Universitarios van a las finales del Hult Prize

El emprendimiento social tiene un premio a escala global. Se trata del Hult Prize, una iniciativa de Hult Prize Foundation, en la cual, proyectos de emprendimiento de la Universidad de Cuenca participarán a escala internacional en las finales de este concurso.
Los estudiantes se han preparado para cumplir con este reto a nivel internacional, los ganadores tendrán premios económicos. EL TIEMPO

Cada año, la fundación establece un reto para estudiantes universitarios de todo el mundo quienes compiten por ganar un millón de dólares como capital semilla para su proyecto.
La fundación seleccionó a 12 universidades ecuatorianas para liderar el concurso en el país. Allí están, entre otras, la Universidad de Cuenca, Yachay Tech, la Universidad San Francisco de Quito, la Universidad Internacional del Ecuador, la Universidad Central del Ecuador, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, la Escuela Politécnica de Chimborazo y la Escuela Politécnica del Litoral.


Hult Prize es una aceleradora de emprendimientos sociales que agrupa a estudiantes universitarios de todo el mundo, para encontrar soluciones a los problemas más importantes que enfrenta la humanidad.
Los equipos ganadores se hicieron acreedores a un cupo para participar en las finales regionales de Hult Prize a nivel mundial, que se cumplirán el 11 y 12 de marzo próximos, en cinco ciudades: Boston, San Francisco, Dubái, Shanghái y Londres.
El equipo ganador del concurso ganará un millón de dólares en capital semilla, para hacer de su idea una realidad.


Francisco Abad es uno de los promotores de este reconocimiento para emprendedores. Él asegura que Ecuador tiene mucho potencial para mostrar sus emprendimientos de corte social. “Con la primera edición que se cumplió en Yachay nos dimos cuenta que las ganas de solucionar problemas globales, más la motivación del millón de dólares sirven para que la gente quiera emprender”.

Proyecto
Omar Castillo, estudiante del cuarto ciclo de Ingeniería Comercial de la Universidad de Cuenca y miembro del emprendimiento social denominado MIX MEET, cuyo objetivo es reducir la demanda mundial de carne a través de un producto alimenticio que busca generar impacto positivo en los productores y en los consumidores.


“Apuntamos con este emprendimiento tener un 50 por ciento de proteína vegetal y el restante de proteína cárnica porque ambos son esenciales para un óptimo crecimiento y desarrollo de las personas”, expuso.
Preocupados por la contaminación en el planeta, los estudiantes que realizan este emprendimiento indicaron que según los datos estadísticos que se posee en cuanto a las emisiones provocadas por el gas metano es por la ganadería y la crianza en un 18 por ciento sobrepasa la industria cárnica a la industria vehícular que posee un 15 por ciento.


“Esta es nuestra mayor preocupación, por lo que decidimos crear un proyecto para mediar esta situación”, sugirió Castillo.
María Soledad Escandón, docente de Economía de la Universidad de Cuenca, detalló que este proyecto representa la responsabilidad social a la que está atada la comunidad universitaria.
“Todo estudiante tiene capacidad de emprender, por lo que, dentro del programa, se generan ideas de empresas y se consolidan equipos multidisciplinarios; es decir, entre ellos existe una unión de acuerdo a las facultades y capacidades que requieran los proyectos”, aseguró.
El equipo que participará en las finales tiene la seguridad de que desempeñará un buen papel. (SAM) (I)

Cuenca. 

Universitarios van a las finales del Hult Prize

Los estudiantes se han preparado para cumplir con este reto a nivel internacional, los ganadores tendrán premios económicos. EL TIEMPO

Cada año, la fundación establece un reto para estudiantes universitarios de todo el mundo quienes compiten por ganar un millón de dólares como capital semilla para su proyecto.
La fundación seleccionó a 12 universidades ecuatorianas para liderar el concurso en el país. Allí están, entre otras, la Universidad de Cuenca, Yachay Tech, la Universidad San Francisco de Quito, la Universidad Internacional del Ecuador, la Universidad Central del Ecuador, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, la Escuela Politécnica de Chimborazo y la Escuela Politécnica del Litoral.


Hult Prize es una aceleradora de emprendimientos sociales que agrupa a estudiantes universitarios de todo el mundo, para encontrar soluciones a los problemas más importantes que enfrenta la humanidad.
Los equipos ganadores se hicieron acreedores a un cupo para participar en las finales regionales de Hult Prize a nivel mundial, que se cumplirán el 11 y 12 de marzo próximos, en cinco ciudades: Boston, San Francisco, Dubái, Shanghái y Londres.
El equipo ganador del concurso ganará un millón de dólares en capital semilla, para hacer de su idea una realidad.


Francisco Abad es uno de los promotores de este reconocimiento para emprendedores. Él asegura que Ecuador tiene mucho potencial para mostrar sus emprendimientos de corte social. “Con la primera edición que se cumplió en Yachay nos dimos cuenta que las ganas de solucionar problemas globales, más la motivación del millón de dólares sirven para que la gente quiera emprender”.

Proyecto
Omar Castillo, estudiante del cuarto ciclo de Ingeniería Comercial de la Universidad de Cuenca y miembro del emprendimiento social denominado MIX MEET, cuyo objetivo es reducir la demanda mundial de carne a través de un producto alimenticio que busca generar impacto positivo en los productores y en los consumidores.


“Apuntamos con este emprendimiento tener un 50 por ciento de proteína vegetal y el restante de proteína cárnica porque ambos son esenciales para un óptimo crecimiento y desarrollo de las personas”, expuso.
Preocupados por la contaminación en el planeta, los estudiantes que realizan este emprendimiento indicaron que según los datos estadísticos que se posee en cuanto a las emisiones provocadas por el gas metano es por la ganadería y la crianza en un 18 por ciento sobrepasa la industria cárnica a la industria vehícular que posee un 15 por ciento.


“Esta es nuestra mayor preocupación, por lo que decidimos crear un proyecto para mediar esta situación”, sugirió Castillo.
María Soledad Escandón, docente de Economía de la Universidad de Cuenca, detalló que este proyecto representa la responsabilidad social a la que está atada la comunidad universitaria.
“Todo estudiante tiene capacidad de emprender, por lo que, dentro del programa, se generan ideas de empresas y se consolidan equipos multidisciplinarios; es decir, entre ellos existe una unión de acuerdo a las facultades y capacidades que requieran los proyectos”, aseguró.
El equipo que participará en las finales tiene la seguridad de que desempeñará un buen papel. (SAM) (I)

Cuenca.