Acciones cuencanas que aportan al combate del cambio climático

FOTO: EL TIEMPO

El colectivo ‘Cuenca por el Clima’ es una iniciativa ciudadana que ha logrado integrar a diversos actores del quehacer ecologista y ambientalista de Cuenca.

Ernesto Arbeláez, reconocido por su trabajo con las especies rescatadas a través del Zoológico Amaru, destacó que la coalición de diversos actores ‘es un éxito a favor del medio ambiente’.

Sostuvo que este colectivo se reunió con el objetivo de exigir que se establezca una agenda de trabajo, por parte de las autoridades, en temas de conservación. “No desmerecemos las acciones que han realizado los entes municipales, sin embargo son aisladas y no responden a un trabajo integrado que se pueda medir y que se mantenga en el tiempo”, dijo.

¿Cuáles son las acciones que han desarrollado?

Una de las principales acciones que ha ejecutado este nuevo colectivo es la declaratoria de la emergencia ambiental del cantón Cuenca. “Solicitamos a través de oficio al Concejo Cantonal de Cuenca que convoque a sesión para tratar este tema y declarar la emergencia”, dijo.

La solicitud no ha tenido respuesta hasta este viernes 27 de septiembre de 2019. Arbeláez recalcó que esperarán 15 días para tener una respuesta por parte del Concejo Cantonal.

En caso de no ser escuchados iniciarán el trabajo en mesas interinstitucionales e intersectoriales conformadas por la sociedad civil para desarrollar una hoja de ruta de trabajo y generar una agenda para dar paso a propuestas concretas.

Arbeláez hizo un llamado a la ciudadanía a sumarse a este proyecto y conocer más de las acciones que ejecutarán a través de las redes sociales del colectivo ‘Cuenca por el Clima’. La convocatoria está abierta para quienes se deseen sumar a esta iniciativa.

Acopio de aceites y pilas en Cuenca

Un total de 1.100 establecimientos generadores de aceites minerales son parte del programa de recolección de aceites y pilas que impulsa la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y saneamiento de Cuenca (ETAPA).

Juan Carlos Castro, administrador de calidad ambiental y contingencias de ETAPA, recordó que el programa de recolección de aceites funciona desde el año 1998 y que en este tiempo han logrado dividir en cinco zonas de recolección a Cuenca.

“En las mecánicas, centros de cambio de aceites y en la industria en general desechaban los aceites hacia las alcantarillas, en las vías y en otros lugares. Esto generaba una grave contaminación del agua y esto nos impulsó a generar este proyecto”, sostuvo.

Todos los aceites retirados son transportados en dos vehículos, de 1.500 y 1.200 galones de capacidad, hacia la planta de desechos peligrosos que funciona dentro de la planta de tratamiento de aguas residuales, en Ucubamba.

Castro informó que, mensualmente, llegan hasta la planta entre 28.000 y 30.000 galones de aceites minerales.

¿Cuál es el destino final de estos aceites minerales?

Una vez que los aceites han sido procesados, ETAPA comercializa esta materia prima con la industria cementera. Hasta mediados de 2019 mantenían un convenio con la empresa UNASEM, sin embargo, a la actualidad se encuentran en negociaciones con otra empresa.

“La industria cementera utiliza estos aceites para prender sus hornos y la ceniza que genera esta quema también es utilizada para procesar el cemento”, explicó Castro.

Recolección del aceite vegetal y pilas

ETAPA emprenderá desde noviembre de 2019 el proyecto de recolección de aceites vegetales producidos por los hogares cuencanos. Con los grandes generadores como restaurantes ya recolectan sus aceites desde 2017.

El nuevo proyecto incluye abrir cinco centros de acopio, en donde la ciudadanía deberá depositar lo recolectado en sus hogares. Los centros funcionarán en los establecimientos de ETAPA.

Cada cuatro meses, la empresa municipal envía hacia Holanda un total de 6.000 galones. En este país se reutiliza el aceite vegetal para la generación de biodiesel.

En cuanto a la recolección de pilas en desuso, ETAPA cuenta con 45 puntos de acopio que están distribuidos en todos los centros de la empresa y en las farmacias Farmasol, Fybeca y Pharmacys.

Las pilas que ya fueron procesadas en la planta de acopio ubicada en Ucubamba son confinadas en diferentes espacios: Un monumento en Ucubamba, en el Ecoparque Chaullayacu y en el Relleno Sanitario de Pichacay.

Actualmente construyen un nuevo punto de confinamiento en Ucubamba, el cual garantizará espacio para la recolección de pilas hasta el año 2040.

¿Qué daños ambientales provoca desechar estos aceites y las pilas sin los cuidados necesarios?

Los aceites minerales y vegetales causan daños casi similares si son desechados de forma directa en el medio ambiente.

1. Los aceites, al entrar en contacto con el agua, puede contaminar con gases tóxicos que tienen componente que provocan enfermedades como el cáncer.

2. Sin son arrojados a los canales de aguas residuales, los costos de tratamiento y purificación de estas son más elevados y demandan mayor tiempo de procesamiento.

3. Si los aceites vegetales son desechados en los sumideros crean bolas de grasa y taponan el sistema de conducción de aguas residuales.

