Nuevo ecoparque toma forma en Chaullayacu

El polígono industrial de Chaullayacu, en donde se edificarán nuevas fábricas de pequeñas y medianas empresas cuencanas, toma forma con los primeros trabajos de infraestructura que están por concluir. De los 63 lotes disponibles, la mitad ya fueron vendidos.
El ecoparque industrial de Chaullayacu tiene dos plataformas para las naves de las empresas de bajo impacto ambiental. Diego Cáceres IEL TIEMPO


Las obras del polígono iniciaron en diciembre del año pasado y tienen un avance del 98 por ciento. La infraestructura principal incluye una vía de acceso de un kilómetro, veredas, bordillos y conducción de agua. Tiene también zonas de logística, patios de maniobras, plazas de parqueo y otros espacios que servirán a las empresas que se instalen en el lugar.


La administración del ecoparque está a cargo de la Empresa Municipal de Desarrollo Económico, EDEC. Su gerente, Alexandra Ugalde, expresó que la obra se entregará al Municipio este mes. El plazo para los trabajos de infraestructura concluye la próxima semana, sólo falta el asfaltado de un pequeño tramo de la vía.


Cuando el Municipio asuma el terreno, las empresas que ya adquirieron los lotes podrán empezar a tramitar los permisos para iniciar la construcción de las naves industriales, aseguró Ugalde.


En el polígono se instalarán empresas para construir muebles de madera, reencauche, agroquímicos, metalurgia, cosméticos, que son las que ya han adquirido los predios Hay unos 30 lotes disponibles, su costo varía según la ubicación, el promedio es de 170 dólares el metro cuadrado.


En el ecoparque se instalarán sólo industrias de bajo impacto ambiental, categoría A y B. Este tipo de empresas tienen procesos de producción menos contaminantes, explicó Andrés Valdiviezo, técnico de la empresa. Hay dos plataformas, en donde se ubicarán las empresas según la categoría, las de tipo B requieren mayor volumen de agua para producir.


La carencia de suelo industrial es uno de los problemas de la ciudad, recordó Ugalde. El actual Parque Industrial en Machángara está saturado y hay pocos espacios para adecuar nuevos polígonos. Este proyecto es una alternativa para pequeñas y medianas empresas, que de preferencia no tengan una planta de producción.

 Pendientes

Hay obras pendientes que se ejecutarán en una segunda etapa, como una planta de tratamiento de agua; una estación para el Cuerpo de Bomberos y una de Policía; y una subestación eléctrica, que la construirá la Empresa Eléctrica Centrosur.


La planta de tratamiento de agua está a cargo de ETAPA y se espera que esté lista el primer trimestre del próximo año, para que esté operativa cuando las naves industriales estén listas. Además, las empresas deben construir su propio sistema de tratamiento de aguas para disminuir el impacto ambiental.


El proyecto contempla también equipos complementarios, como farmacia, guardería, agencias bancarias y un dispensario médico, que se edificarán después. (JBA)

Equipos en centro de la madera

En el mismo espacio se construye el innovacentro de la madera y el mueble, un espacio que dará servicios a esos sectores para que los productores mejoren sus procesos. El equipamiento del lugar ya empezó, se instalaron los calderos para el secado de la madera, proceso que en el cantón se hace de forma natural.


Este proyecto tendrá tres centros: el productivo, para la producción de madera maciza, partes y piezas, lacado y barnizado; un formativo, que servirá para capacitación continua a trabajadores del sector; y el espacio tecnológico, con el que se busca mejorar la calidad de los productos.

Cuenca.

Nuevo ecoparque toma forma en Chaullayacu

El ecoparque industrial de Chaullayacu tiene dos plataformas para las naves de las empresas de bajo impacto ambiental. Diego Cáceres IEL TIEMPO


Las obras del polígono iniciaron en diciembre del año pasado y tienen un avance del 98 por ciento. La infraestructura principal incluye una vía de acceso de un kilómetro, veredas, bordillos y conducción de agua. Tiene también zonas de logística, patios de maniobras, plazas de parqueo y otros espacios que servirán a las empresas que se instalen en el lugar.


La administración del ecoparque está a cargo de la Empresa Municipal de Desarrollo Económico, EDEC. Su gerente, Alexandra Ugalde, expresó que la obra se entregará al Municipio este mes. El plazo para los trabajos de infraestructura concluye la próxima semana, sólo falta el asfaltado de un pequeño tramo de la vía.


Cuando el Municipio asuma el terreno, las empresas que ya adquirieron los lotes podrán empezar a tramitar los permisos para iniciar la construcción de las naves industriales, aseguró Ugalde.


En el polígono se instalarán empresas para construir muebles de madera, reencauche, agroquímicos, metalurgia, cosméticos, que son las que ya han adquirido los predios Hay unos 30 lotes disponibles, su costo varía según la ubicación, el promedio es de 170 dólares el metro cuadrado.


En el ecoparque se instalarán sólo industrias de bajo impacto ambiental, categoría A y B. Este tipo de empresas tienen procesos de producción menos contaminantes, explicó Andrés Valdiviezo, técnico de la empresa. Hay dos plataformas, en donde se ubicarán las empresas según la categoría, las de tipo B requieren mayor volumen de agua para producir.


La carencia de suelo industrial es uno de los problemas de la ciudad, recordó Ugalde. El actual Parque Industrial en Machángara está saturado y hay pocos espacios para adecuar nuevos polígonos. Este proyecto es una alternativa para pequeñas y medianas empresas, que de preferencia no tengan una planta de producción.

 Pendientes

Hay obras pendientes que se ejecutarán en una segunda etapa, como una planta de tratamiento de agua; una estación para el Cuerpo de Bomberos y una de Policía; y una subestación eléctrica, que la construirá la Empresa Eléctrica Centrosur.


La planta de tratamiento de agua está a cargo de ETAPA y se espera que esté lista el primer trimestre del próximo año, para que esté operativa cuando las naves industriales estén listas. Además, las empresas deben construir su propio sistema de tratamiento de aguas para disminuir el impacto ambiental.


El proyecto contempla también equipos complementarios, como farmacia, guardería, agencias bancarias y un dispensario médico, que se edificarán después. (JBA)

Equipos en centro de la madera

En el mismo espacio se construye el innovacentro de la madera y el mueble, un espacio que dará servicios a esos sectores para que los productores mejoren sus procesos. El equipamiento del lugar ya empezó, se instalaron los calderos para el secado de la madera, proceso que en el cantón se hace de forma natural.


Este proyecto tendrá tres centros: el productivo, para la producción de madera maciza, partes y piezas, lacado y barnizado; un formativo, que servirá para capacitación continua a trabajadores del sector; y el espacio tecnológico, con el que se busca mejorar la calidad de los productos.

Cuenca.