Megaparque del Agua, a la espera de resolución

El Megaparque del Agua, uno de los cinco proyectos propuestos por la Municipalidad que se construiría en la zona afectada por el deslizamiento de tierra Los Trigales Altos, se mantiene en análisis. Pese a que los estudios ya están listos, no hay definición para la ejecución.
En Los Trigales Altos se planteó la construcción de este megaparque, sin embargo se continúa a la espera de una resolución. Diego Cáceres El Tiempo

Según la Secretaría de Planificación del Municipio, este proyecto fue uno de los primeros en plantearse y, “cuando se intentó subir al portal de compras públicas, un ciudadano que dijo tener derecho sobre parte de esa propiedad se interpuso jurídicamente”, informó Pablo Abad, director de esta secretaría.


Aseguró que el proceso sigue en manos de los jueces correspondientes, a pesar de que con anterioridad se ratificó que el espacio es de propiedad municipal “y así constamos en los certificados municipales, por lo que se procedió a generar los estudios; se espera que en poco tiempo se obtenga la resolución judicial y se pueda construir este megaparque”, detalló Abad.
El funcionario señaló que este proyecto constaba en el POA 2015 y 2016, pero no se ha logrado ejecutar la obra desde entonces.


“Los recursos se van asignando a otros proyectos; recordemos que el gran parámetro se denomina Megaparques, como consta la partida presupuestaria y con cargo a esos recursos se han genera
En tanto, los habitantes y moradores del sector viven en incertidumbre, así lo indicó Lorgio Riera, quien reside en el lugar desde hace más de ocho años; “estamos a la espera de que nos den información de qué es lo que se pretende realizar en este lugar”, señaló.


Deslizamientos
En 2008, una serie de fisuras se presentaron en las viviendas de Los Trigales Altos, lo que puso en alerta a los moradores de la zona ante el desplome de sus casas.
Desde la Municipalidad, se ofrecieron soluciones habitacionales a los afectados y se determinó que la zona era inhabitable.


Pese a esto y a que en el lugar existe un peligro latente por el mal estado de edificaciones afectadas en su estructura, aún hay moradores que se niegan a salir o que han arrendado los inmuebles.
“Algunos de los moradores que habitamos en este sitio o sus alrededores no tenemos adónde ir, además nuestra solvencia económica es baja y no alcanza para pagar un arriendo más alto”, sostuvo Riera. (SAM) (I)

Cuenca. 

Megaparque del Agua, a la espera de resolución

En Los Trigales Altos se planteó la construcción de este megaparque, sin embargo se continúa a la espera de una resolución. Diego Cáceres El Tiempo

Según la Secretaría de Planificación del Municipio, este proyecto fue uno de los primeros en plantearse y, “cuando se intentó subir al portal de compras públicas, un ciudadano que dijo tener derecho sobre parte de esa propiedad se interpuso jurídicamente”, informó Pablo Abad, director de esta secretaría.


Aseguró que el proceso sigue en manos de los jueces correspondientes, a pesar de que con anterioridad se ratificó que el espacio es de propiedad municipal “y así constamos en los certificados municipales, por lo que se procedió a generar los estudios; se espera que en poco tiempo se obtenga la resolución judicial y se pueda construir este megaparque”, detalló Abad.
El funcionario señaló que este proyecto constaba en el POA 2015 y 2016, pero no se ha logrado ejecutar la obra desde entonces.


“Los recursos se van asignando a otros proyectos; recordemos que el gran parámetro se denomina Megaparques, como consta la partida presupuestaria y con cargo a esos recursos se han genera
En tanto, los habitantes y moradores del sector viven en incertidumbre, así lo indicó Lorgio Riera, quien reside en el lugar desde hace más de ocho años; “estamos a la espera de que nos den información de qué es lo que se pretende realizar en este lugar”, señaló.


Deslizamientos
En 2008, una serie de fisuras se presentaron en las viviendas de Los Trigales Altos, lo que puso en alerta a los moradores de la zona ante el desplome de sus casas.
Desde la Municipalidad, se ofrecieron soluciones habitacionales a los afectados y se determinó que la zona era inhabitable.


Pese a esto y a que en el lugar existe un peligro latente por el mal estado de edificaciones afectadas en su estructura, aún hay moradores que se niegan a salir o que han arrendado los inmuebles.
“Algunos de los moradores que habitamos en este sitio o sus alrededores no tenemos adónde ir, además nuestra solvencia económica es baja y no alcanza para pagar un arriendo más alto”, sostuvo Riera. (SAM) (I)

Cuenca.