Agua y sol activan el turismo en Baños

Cuenca. Turistas locales y extranjeros llegaron ayer a los balnearios de la parroquia Baños para disfrutar del penúltimo día de Carnaval.
Las piscinas y los turcos, fueron los sitios aprovechados por las familias y turistas que llegaron a la parroquia Baños. Miguel Arévalo / EL TIEMPO.

“Yujuuuu, yujuuu... a la piscina, ¡agua!, ¡agua!”, grita Camila, una niña de tres años que junto a sus padres se acercaba a la boletería para pagar su ingreso.

Ella, al igual que la decena de niños y personas adultas decididos por aprovechar el sol y el agua, destinaron su jornada para pasarla en uno de los mayores atractivos del cantón Cuenca, que es Baños. Este sitio está ubicado a ocho kilómetros o a 15 minutos del centro histórico de la ciudad.  

 Familias

Paola Pinos y su familia llegaron en taxis a uno de los balnearios. Aseguró que luego de esperar varios minutos en la parada habitual de buses, decidieron optar por otro medio de transporte. 

Darwin Mogrovejo, junto a sus hijos y esposa, también esperaba en la fila de ingreso. “Desde ayer, mis hijos Mayte y Daniel estaban emocionados. Vestían sus trajes de baño y sus boyas y decían que ya quieren que sea mañana”, mencionó.

El gerente de alimentos y bebidas de uno de los balnearios, Marcelo Barros, manifestó que tanto en el área de hospedaje como de piscinas han llegado a cubrir la totalidad de la capacidad.

“Hemos tenido gran afluencia de turistas, además que, para esta fecha adecuamos nuevas instalaciones como la cafetería y las termas de agua fría y caliente, más la animación y música hacen de estos lugares ideales para atraer clientes”, señaló. 

 Jugos y comida típica

Los locales de comida tradicional como fritada, sancocho, empanadas, plátano maduro, así como los bares donde se ofrece los jugos de frutas, permanecen abiertos todo el día. Los visitantes que llegan o que salen de los balnearios son quienes optan por servirse un platillo o bebida.

“Nosotros no descansamos, atendemos de lunes a lunes y en fechas especiales como este feriado, incluso incrementamos el personal para una mejor atención a los clientes”, aseguró María Lituma, una de las vendedoras de un local.

Al ser una de las parroquias con mayor afluencia de turistas, las tiendas también se mantienen abiertas. (XTM) (I)

Agua y sol activan el turismo en Baños

Las piscinas y los turcos, fueron los sitios aprovechados por las familias y turistas que llegaron a la parroquia Baños. Miguel Arévalo / EL TIEMPO.

“Yujuuuu, yujuuu... a la piscina, ¡agua!, ¡agua!”, grita Camila, una niña de tres años que junto a sus padres se acercaba a la boletería para pagar su ingreso.

Ella, al igual que la decena de niños y personas adultas decididos por aprovechar el sol y el agua, destinaron su jornada para pasarla en uno de los mayores atractivos del cantón Cuenca, que es Baños. Este sitio está ubicado a ocho kilómetros o a 15 minutos del centro histórico de la ciudad.  

 Familias

Paola Pinos y su familia llegaron en taxis a uno de los balnearios. Aseguró que luego de esperar varios minutos en la parada habitual de buses, decidieron optar por otro medio de transporte. 

Darwin Mogrovejo, junto a sus hijos y esposa, también esperaba en la fila de ingreso. “Desde ayer, mis hijos Mayte y Daniel estaban emocionados. Vestían sus trajes de baño y sus boyas y decían que ya quieren que sea mañana”, mencionó.

El gerente de alimentos y bebidas de uno de los balnearios, Marcelo Barros, manifestó que tanto en el área de hospedaje como de piscinas han llegado a cubrir la totalidad de la capacidad.

“Hemos tenido gran afluencia de turistas, además que, para esta fecha adecuamos nuevas instalaciones como la cafetería y las termas de agua fría y caliente, más la animación y música hacen de estos lugares ideales para atraer clientes”, señaló. 

 Jugos y comida típica

Los locales de comida tradicional como fritada, sancocho, empanadas, plátano maduro, así como los bares donde se ofrece los jugos de frutas, permanecen abiertos todo el día. Los visitantes que llegan o que salen de los balnearios son quienes optan por servirse un platillo o bebida.

“Nosotros no descansamos, atendemos de lunes a lunes y en fechas especiales como este feriado, incluso incrementamos el personal para una mejor atención a los clientes”, aseguró María Lituma, una de las vendedoras de un local.

Al ser una de las parroquias con mayor afluencia de turistas, las tiendas también se mantienen abiertas. (XTM) (I)