92 jóvenes con discapacidad desean llegar a la universidad

Los jóvenes esperaban afuera del laboratorio de cómputo de la Unidad Educativa Herlinda Toral para rendir el examen ‘Ser Bachiller’.

Un grupo de 92 jóvenes con discapacidad en Azuay abrió ayer el proceso de evaluación ‘Ser Bachiller’, ellos anhelan graduarse y postular a un cupo para estudiar la universidad.


Mabel, una de las estudiantes que rindió la prueba en la unidad educativa Herlinda Toral,  contó que se preparó varios meses para este examen, quiere graduarse y estudiar una carrera en la Universidad de Cuenca.


Cuenta que su discapacidad no ha sido una limitación para estudiar, al contrario, la motiva y quiere seguir aprendiendo.
En la Zona 6 fueron 176 jóvenes los que rindieron la prueba ayer, ellos tuvieron cuatro horas para responder las preguntas del examen, ahora, deben esperar cerca de un mes para conocer su calificación.


Algunos padres de familia también esperaban ansiosos en los exteriores de las instituciones educativas, fue el caso de Marlene Criollo, quien esperaba que su hijo saliera de la prueba, él tiene una discapacidad mental y  “sueña con seguir informática y le voy a apoyar siempre”. (I)


Hoy y mañana rendirán la prueba el grupo de no escolares. En Cuenca hay dos megasedes para este proceso.

92 jóvenes con discapacidad desean llegar a la universidad

Los jóvenes esperaban afuera del laboratorio de cómputo de la Unidad Educativa Herlinda Toral para rendir el examen ‘Ser Bachiller’.

Un grupo de 92 jóvenes con discapacidad en Azuay abrió ayer el proceso de evaluación ‘Ser Bachiller’, ellos anhelan graduarse y postular a un cupo para estudiar la universidad.


Mabel, una de las estudiantes que rindió la prueba en la unidad educativa Herlinda Toral,  contó que se preparó varios meses para este examen, quiere graduarse y estudiar una carrera en la Universidad de Cuenca.


Cuenta que su discapacidad no ha sido una limitación para estudiar, al contrario, la motiva y quiere seguir aprendiendo.
En la Zona 6 fueron 176 jóvenes los que rindieron la prueba ayer, ellos tuvieron cuatro horas para responder las preguntas del examen, ahora, deben esperar cerca de un mes para conocer su calificación.


Algunos padres de familia también esperaban ansiosos en los exteriores de las instituciones educativas, fue el caso de Marlene Criollo, quien esperaba que su hijo saliera de la prueba, él tiene una discapacidad mental y  “sueña con seguir informática y le voy a apoyar siempre”. (I)


Hoy y mañana rendirán la prueba el grupo de no escolares. En Cuenca hay dos megasedes para este proceso.