Voto electrónico tendrá auditorías

Cinco auditorías al proyecto del voto electrónico están planificadas para dar seguridad a los electores y organizaciones políticas, que se cumplirán antes, durante y después de las elecciones. El plan fue presentado ayer por el Consejo Nacional Electoral, CNE.
La Delegación Electoral del Azuay presentó ayer la papeleta digital que se verá en la pantalla de las máquinas de votación. El Tiempo

Ciudadanos, miembros de las juntas receptoras del voto y representantes de organizaciones políticas participaron ayer en un simulacro del proceso electoral, que se desarrolló en el colegio María Auxiliadora. Ahí se simuló la ubicación de las juntas y el proceso de votación. Además se midió el tiempo de conteo de los votos y traslado de los documentos, que tardó unos 30 minutos.


Teodoro Maldonado, gerente del proyecto del voto electrónico, indicó que se podrá valorar el 100 por ciento de los resultados a través del conteo manual de cada uno de los votos. El día de las elecciones, los miembros de las Juntas consultarán a los electores si fueron capacitados en el voto electrónico, si el votante no lo ha hecho o desea intentarlo nuevamente, será llevado a una máquina de capacitación instalada en el recinto.

 Auditorías

Las auditorías técnicas iniciarán una semana antes de las elecciones, el equipo estará conformado por personal del Consejo Electoral, delegados de las organizaciones políticas y ciudadanos interesados en el proceso.
Los auditores podrán constatar el programa informático de instalación, votación y escrutinio, también se realizará una auditoría a los equipos. En la etapa electoral, la auditoría se realizará a la base de datos del sistema de totalización. Luego de las elecciones, se auditará el escrutinio de las juntas receptoras del voto.


También se efectuará una auditoría de predespacho, que verificará el traslado de las máquinas a los recintos electorales, pues habrá tres tipos de equipos: los de capacitación, de votación y los de contingencia en caso de que una máquina falle.


“En esos procesos vamos a demostrar que el proyecto de voto electrónico del Azuay respeta los principios del sistema electoral: voto secreto, escrutado públicamente, libre y universal”, indicó el consejero del CNE, Juan Pablo Pozo.


Al evento de ayer también acudió el presidente del Consejo Nacional Electoral, Domingo Paredes, quien manifestó que la preocupación de algunas organizaciones políticas sobre la capacitación en voto electrónico en áreas rurales es general y que la misma situación se vive en Santo Domingo, en donde también se aplicará el voto electrónico. (JBA)

CNE entrega programa a organizaciones políticas

El Consejo Nacional Electoral también presentó ayer el programa informático que se cargará en las 2.160 máquinas de votación del Azuay, que se ubicarán en las mesas electorales, en el que se visualiza las fotos de los candidatos a las diferentes dignidades. La papeleta digital es similar a las impresas que se utilizaban habitualmente en los anteriores procesos electorales y fue desarrollada por técnicos ecuatorianos y argentinos.


El programa fue entregado a las organizaciones políticas y será cargado en las máquinas la semana previa a las elecciones, con la presencia de delegados de los movimientos y partidos, auditores y un notario público para verificar que el proceso se cumpla con transparencia.  

Cuenca.

Voto electrónico tendrá auditorías

La Delegación Electoral del Azuay presentó ayer la papeleta digital que se verá en la pantalla de las máquinas de votación. El Tiempo

Ciudadanos, miembros de las juntas receptoras del voto y representantes de organizaciones políticas participaron ayer en un simulacro del proceso electoral, que se desarrolló en el colegio María Auxiliadora. Ahí se simuló la ubicación de las juntas y el proceso de votación. Además se midió el tiempo de conteo de los votos y traslado de los documentos, que tardó unos 30 minutos.


Teodoro Maldonado, gerente del proyecto del voto electrónico, indicó que se podrá valorar el 100 por ciento de los resultados a través del conteo manual de cada uno de los votos. El día de las elecciones, los miembros de las Juntas consultarán a los electores si fueron capacitados en el voto electrónico, si el votante no lo ha hecho o desea intentarlo nuevamente, será llevado a una máquina de capacitación instalada en el recinto.

 Auditorías

Las auditorías técnicas iniciarán una semana antes de las elecciones, el equipo estará conformado por personal del Consejo Electoral, delegados de las organizaciones políticas y ciudadanos interesados en el proceso.
Los auditores podrán constatar el programa informático de instalación, votación y escrutinio, también se realizará una auditoría a los equipos. En la etapa electoral, la auditoría se realizará a la base de datos del sistema de totalización. Luego de las elecciones, se auditará el escrutinio de las juntas receptoras del voto.


También se efectuará una auditoría de predespacho, que verificará el traslado de las máquinas a los recintos electorales, pues habrá tres tipos de equipos: los de capacitación, de votación y los de contingencia en caso de que una máquina falle.


“En esos procesos vamos a demostrar que el proyecto de voto electrónico del Azuay respeta los principios del sistema electoral: voto secreto, escrutado públicamente, libre y universal”, indicó el consejero del CNE, Juan Pablo Pozo.


Al evento de ayer también acudió el presidente del Consejo Nacional Electoral, Domingo Paredes, quien manifestó que la preocupación de algunas organizaciones políticas sobre la capacitación en voto electrónico en áreas rurales es general y que la misma situación se vive en Santo Domingo, en donde también se aplicará el voto electrónico. (JBA)

CNE entrega programa a organizaciones políticas

El Consejo Nacional Electoral también presentó ayer el programa informático que se cargará en las 2.160 máquinas de votación del Azuay, que se ubicarán en las mesas electorales, en el que se visualiza las fotos de los candidatos a las diferentes dignidades. La papeleta digital es similar a las impresas que se utilizaban habitualmente en los anteriores procesos electorales y fue desarrollada por técnicos ecuatorianos y argentinos.


El programa fue entregado a las organizaciones políticas y será cargado en las máquinas la semana previa a las elecciones, con la presencia de delegados de los movimientos y partidos, auditores y un notario público para verificar que el proceso se cumpla con transparencia.  

Cuenca.