4. Una sola pila puede contaminar un total de 6.000 litros de agua. (I)

Claudia Pazán
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acciones cuencanas que aportan al combate del cambio climático

FOTO: EL TIEMPO

El colectivo ‘Cuenca por el Clima’ es una iniciativa ciudadana que ha logrado integrar a diversos actores del quehacer ecologista y ambientalista de Cuenca.

Ernesto Arbeláez, reconocido por su trabajo con las especies rescatadas a través del Zoológico Amaru, destacó que la coalición de diversos actores ‘es un éxito a favor del medio ambiente’.

Sostuvo que este colectivo se reunió con el objetivo de exigir que se establezca una agenda de trabajo, por parte de las autoridades, en temas de conservación. “No desmerecemos las acciones que han realizado los entes municipales, sin embargo son aisladas y no responden a un trabajo integrado que se pueda medir y que se mantenga en el tiempo”, dijo.

¿Cuáles son las acciones que han desarrollado?

Una de las principales acciones que ha ejecutado este nuevo colectivo es la declaratoria de la emergencia ambiental del cantón Cuenca. “Solicitamos a través de oficio al Concejo Cantonal de Cuenca que convoque a sesión para tratar este tema y declarar la emergencia”, dijo.

La solicitud no ha tenido respuesta hasta este viernes 27 de septiembre de 2019. Arbeláez recalcó que esperarán 15 días para tener una respuesta por parte del Concejo Cantonal.

En caso de no ser escuchados iniciarán el trabajo en mesas interinstitucionales e intersectoriales conformadas por la sociedad civil para desarrollar una hoja de ruta de trabajo y generar una agenda para dar paso a propuestas concretas.

Arbeláez hizo un llamado a la ciudadanía a sumarse a este proyecto y conocer más de las acciones que ejecutarán a través de las redes sociales del colectivo ‘Cuenca por el Clima’. La convocatoria está abierta para quienes se deseen sumar a esta iniciativa.

Acopio de aceites y pilas en Cuenca

Un total de 1.100 establecimientos generadores de aceites minerales son parte del programa de recolección de aceites y pilas que impulsa la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y saneamiento de Cuenca (ETAPA).

Juan Carlos Castro, administrador de calidad ambiental y contingencias de ETAPA, recordó que el programa de recolección de aceites funciona desde el año 1998 y que en este tiempo han logrado dividir en cinco zonas de recolección a Cuenca.

“En las mecánicas, centros de cambio de aceites y en la industria en general desechaban los aceites hacia las alcantarillas, en las vías y en otros lugares. Esto generaba una grave contaminación del agua y esto nos impulsó a generar este proyecto”, sostuvo.

Todos los aceites retirados son transportados en dos vehículos, de 1.500 y 1.200 galones de capacidad, hacia la planta de desechos peligrosos que funciona dentro de la planta de tratamiento de aguas residuales, en Ucubamba.

Castro informó que, mensualmente, llegan hasta la planta entre 28.000 y 30.000 galones de aceites minerales.

¿Cuál es el destino final de estos aceites minerales?

Una vez que los aceites han sido procesados, ETAPA comercializa esta materia prima con la industria cementera. Hasta mediados de 2019 mantenían un convenio con la empresa UNASEM, sin embargo, a la actualidad se encuentran en negociaciones con otra empresa.

“La industria cementera utiliza estos aceites para prender sus hornos y la ceniza que genera esta quema también es utilizada para procesar el cemento”, explicó Castro.

Recolección del aceite vegetal y pilas

ETAPA emprenderá desde noviembre de 2019 el proyecto de recolección de aceites vegetales producidos por los hogares cuencanos. Con los grandes generadores como restaurantes ya recolectan sus aceites desde 2017.

El nuevo proyecto incluye abrir cinco centros de acopio, en donde la ciudadanía deberá depositar lo recolectado en sus hogares. Los centros funcionarán en los establecimientos de ETAPA.

Cada cuatro meses, la empresa municipal envía hacia Holanda un total de 6.000 galones. En este país se reutiliza el aceite vegetal para la generación de biodiesel.

En cuanto a la recolección de pilas en desuso, ETAPA cuenta con 45 puntos de acopio que están distribuidos en todos los centros de la empresa y en las farmacias Farmasol, Fybeca y Pharmacys.

Las pilas que ya fueron procesadas en la planta de acopio ubicada en Ucubamba son confinadas en diferentes espacios: Un monumento en Ucubamba, en el Ecoparque Chaullayacu y en el Relleno Sanitario de Pichacay.

Actualmente construyen un nuevo punto de confinamiento en Ucubamba, el cual garantizará espacio para la recolección de pilas hasta el año 2040.

¿Qué daños ambientales provoca desechar estos aceites y las pilas sin los cuidados necesarios?

Los aceites minerales y vegetales causan daños casi similares si son desechados de forma directa en el medio ambiente.

1. Los aceites, al entrar en contacto con el agua, puede contaminar con gases tóxicos que tienen componente que provocan enfermedades como el cáncer.

2. Sin son arrojados a los canales de aguas residuales, los costos de tratamiento y purificación de estas son más elevados y demandan mayor tiempo de procesamiento.

3. Si los aceites vegetales son desechados en los sumideros crean bolas de grasa y taponan el sistema de conducción de aguas residuales.

4. Una sola pila puede contaminar un total de 6.000 litros de agua. (I)

Claudia Pazán
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.