Norma sobre la revisión técnica sigue sin aprobarse

El Concejo Cantonal aprobó 81 artículos en dos sesiones, de los 86 que contiene la ordenanza. Además, está pendiente la discusión de las disposiciones transitorias; una de estas establece el plazo de 30 días para la firma del acuerdo entre transportistas y el Municipio para el alza del pasaje.

bajo el argumento de que la sesión del Concejo Cantonal superaba el tiempo establecido de debate de cuatro horas, ayer fue suspendida, por segunda ocasión, la discusión y aprobación de la ordenanza que norma la revisión técnica vehicular en el cantón.


Durante dos debates, el alcalde Marcelo Cabrera  y los concejales aprobaron 81 de 86 artículos que contiene el documento. Además, están pendientes las disposiciones transitorias, una de las cuales dará paso al alza del pasaje de 25 a 31 centavos. Los votos en contra corresponden a la concejala Narcisa Gordillo y a los tres ocupantes de la Silla Vacía.
No se estableció una nueva fecha para retomar la discusión de los artículos pendientes.


Contaminación
Los artículos 76 y 77 de la ordenanza, que norman los límites de contaminación emitida por las unidades de transporte, fueron aprobados en la sesión.
Establecen que los buses de hasta 18 meses de uso deben tener un cinco por ciento de opacidad, mientras que los que superen este tiempo, un máximo de 25 por ciento.
El gerente de la Empresa de Movilidad, EMOV, Adrián Castro, informó que estos porcentajes son menores a  la norma nacional, que es el 50 por ciento. Quito tiene el 30 por ciento.
Añadió que el control bajo estos parámetros regirá una vez que los transportistas firmen las 23 condiciones planteadas el año pasado, en las que se exige una renovación de los 475 buses urbanos.


Un estudio de plan de acción de reducción de huellas, impulsado por el Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, y la Agencia Francesa para el Desarrollo y Servicios Ambientales, reveló que  Cuenca tiene una huella de carbono del 80 por ciento en la zona urbana. De esta, un 55 por ciento es emitida por los autobuses.
El concejal Xavier Barrera señaló que, desde la Comisión Especial de Movilidad, tomaron la decisión de “no hablar de tecnología, sino de opacidad”, de ahí que los transportistas podrán optar por la marca que ellos consideren para el cambio de la flota vehicular en 21 meses. (I)