El 47% del patrimonio, descuidado

Tras una reunión que mantuvo ayer la comisión técnica encargada de evaluar el estado de la Catedral de la Inmaculada, que es afectada por un problema de filtración de agua, se determinó que para fin de este mes, la Universidad de Cuenca entregará un informe para determinar cuáles son las acciones a tomar para la conservación de este bien patrimonial.
La cúpula mayor de la Catedral de la Inmaculada fue intervenida en el 2008, pese a ello se necesitan más obras para controlar la filtración de agua . Diego Cáceres | El Tiempo

El concejal Jaime Moreno, explicó que a través de este informe se conocerán los costos aproximados de una intervención global en el templo, así como las condiciones de los trabajos a efectuarse, tales como materiales y tiempo que demorarían las obras. “Lo importante es que se está trabajando en el tema, para darle una solución rápida y efectiva”, dijo el funcionario.


Moreno aseguró que por medio de las inspecciones efectuadas en las dos últimas semanas se determinó que urgen obras en la calle Santa Ana, en donde la canalización del agua lluvia es lo primordial. El sitio debe ser intervenido, debido a que los técnicos presumen que el agua ingresa desde este espacio hacia las criptas de la Catedral Nueva.
Para monseñor Luis Cabrera, la situación no solo depende de la Curia, pues esta no cuenta con los recursos para una intervención global ni de esta, ni otras iglesias. “Es un tema ciudadano que nos interesa a todos”, dijo Monseñor.


Cabrera, aseguró que el tema principal es el financiamiento, pues “contrario a lo que se piensa”, la Iglesia no cuenta con los recursos económicos suficientes que demanda el mantenimiento de la Catedral.


En 2008 el Instituto Nacional de Patrimonio, INPC, invirtió cerca de 500.000 dólares para obras de emergencia en la Catedral de la Inmaculada. Germán Pérez, técnico de esta institución, explicó que las obras que se hicieron en ese entonces eran las que se necesitaban y que se concretaron tras el decreto de emergencia que hizo el Gobierno.


Sin embargo, dijo, se requiere un mantenimiento permanente, con el fin de evitar los problemas actuales.


 Informe
Casi la mitad de los bienes patrimoniales de esta ciudad están en estado regular o malo. Según un estudio realizado en 2009 por la dirección de Centro Histórico, 1.763 edificaciones patrimoniales se encuentran en buen estado, 1.059 en estado regular y 465 están en malas condiciones.


Este estudio determinó que debido al mal estado en que se encontraron algunos inmuebles, fueron considerados como parte de un “estado de conservación emergente” (de emergencia), es decir, serán susceptibles de conservación y rehabilitación arquitectónica. Entre estos no está la Catedral Nueva. (MAN)

Recuperación de Todos Santos

Paúl Granda, alcalde de la ciudad, manifestó que no se pueden invertir con fondos públicos en bienes privados. Sin embargo, el pasado jueves, un equipo de técnicos de Obras Públicas y del INPC, inspeccionaron el convento de Todos Santos, que debido a las filtraciones de agua, era otro de los bienes patrimoniales afectados.


Felipe Tenesaca, director de Obras Públicas, explicó que de manera inmediata se trabajó en un plan para una intervención de emergencia en este convento. “Estamos analizando la situación e intervendremos con obras emergentes”, acotó el funcionario.

Cuenca.

El 47% del patrimonio, descuidado

La cúpula mayor de la Catedral de la Inmaculada fue intervenida en el 2008, pese a ello se necesitan más obras para controlar la filtración de agua . Diego Cáceres | El Tiempo

El concejal Jaime Moreno, explicó que a través de este informe se conocerán los costos aproximados de una intervención global en el templo, así como las condiciones de los trabajos a efectuarse, tales como materiales y tiempo que demorarían las obras. “Lo importante es que se está trabajando en el tema, para darle una solución rápida y efectiva”, dijo el funcionario.


Moreno aseguró que por medio de las inspecciones efectuadas en las dos últimas semanas se determinó que urgen obras en la calle Santa Ana, en donde la canalización del agua lluvia es lo primordial. El sitio debe ser intervenido, debido a que los técnicos presumen que el agua ingresa desde este espacio hacia las criptas de la Catedral Nueva.
Para monseñor Luis Cabrera, la situación no solo depende de la Curia, pues esta no cuenta con los recursos para una intervención global ni de esta, ni otras iglesias. “Es un tema ciudadano que nos interesa a todos”, dijo Monseñor.


Cabrera, aseguró que el tema principal es el financiamiento, pues “contrario a lo que se piensa”, la Iglesia no cuenta con los recursos económicos suficientes que demanda el mantenimiento de la Catedral.


En 2008 el Instituto Nacional de Patrimonio, INPC, invirtió cerca de 500.000 dólares para obras de emergencia en la Catedral de la Inmaculada. Germán Pérez, técnico de esta institución, explicó que las obras que se hicieron en ese entonces eran las que se necesitaban y que se concretaron tras el decreto de emergencia que hizo el Gobierno.


Sin embargo, dijo, se requiere un mantenimiento permanente, con el fin de evitar los problemas actuales.


 Informe
Casi la mitad de los bienes patrimoniales de esta ciudad están en estado regular o malo. Según un estudio realizado en 2009 por la dirección de Centro Histórico, 1.763 edificaciones patrimoniales se encuentran en buen estado, 1.059 en estado regular y 465 están en malas condiciones.


Este estudio determinó que debido al mal estado en que se encontraron algunos inmuebles, fueron considerados como parte de un “estado de conservación emergente” (de emergencia), es decir, serán susceptibles de conservación y rehabilitación arquitectónica. Entre estos no está la Catedral Nueva. (MAN)

Recuperación de Todos Santos

Paúl Granda, alcalde de la ciudad, manifestó que no se pueden invertir con fondos públicos en bienes privados. Sin embargo, el pasado jueves, un equipo de técnicos de Obras Públicas y del INPC, inspeccionaron el convento de Todos Santos, que debido a las filtraciones de agua, era otro de los bienes patrimoniales afectados.


Felipe Tenesaca, director de Obras Públicas, explicó que de manera inmediata se trabajó en un plan para una intervención de emergencia en este convento. “Estamos analizando la situación e intervendremos con obras emergentes”, acotó el funcionario.

Cuenca.