Premio Eugenio Espejo se engalana con literatura cuencana

“Le tengo mucho respeto a este premio”, dijo el escritor cuencano Jorge Dávila Vázquez, tras conocer que sobre él recayó este año el Premio Nacional Eugenio Espejo en la categoría de creaciones, realizaciones o actividades literarias.
El escritor Jorge Dávila Vázquez recibe hoy el Premio. EL TIEMPO

La alegría del escritor era notoria durante una conversación vía telefónica que sostuvo con este Diario, pues inmediatamente de conocida la resolución partió hacia Quito para el acto oficial de entrega del galardón.

“Se dañó el carro en Riobamba y esperamos una grúa”, contó sobre su viaje de ayer sin que pareciera un inconveniente para él y agregó que fue Juan Cordero Íñiguez, cronista vitalicio de Cuenca, quien propuso a Dávila para el premio en la rama literaria.

El escritor dedica este premio a su esposa, hijos, nietos y a Cuenca. Espera reflejar el reconocimiento, comprometiéndose a continuar con la obra cultural.

La noticia la conoció a inicios de semana, sin embargo, ayer que se hizo oficial a través de la difusión del decreto ejecutivo No. 1137, firmado por el presidente Rafael Correa.

La selección de este año tuvo un antecedente histórico especial, pues era la primera vez, desde 1975, año de creación del premio, que los postulantes, en su mayoría, fueron propuestos desde la ciudadanía.

 Trayectoria

Con una trayectoria cultural que supera los 40 años, Dávila se ha dedicado a actividades como escritor, narrador, poeta, dramaturgo, catedrático universitario, crítico literario y de arte. 

Colabora con revistas nacionales y extranjeras. Su obra consta en antologías nacionales e internacionales, con textos traducidos al francés, inglés, alemán, portugués, italiano y hebreo.

Como docente trabajó en los colegios Manuel J. Calle y Rosa de Jesús Cordero; en las universidades de Cuenca, PUCE sede Cuenca, del Azuay, Andina y del Pacífico.

Se hizo acreedor al premio Aurelio Espinosa Pólit por la novela María Joaquina en la vida y en la muerte, en 1976, y el libro de cuentos Este mundo es el camino, en 1980. También ha ganado premios de la Casa de la Cultura.

 Obra

Jorge Dávila tiene a su haber obras como De rumores y sombras, Cuentos breves y fantásticos, Acerca de los ángeles, César Dávila Andrade, combate poético y suicidio, Piripipao, Río de la memoria, La luz en el abismo, entre otras.

Entre sus últimas creaciones constan Minimalia, cien historias cortas, de 2005, y La noche maravillosa, antología personal, de 2006, Árbol aéreo, de 2008, y La diminuta voz, de 2013.

 Otros azuayos

Además de Dávila, ya han recibido el Premio Nacional Eugenio Espejo otros azuayos: el escritor e historiador fray José María Vargas, nacido en Chordeleg, recibió este reconocimiento en 1984 en la categoría de actividad cultural; el historiador, escritor, profesor y filósofo Gabriel Cevallos García en 1988 en actividad literaria; al arquitecto, arqueólogo y museólogo Hernán Crespo Toral en 1991 en actividad cultural; el poeta Efraín Jara Idrovo en 1999 en actividad literaria; y el escritor Jaime Galarza Zavala en 2007 en actividad cultural. (FCS) (F) 

 Tres categorías 

Además de Jorge Dávila, también recibirán el premio Beatriz Parra Durango en la categoría de creaciones, realizaciones o actividades a favor de la cultura o de las artes, y Manuel Cruz Padilla, quien alcanzó el premio por sus aportes en actividades científicas.

El decreto ejecutivo que le otorga a Jorge Dávila el reconocimiento, detalla que, para las tres categorías, consistirá en una medalla, un diploma, 10.000 dólares, y una pensión vitalicia mensual correspondiente a cinco salarios básicos unificados.

Las condecoraciones serán impuestas a los tres ganadores esta mañana en el Salón Amarillo del palacio de Carondelet. (F) 

 Creación

El Premio Nacional Eugenio Espejo, creado el 6 de agosto de 1975, ha entregado 94 condecoraciones, a 84 personas y a 10 instituciones sobresalientes. Al principio se entregó cada dos años, luego cambió a premiaciones anuales y durante algunos periodos volvió a ser bianual. Desde el 2006 se entrega cada año, pero en el 2013 y 2014 no se entregó.

En 2015 se retomó el galardón y para el 2016, con el fin de promover la participación ciudadana, el Consejo Nacional de Cultura, CNC, facultó a la ciudadanía la opción de presentar candidaturas de personas jurídicas de derecho privado o público, que se consideren merecedoras del premio. Como respuesta a este proceso se inscribieron 24 personas. (F) 

 Cuenca. 

