dos años. Cuenta que tiene insuficiencia renal y no conoce sobre el procedimiento de autotrasplante, aunque siente curiosidad por saber si aplica para su estado de salud. “Esta es una condición complicada. Mientras espero una solución estoy en tratamiento, un poco tedioso, pero necesario”, sostuvo.

Donantes
En este año también se retomó los transplantes de donantes vivos a un paciente de 23 años. Se convirtió en el primero en recibir un riñón de un donante vivo en el hospital. Su mamá, una mujer de 48 años, fue quien donó el órgano que le permitirá a su hijo recuperar su salud.

La operación consistió en extraer su riñón mediante una incisión, que evitó una cirugía abierta. Esto le aseguró una recuperación más rápida.

La donación desde un paciente cadavérico garantiza una supervivencia promedio de 12 años al receptor, pero al provenir de un paciente vivo se triplica. (I)

DATOS
>Cirugía. Cuenca es la única ciudad en la que se ha realizado este tipo de cirugía a nivel nacional.
>Trasplantes. Los pacientes deben entrar en la lista y pasar por un protocolo de evaluación médica.
>Donantes. En el hospital del IESS también se realizan cirugías con donantes vivos; en marzo de este año fue la primera.

DESTACADO
Una cirugía de este tipo tiene un costo aproximado de 25.000 a 30.000 dólares en el sector privado. En el IESS es gratuita.

LA CIFRA
26
pacientes en Azuay, Cañar y Morona Santiago esperan por un trasplante.

Tania Párraga
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.