1.500 galones de aceite usado se recolectan al día en Cuenca

El contacto de este producto con el suelo, el agua y el ser humano genera graves consecuencias con la naturaleza y la salud. Los desechos se originan en lubricadoras, mecánicas y vulcanizadoras. Reciclar el aceite vegetal forma parte de un proyecto que se ejecutará a corto plazo.
FOTO: EL TIEMPO

Cerca de 1.500 galones de aceite mineral usado se recogen diariamente de lubricadoras, mecánicas y vulcanizadoras. Al mes, esto representa unos 40.000 galones recolectados que reducen el riesgo de contaminación en la ciudad.

Para ello, dos tanqueros equipados con bombas neumáticas recorren todos los días la parte norte y sur de Cuenca. Este producto se traslada a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Ucubamba para su debido procedimiento.

Desde la puesta en marcha del proyecto de recolección de aceites usados en 1999, la Empresa Municipal de Alcantarillado y Agua Potable, ETAPA, ha firmado convenios con más de 1.200 instituciones.

Enrique Zamora es propietario de una de las lubricadoras que firmó una carta compromiso para la recolección del aceite. Indicó que conoce bien cuáles son las afecciones y la contaminación que puede generar solo una gota del producto desechado, tanto en el ser humano como en el medio ambiente.

Adquirió dos pequeños succionadores de aceites para retirarlos de los vehículos que llegan a su local para el cambio. El proceso es más fácil y seguro, dice.

Ahora tiene un proyecto para que los aceites usados se almacenen en una cisterna para que el tanquero lo succione desde allí. Al mes en su negocio, ubicado en el sector del barrio Fátima, recoge 1.000 galones.

De igual criterio es Rómulo Vera, quien desde hace 10 años tuvo la iniciativa de recolección del producto. Para él, el medio ambiente está primero, igual que la salud de su familia y clientes.

“Este programa es una ventaja para controlar los desperdicios y evitar la contaminación del agua, del aire y de la naturaleza”, sostuvo el propietario.

Él almacena el aceite usado en tanques proporcionados por la misma empresa y entrega alrededor de 800 galones al mes.

Según indicó Juan Carlos Castro, técnico del departamento de Licenciamiento Ambiental de ETAPA, el grado de contaminación de una sola gota de aceite proveniente del cambio de un vehículo, puede contaminar 1.000 litros de agua.

“Los elementos tóxicos que componen esta clase de lubricantes son cancerígenos y pueden causar daños genéticos, mutaciones, además de lesiones cerebrales y óseas”, sostuvo Castro con referencia a la salud del ser humano.

También indicó que los aceites arrojados al agua se propagan rápidamente y se los ve fácilmente, pues se nota como una película de un grosor de 0,2 a un milímetro. “La consecuencia no es sólo la película visible, sino el peligro permanente para la vida de aves y animales que utilizan estas aguas para su supervivencia”.

Agregó también que el aceite acumulado en el suelo representa un peligro para la vida micro-orgánica, es decir, que no permite la generación de bacterias y lombrices que también son parte de la fauna orgánica.

Manejo
Jorge Flores, ingeniero ambiental, manifestó que una de las medidas para la conservación del agua para consumo humano es el buen manejo de los lubricantes usados.

De acuerdo con el especialista, la contaminación con aceite es grave y muy nociva sobre el agua, pues contamina con compuestos de azufre, hidrocarburos polinucleares aromáticos, fósforo, además de residuos clorados y disolventes que atacan la salud.

Castro recomendó a quienes generen el desecho, que no lo vendan a personas que lo arrojan en las calles para disminuir el polvo o utilizarlos en hornos para ladrillos, pues esto provoca contaminación por los compuestos.

Omar Chicaiza, técnico ambiental de ETAPA, recordó que las personas que recolecten estos aceites pueden hacer una llamada al número 417555, único para este servicio. Además, el tanquero realizará el recorrido de recolección. (I)

LA CIFRA
1.000
galones de agua pueden contaminarse con una sola gota de aceite mineral usado.

Reciclar el aceite vegetal forma parte de un proyecto a corto plazo

A diario en las casas se desecha el aceite vegetal usado que va a parar a la cañería de la cocina o al inodoro del baño. De cualquiera de las dos formas, termina en los cursos de agua, con alto impacto ambiental y esto es negativo, aseguró Juan Carlos Castro, técnico del departamento de Licenciamiento Ambiental de ETAPA.

El funcionario refirió que está en proceso de implementación el proyecto de reciclaje de aceites vegetales usados, para lo cual, están buscando estrategias similares a las de recolección de aceites minerales.

Recomendó que es importante que el aceite esté conservado frío, en botellas plásticas cerradas de hasta 1,5 litros, limpias y secas. El aceite debe ser proveniente del consumo hogareño, de restaurantes o empresas de comida.

El aceite, al enfriarse, produce taponamientos en las cañerías cloacales.

Por otro lado, una vez que llega a los ríos, afecta a la flora y fauna, lo que hace aún más perjudicial, aseguró Castro. (I)

DATOS
-Compuestos. Los compuestos de cloro y plomo presentes en el aceite usado oscila del uno al 1,5 por ciento en peso y es tóxico para la salud.
-Contaminación. La quema de una lata de cinco litros de aceite usado emite gases que contaminan el aire que respira un adulto a lo largo de tres años.
-Cancerígenos. El compuesto cadmio del aceite usado tiene efectos cancerígenos sobre la próstata. Mientras que, el cromo sobre el pulmón.