Premio Eugenio Espejo se engalana con literatura cuencana

El escritor Jorge Dávila Vázquez recibe hoy el Premio. EL TIEMPO

La alegría del escritor era notoria durante una conversación vía telefónica que sostuvo con este Diario, pues inmediatamente de conocida la resolución partió hacia Quito para el acto oficial de entrega del galardón.

“Se dañó el carro en Riobamba y esperamos una grúa”, contó sobre su viaje de ayer sin que pareciera un inconveniente para él y agregó que fue Juan Cordero Íñiguez, cronista vitalicio de Cuenca, quien propuso a Dávila para el premio en la rama literaria.

El escritor dedica este premio a su esposa, hijos, nietos y a Cuenca. Espera reflejar el reconocimiento, comprometiéndose a continuar con la obra cultural.

La noticia la conoció a inicios de semana, sin embargo, ayer que se hizo oficial a través de la difusión del decreto ejecutivo No. 1137, firmado por el presidente Rafael Correa.

La selección de este año tuvo un antecedente histórico especial, pues era la primera vez, desde 1975, año de creación del premio, que los postulantes, en su mayoría, fueron propuestos desde la ciudadanía.

 Trayectoria

Con una trayectoria cultural que supera los 40 años, Dávila se ha dedicado a actividades como escritor, narrador, poeta, dramaturgo, catedrático universitario, crítico literario y de arte. 

Colabora con revistas nacionales y extranjeras. Su obra consta en antologías nacionales e internacionales, con textos traducidos al francés, inglés, alemán, portugués, italiano y hebreo.

Como docente trabajó en los colegios Manuel J. Calle y Rosa de Jesús Cordero; en las universidades de Cuenca, PUCE sede Cuenca, del Azuay, Andina y del Pacífico.

Se hizo acreedor al premio Aurelio Espinosa Pólit por la novela María Joaquina en la vida y en la muerte, en 1976, y el libro de cuentos Este mundo es el camino, en 1980. También ha ganado premios de la Casa de la Cultura.

 Obra

Jorge Dávila tiene a su haber obras como De rumores y sombras, Cuentos breves y fantásticos, Acerca de los ángeles, César Dávila Andrade, combate poético y suicidio, Piripipao, Río de la memoria, La luz en el abismo, entre otras.

Entre sus últimas creaciones constan Minimalia, cien historias cortas, de 2005, y La noche maravillosa, antología personal, de 2006, Árbol aéreo, de 2008, y La diminuta voz, de 2013.

 Otros azuayos

Además de Dávila, ya han recibido el Premio Nacional Eugenio Espejo otros azuayos: el escritor e historiador fray José María Vargas, nacido en Chordeleg, recibió este reconocimiento en 1984 en la categoría de actividad cultural; el historiador, escritor, profesor y filósofo Gabriel Cevallos García en 1988 en actividad literaria; al arquitecto, arqueólogo y museólogo Hernán Crespo Toral en 1991 en actividad cultural; el poeta Efraín Jara Idrovo en 1999 en actividad literaria; y el escritor Jaime Galarza Zavala en 2007 en actividad cultural. (FCS) (F) 

 Tres categorías 

Además de Jorge Dávila, también recibirán el premio Beatriz Parra Durango en la categoría de creaciones, realizaciones o actividades a favor de la cultura o de las artes, y Manuel Cruz Padilla, quien alcanzó el premio por sus aportes en actividades científicas.

El decreto ejecutivo que le otorga a Jorge Dávila el reconocimiento, detalla que, para las tres categorías, consistirá en una medalla, un diploma, 10.000 dólares, y una pensión vitalicia mensual correspondiente a cinco salarios básicos unificados.

Las condecoraciones serán impuestas a los tres ganadores esta mañana en el Salón Amarillo del palacio de Carondelet. (F) 

 Creación

El Premio Nacional Eugenio Espejo, creado el 6 de agosto de 1975, ha entregado 94 condecoraciones, a 84 personas y a 10 instituciones sobresalientes. Al principio se entregó cada dos años, luego cambió a premiaciones anuales y durante algunos periodos volvió a ser bianual. Desde el 2006 se entrega cada año, pero en el 2013 y 2014 no se entregó.

En 2015 se retomó el galardón y para el 2016, con el fin de promover la participación ciudadana, el Consejo Nacional de Cultura, CNC, facultó a la ciudadanía la opción de presentar candidaturas de personas jurídicas de derecho privado o público, que se consideren merecedoras del premio. Como respuesta a este proceso se inscribieron 24 personas. (F) 

 Cuenca.