El mercado inmobiliario ofrece nuevas alternativas

El mercado inmobiliario ha registrado en los últimos meses una disminución en los precios de viviendas, uno de los sectores que ha sentido en poco los efectos de la crisis económica y las salvaguardias propuestas por el Gobierno.
Viviendas en sectores rurales son la alternativa económica para los cuencanos. Franklin Minchala I EL TIEMPO



Esta disminución también responde al interés de los cuencanos por adquirir viviendas en sectores periféricos de la ciudad, un poco alejados del ruido de la urbe.  Uno de estos casos es el de Gabriel Idrovo, quien junto a su esposa, busca varias alternativas en diferentes puntos.


Ochoa León, Mayancela, Challuabamba, Ricaurte, son algunos de los lugares donde buscamos una vivienda, principalmente porque sus precios no son muy altos, adicionalmente están lejos del ruido de la ciudad", comentó Idrovo.


Según Idrovo, este año el valor de las casas ha disminuido en comparación al año anterior. 
"Llevamos unos cinco meses buscando una casa, aún no compramos porque existe una tendencia a la baja, esperamos que en las próximas semanas se concreten unas ofertas que hicimos en una urbanización en el sector de San Miguel, Ricaurte", agregó. 
 
 Expansión
La expansión de la ciudad se ha convertido también un elemento que coadyuva a los precios elevados en materia inmobiliaria. Para Felipe Paredes, gerente de Mandato Paredes, la poca cantidad de lotes sin construcción en zonas urbanas dispara los precios y obliga a la ciudadanía a buscar nuevas alternativas en zonas rurales.


"Actualmente los precios se están sincerando ya que Cuenca al ser un mercado especulativo, dispara los precios y eso conlleva a una inflación desmesurada" acotó.


Para Paredes, la demanda inmobiliaria en la ciudad no se ha reducido a pesar de que las entidades bancarias han limitado su oferta crediticia, "no se ha sentido un bajón, dentro de nuestros índices no encontramos una reducción en ventas" afirmó.

 Preferencia

Debido a los altos precios de inmuebles ubicados en zonas urbanas comerciales y centrales, la ciudadanía ha optado por adquirir viviendas en zonas rurales lo que reduce notablemente su valor generando de esta forma nuevos sectores residenciales.


"Antiguamente los sectores que rodeaban Cuenca eran considerados como pueblos, hoy en día se han convertido en barrios" dijo Paredes. Esta preferencia por nuevos sectores para vivir genera la expansión de la ciudad que deberá ser controlada por el municipio para lograr un crecimiento ordenado. (RET) (I)

Cuenca.
 

El mercado inmobiliario ofrece nuevas alternativas

Viviendas en sectores rurales son la alternativa económica para los cuencanos. Franklin Minchala I EL TIEMPO



Esta disminución también responde al interés de los cuencanos por adquirir viviendas en sectores periféricos de la ciudad, un poco alejados del ruido de la urbe.  Uno de estos casos es el de Gabriel Idrovo, quien junto a su esposa, busca varias alternativas en diferentes puntos.


Ochoa León, Mayancela, Challuabamba, Ricaurte, son algunos de los lugares donde buscamos una vivienda, principalmente porque sus precios no son muy altos, adicionalmente están lejos del ruido de la ciudad", comentó Idrovo.


Según Idrovo, este año el valor de las casas ha disminuido en comparación al año anterior. 
"Llevamos unos cinco meses buscando una casa, aún no compramos porque existe una tendencia a la baja, esperamos que en las próximas semanas se concreten unas ofertas que hicimos en una urbanización en el sector de San Miguel, Ricaurte", agregó. 
 
 Expansión
La expansión de la ciudad se ha convertido también un elemento que coadyuva a los precios elevados en materia inmobiliaria. Para Felipe Paredes, gerente de Mandato Paredes, la poca cantidad de lotes sin construcción en zonas urbanas dispara los precios y obliga a la ciudadanía a buscar nuevas alternativas en zonas rurales.


"Actualmente los precios se están sincerando ya que Cuenca al ser un mercado especulativo, dispara los precios y eso conlleva a una inflación desmesurada" acotó.


Para Paredes, la demanda inmobiliaria en la ciudad no se ha reducido a pesar de que las entidades bancarias han limitado su oferta crediticia, "no se ha sentido un bajón, dentro de nuestros índices no encontramos una reducción en ventas" afirmó.

 Preferencia

Debido a los altos precios de inmuebles ubicados en zonas urbanas comerciales y centrales, la ciudadanía ha optado por adquirir viviendas en zonas rurales lo que reduce notablemente su valor generando de esta forma nuevos sectores residenciales.


"Antiguamente los sectores que rodeaban Cuenca eran considerados como pueblos, hoy en día se han convertido en barrios" dijo Paredes. Esta preferencia por nuevos sectores para vivir genera la expansión de la ciudad que deberá ser controlada por el municipio para lograr un crecimiento ordenado. (RET) (I)

Cuenca.