Simpatizantes reciben a Correa en Cuenca

Cientos de personas se concentraron en la sede de Alianza PAIS en Cuenca para recibir al expresidente Rafael Correa, quien arribó al Ecuador el pasado sábado para participar en la VII Convención Nacional, convocada por una facción del movimiento, para el 3 de diciembre en Esmeraldas.

Desde una tarima, Correa se dirigió a sus simpatizantes: “Qué gusto estar en Cuenca, estar en mi patria, no es fácil vivir fuera del país, pero uno tiene obligaciones familiares (…) Me había comprometido a unir nuevamente a la familia y darles tranquilidad e ir a vivir a Bélgica y me fui agradecido con mi pueblo. Ganamos mayoría absoluta en la Asamblea, ganamos la Presidencia de la República y qué pesadilla que estamos viviendo ahora”, manifestó el expresidente.


Tras dirigirse a sus seguidores el exmandatario participó en una rueda de prensa en la que no descartó reunirse con el presidente Lenín Moreno.

“No he tenido en absoluto planificado en reunirme con Lenín Moreno. No tenemos ningún contacto (…) si hubiese algún contacto habría que evaluarlo. Estoy dispuesto a reunirme hasta con el mismo diablo por mi patria”, añadió el exgobernante, pero remarcó que esa posibilidad solo podría concretarse "en función de objetivos, no el diálogo por el diálogo, en función del país".


Sobre el tema de la consulta popular, el exmandatario manifestó que la pregunta 2, sobre la reelección, y la 3, sobre la eliminación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS, representan “regresión de derechos”.

“Si pasan (en la Corte Constitucional) nosotros trataríamos de llegar a la Asamblea Constituyente ”, indicó Correa.

“No estoy contra la consulta popular, ni contra las preguntas, es contra la burla, porque hay preguntas de enganche para ocultar la regresión de derechos”, aseveró.

eltiempo.com.ec