El arte del tatuaje redefine su cultura en Cuenca

FOTO: Miguel Arévalo / Diego Cáceres EL TIEMPO

Cinco estudios y sus propuestas cambiaron los estereotipos sobre el tatuaje. El realismo, el realismo mágico, la geometría, el ‘new school’ y las ilustraciones definen tendencias en la ciudad.

Para quienes estén dispuestos a plasmar en su piel gustos, recuerdos o frases, en la ciudad existen estudios de tatuajes que se caracterizan por su calidad artística basada en el estilo que cada uno de los tatuadores maneja y que ha hecho que esta actividad sea revalorizada y obtenga mayor aceptación.

Pero no siempre fue así. Años atrás los estudios eran considerados clandestinos y quienes tenían tatuajes eran mal vistos por aquellos que no compartían o entendían este arte. En esto coinciden los tatuadores Juan Espinoza, Holger Carrión, Paúl Galán, Jonathan Déleg y Jonathan Ochando quienes se dedican a esta práctica.

“Durante mucho tiempo el tatuaje se mantuvo rechazado dentro de la ciudad, se lo consideraba como algo rebelde y vinculado a la delincuencia e incluso considerado como algo satánico”, menciona Déleg, quien tatúa no solo en Cuenca, sino en otros cantones como Paute y Gualaceo donde tiene establecida una clientela.

Los artistas han logrado cambiar estos estereotipos y darle un significado más artístico al tatuaje a través de varios estilos como el realismo, el realismo mágico, la geometría, el ‘new school’ y las ilustraciones. Estudios como Topo Tatto, White Thrash Tattoo, INK Mortal Tattoo, Morlacos Tattoo y Zombite Tattoo Parlour han logrado redefinir la cultura del tatuaje incluyendo ambientes renovados y priorizando la seguridad y la limpieza. (I)

Mateo Martínes
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El arte del tatuaje redefine su cultura en Cuenca

FOTO: Miguel Arévalo / Diego Cáceres EL TIEMPO

Cinco estudios y sus propuestas cambiaron los estereotipos sobre el tatuaje. El realismo, el realismo mágico, la geometría, el ‘new school’ y las ilustraciones definen tendencias en la ciudad.

Para quienes estén dispuestos a plasmar en su piel gustos, recuerdos o frases, en la ciudad existen estudios de tatuajes que se caracterizan por su calidad artística basada en el estilo que cada uno de los tatuadores maneja y que ha hecho que esta actividad sea revalorizada y obtenga mayor aceptación.

Pero no siempre fue así. Años atrás los estudios eran considerados clandestinos y quienes tenían tatuajes eran mal vistos por aquellos que no compartían o entendían este arte. En esto coinciden los tatuadores Juan Espinoza, Holger Carrión, Paúl Galán, Jonathan Déleg y Jonathan Ochando quienes se dedican a esta práctica.

“Durante mucho tiempo el tatuaje se mantuvo rechazado dentro de la ciudad, se lo consideraba como algo rebelde y vinculado a la delincuencia e incluso considerado como algo satánico”, menciona Déleg, quien tatúa no solo en Cuenca, sino en otros cantones como Paute y Gualaceo donde tiene establecida una clientela.

Los artistas han logrado cambiar estos estereotipos y darle un significado más artístico al tatuaje a través de varios estilos como el realismo, el realismo mágico, la geometría, el ‘new school’ y las ilustraciones. Estudios como Topo Tatto, White Thrash Tattoo, INK Mortal Tattoo, Morlacos Tattoo y Zombite Tattoo Parlour han logrado redefinir la cultura del tatuaje incluyendo ambientes renovados y priorizando la seguridad y la limpieza. (I)

Mateo Martínes
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.