Ciclistas serán monitoreados

El grupo de investigación Llactalab, de la Universidad de Cuenca, que analiza la movilidad no motorizada en la ciudad, inició un nuevo proyecto para examinar el comportamiento de los ciclistas a través del uso de GPS.
En la calle La Condamine un ciclista viaja en medio de vehículos privados y buses, un sitio donde hay poco espacio para ellos. Diego Cáceres



Pablo Osorio, investigador de Llactalab, cuenta que el objetivo de este análisis es determinar los patrones de movilidad de los ciclistas urbanos, esto incluye aspectos como la ruta utilizada, tiempo de desplazamiento, dificultades en la vía y beneficios de usar este medio.


Un factor adicional que se quiere conocer son las paradas que realizan los ciclistas dentro de la ciudad y que no se pueden realizar en vehículo, por ejemplo darse unos minutos para admirar la ciudad o tomarse una bebida sin la molestia de estar interrumpiendo el tránsito. Situación que, según dijo, implica una relación de cercanía del ser humano con su entorno.


Situación que, según Osorio, se contrapone a la realidad de un conductor, que generalmente se encierra, sube el volumen de la radio y se aisla del mundo exterior.


La medición se realizará a través de dispositivos GPS, donde quedará registrada toda la información que luego será tabulada y se definirá aspectos que puedan ser incluidos dentro del Plan de Movilidad que prepara el Municipio de Cuenca. Esto cuando hasta el momento no existen datos sobre el comportamiento de quienes no utilizan un auto para trasladarse de un sitio a otro.

Cifras
En junio de este año el colectivo ciudadano Cuenca Ciudad para Vivir presentó a un grupo de concejales los resultados de un estudio donde, entre otros aspectos, se revela el medio principal de transporte del cuencano para ir a su trabajo. Las cifras que se tomaron en abril determinaron que el 50 por ciento utiliza el bus, el 25 por ciento auto privado, el 10 por ciento taxi y el tres por ciento camina.


Otro dato que apareció por primera vez en esa encuesta es que apenas el uno por ciento usa bicicleta.


Mientras que el Plan de Movilidad presentado por el Municipio de Cuenca se muestra que la minoría de ciudadanos se transporta en medios no motorizados. Cuando se analizó los modos de viaje se demostró que el 69 por ciento lo hace en vehículos motorizados y el 31 por ciento en no motorizados. Más a detalle las cifras muestran que el 32 por ciento usa auto privado, 31 por ciento en bus, 31 por ciento a pie, 4 por ciento en taxi, uno por ciento en moto y cero por ciento en bicicleta. Esto únicamente en la zona urbana.


Esto se une a datos que Llactalab tiene de una encuesta anterior, donde se concluyó que la mayoría de ciudadanos no se transportan en bicicleta por miedo a ser atropellado, de ahí su poco uso.


Estas cifras, para Osorio, son positivas, pues se demuestra que la mayoría de ciudadanos viaja en un sistema público de transporte. Pero el reparo que pone es, según su percepción, que el presupuesto público para movilidad es inequitativo. Esto se evidencia en una amplia señalización para las calles y avenidas pensando solo en los conductores y otro mucho menor para el transporte alternativo.  


Los ciudadanos que se movilicen a diario en bicicleta y que quieran colaborar con esta medición para analizar los diferentes aspectos pueden visitar la página web http://llactalab.ucuenca.edu.ec y dirigirse al vínculo ¿Quieres ser un científico en pedales? (JGJ) (I)

Cuenca.

Ciclistas serán monitoreados

En la calle La Condamine un ciclista viaja en medio de vehículos privados y buses, un sitio donde hay poco espacio para ellos. Diego Cáceres



Pablo Osorio, investigador de Llactalab, cuenta que el objetivo de este análisis es determinar los patrones de movilidad de los ciclistas urbanos, esto incluye aspectos como la ruta utilizada, tiempo de desplazamiento, dificultades en la vía y beneficios de usar este medio.


Un factor adicional que se quiere conocer son las paradas que realizan los ciclistas dentro de la ciudad y que no se pueden realizar en vehículo, por ejemplo darse unos minutos para admirar la ciudad o tomarse una bebida sin la molestia de estar interrumpiendo el tránsito. Situación que, según dijo, implica una relación de cercanía del ser humano con su entorno.


Situación que, según Osorio, se contrapone a la realidad de un conductor, que generalmente se encierra, sube el volumen de la radio y se aisla del mundo exterior.


La medición se realizará a través de dispositivos GPS, donde quedará registrada toda la información que luego será tabulada y se definirá aspectos que puedan ser incluidos dentro del Plan de Movilidad que prepara el Municipio de Cuenca. Esto cuando hasta el momento no existen datos sobre el comportamiento de quienes no utilizan un auto para trasladarse de un sitio a otro.

Cifras
En junio de este año el colectivo ciudadano Cuenca Ciudad para Vivir presentó a un grupo de concejales los resultados de un estudio donde, entre otros aspectos, se revela el medio principal de transporte del cuencano para ir a su trabajo. Las cifras que se tomaron en abril determinaron que el 50 por ciento utiliza el bus, el 25 por ciento auto privado, el 10 por ciento taxi y el tres por ciento camina.


Otro dato que apareció por primera vez en esa encuesta es que apenas el uno por ciento usa bicicleta.


Mientras que el Plan de Movilidad presentado por el Municipio de Cuenca se muestra que la minoría de ciudadanos se transporta en medios no motorizados. Cuando se analizó los modos de viaje se demostró que el 69 por ciento lo hace en vehículos motorizados y el 31 por ciento en no motorizados. Más a detalle las cifras muestran que el 32 por ciento usa auto privado, 31 por ciento en bus, 31 por ciento a pie, 4 por ciento en taxi, uno por ciento en moto y cero por ciento en bicicleta. Esto únicamente en la zona urbana.


Esto se une a datos que Llactalab tiene de una encuesta anterior, donde se concluyó que la mayoría de ciudadanos no se transportan en bicicleta por miedo a ser atropellado, de ahí su poco uso.


Estas cifras, para Osorio, son positivas, pues se demuestra que la mayoría de ciudadanos viaja en un sistema público de transporte. Pero el reparo que pone es, según su percepción, que el presupuesto público para movilidad es inequitativo. Esto se evidencia en una amplia señalización para las calles y avenidas pensando solo en los conductores y otro mucho menor para el transporte alternativo.  


Los ciudadanos que se movilicen a diario en bicicleta y que quieran colaborar con esta medición para analizar los diferentes aspectos pueden visitar la página web http://llactalab.ucuenca.edu.ec y dirigirse al vínculo ¿Quieres ser un científico en pedales? (JGJ) (I)

Cuenca.