Derechos e igualdad, lucha diaria de mujeres

'Ni una menos, vivas nos queremos', 'Ya basta', ‘¿Por qué nos asesinan?', entre otros gritos se escucharon durante la huelga feminista en la que la inmensa mayoría mujeres se concentraron por el fin de la violencia de género, los femicidios y la discriminación hacia la mujer; así como la lucha por iguales tareas, igual salario y reconocimiento de las labores hogareñas como un trabajo, entre otras demandas.
Las mujeres paralizaron la ciudad para que se visibilice lo que pasa cuando ellas faltan. Miguel Arévalo I EL TIEMPO

El sonido de las batucadas, los letreros con datos y peticiones que portaban las asistentes, tenían un tono reivindicativo y festivo, sin banderas, pero con un mismo ideal: la equidad de género.

“Estoy aquí porque la mujer sigue siendo muy discriminada en todos los ámbitos y quieren silenciarlas y por eso venimos a hacer ruido para reclamar el lugar que nos corresponde y nuestros derechos”, indicó Priscila Mora, una de las mujeres que participó de esta actividad.


Le acompañaba Carla Carchipulla, estudiante de Derecho. “Vinimos a hacer notar nuestra presencia y para reivindicar nuestros derechos. Aunque es una lucha diaria. La huelga pretende que se visibilice lo que falta cuando nosotras paramos”, explicó.

Brechas
Para María Cecilia Alvarado, prefecta (e), es el momento de llamar la atención ante las brechas que siguen existiendo y la inequidad entre hombres y mujeres.
“Fuimos las mujeres que, con una lucha histórica, constante, sin tregua ni descanso, conquistamos la posibilidad de poder trabajar; pero, cuando se conquistó el trabajo, no pensamos que sería una nueva batalla que, desde hace cientos de años y hasta ahora, no se consigue un salario justo”, expresó.


Asegura además que “las mujeres hemos llegado a las universidades, estamos en todos los espacios, pero a la hora de conseguir trabajo, es una condición oculta para que se considere más el talento que pueden tener los hombres a pesar de que la mujer pueda tener una carpeta más cualificada, y mejores calificaciones”, dijo.

Conquista
La tarea sigue estando entera, no parará la lucha, “cada vez vamos conquistando más espacios, hoy es un día de reivindicación por los derechos de las mujeres”, expuso Nidia Soliz, coordinadora del Cabildo de Mujeres que agrupa a varias organizaciones de mujeres.


Paola Flores, concejala de Cuenca, coincide en que la lucha se enfoca en la seguridad de la mujer, en el ámbito del transporte; el acoso es una forma de violencia, por lo que, dentro del plan cantonal, se implementaron estrategias para la construcción de una sociedad libre de violencia.


“Sin el trabajo diario de las mujeres, sin sus ideales de un lugar mejor para vivir y su empoderamiento de las causas sociales, hoy no tendríamos un motivo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y en memoria de quienes fueron victimas de violencia”, argumentó.


Mariana Vega es una cuidadora de persona con discapacidad. Tenaz y paciente, sabe que las necesidades de las mujeres con discapacidad no son contempladas y menos desde una perspectiva de género, por lo que indicó que “queremos las mismas posibilidades, ser consideradas por nuestras capacidades, poder acceder a los mismos puestos de responsabilidad bajo los mismos criterios, y queremos cobrar lo mismo por el mismo trabajo”, señaló.
Ruth Cordero, directora distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social, sostuvo que debe existir el compromiso de todas las mujeres y de la sociedad para promover y proteger los derechos desde la niñez, de modo que cada niña y cada mujer pueda vivir libre de violencia. (SAM) (I)

Cuenca.