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

1.500 galones de aceite usado se recolectan al día en Cuenca

FOTO: EL TIEMPO

Cerca de 1.500 galones de aceite mineral usado se recogen diariamente de lubricadoras, mecánicas y vulcanizadoras. Al mes, esto representa unos 40.000 galones recolectados que reducen el riesgo de contaminación en la ciudad.

Para ello, dos tanqueros equipados con bombas neumáticas recorren todos los días la parte norte y sur de Cuenca. Este producto se traslada a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Ucubamba para su debido procedimiento.

Desde la puesta en marcha del proyecto de recolección de aceites usados en 1999, la Empresa Municipal de Alcantarillado y Agua Potable, ETAPA, ha firmado convenios con más de 1.200 instituciones.

Enrique Zamora es propietario de una de las lubricadoras que firmó una carta compromiso para la recolección del aceite. Indicó que conoce bien cuáles son las afecciones y la contaminación que puede generar solo una gota del producto desechado, tanto en el ser humano como en el medio ambiente.

Adquirió dos pequeños succionadores de aceites para retirarlos de los vehículos que llegan a su local para el cambio. El proceso es más fácil y seguro, dice.

Ahora tiene un proyecto para que los aceites usados se almacenen en una cisterna para que el tanquero lo succione desde allí. Al mes en su negocio, ubicado en el sector del barrio Fátima, recoge 1.000 galones.

De igual criterio es Rómulo Vera, quien desde hace 10 años tuvo la iniciativa de recolección del producto. Para él, el medio ambiente está primero, igual que la salud de su familia y clientes.

“Este programa es una ventaja para controlar los desperdicios y evitar la contaminación del agua, del aire y de la naturaleza”, sostuvo el propietario.

Él almacena el aceite usado en tanques proporcionados por la misma empresa y entrega alrededor de 800 galones al mes.

Según indicó Juan Carlos Castro, técnico del departamento de Licenciamiento Ambiental de ETAPA, el grado de contaminación de una sola gota de aceite proveniente del cambio de un vehículo, puede contaminar 1.000 litros de agua.

“Los elementos tóxicos que componen esta clase de lubricantes son cancerígenos y pueden causar daños genéticos, mutaciones, además de lesiones cerebrales y óseas”, sostuvo Castro con referencia a la salud del ser humano.

También indicó que los aceites arrojados al agua se propagan rápidamente y se los ve fácilmente, pues se nota como una película de un grosor de 0,2 a un milímetro. “La consecuencia no es sólo la película visible, sino el peligro permanente para la vida de aves y animales que utilizan estas aguas para su supervivencia”.

Agregó también que el aceite acumulado en el suelo representa un peligro para la vida micro-orgánica, es decir, que no permite la generación de bacterias y lombrices que también son parte de la fauna orgánica.

Manejo
Jorge Flores, ingeniero ambiental, manifestó que una de las medidas para la conservación del agua para consumo humano es el buen manejo de los lubricantes usados.

De acuerdo con el especialista, la contaminación con aceite es grave y muy nociva sobre el agua, pues contamina con compuestos de azufre, hidrocarburos polinucleares aromáticos, fósforo, además de residuos clorados y disolventes que atacan la salud.

Castro recomendó a quienes generen el desecho, que no lo vendan a personas que lo arrojan en las calles para disminuir el polvo o utilizarlos en hornos para ladrillos, pues esto provoca contaminación por los compuestos.

Omar Chicaiza, técnico ambiental de ETAPA, recordó que las personas que recolecten estos aceites pueden hacer una llamada al número 417555, único para este servicio. Además, el tanquero realizará el recorrido de recolección. (I)

LA CIFRA
1.000
galones de agua pueden contaminarse con una sola gota de aceite mineral usado.

Reciclar el aceite vegetal forma parte de un proyecto a corto plazo

A diario en las casas se desecha el aceite vegetal usado que va a parar a la cañería de la cocina o al inodoro del baño. De cualquiera de las dos formas, termina en los cursos de agua, con alto impacto ambiental y esto es negativo, aseguró Juan Carlos Castro, técnico del departamento de Licenciamiento Ambiental de ETAPA.

El funcionario refirió que está en proceso de implementación el proyecto de reciclaje de aceites vegetales usados, para lo cual, están buscando estrategias similares a las de recolección de aceites minerales.

Recomendó que es importante que el aceite esté conservado frío, en botellas plásticas cerradas de hasta 1,5 litros, limpias y secas. El aceite debe ser proveniente del consumo hogareño, de restaurantes o empresas de comida.

El aceite, al enfriarse, produce taponamientos en las cañerías cloacales.

Por otro lado, una vez que llega a los ríos, afecta a la flora y fauna, lo que hace aún más perjudicial, aseguró Castro. (I)

DATOS
-Compuestos. Los compuestos de cloro y plomo presentes en el aceite usado oscila del uno al 1,5 por ciento en peso y es tóxico para la salud.
-Contaminación. La quema de una lata de cinco litros de aceite usado emite gases que contaminan el aire que respira un adulto a lo largo de tres años.
-Cancerígenos. El compuesto cadmio del aceite usado tiene efectos cancerígenos sobre la próstata. Mientras que, el cromo sobre el pulmón.

Sandra Altafulla
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.