Medidas de prevención para evitar contagio de la gripe A

Un hombre de 29 años, oriundo del cantón Chordeleg, fue el primer caso de muerte por gripe A, reportado en enero. Menos de un mes después, el 3 de febrero, se registró el fallecimiento del cuarto contagiado, una mujer de 54 años, cuyo cuadro de hipertensión, sobrepeso, diabetes la pusieron en una situación vulnerable.
Diana Zhapán, enfermera examina a Emily Tenesaca, hija de Rocío Déleg en la zona de triaje del Hospital Regional.

Cuando el virus de la gripe A H1N1 apareció como pandemia en el 2009, en la provincia del Azuay hubo, en principio, cuatro casos, de los cuales dos fallecieron, posteriormente aparecieron seis casos y de estos tres murieron.
 

Ese año, la tasa de letalidad era del 50 por ciento. Ahora, la tasa de letalidad es del 13 por ciento, de mortalidad estamos en el 0,42 por ciento e incidencia del 3,27 por ciento. Esta situación provocó la activación de los Comités de Emergencia provincial y cantorales que se han mantenido activos.
 

El sistema de salud instaló áreas de aislamiento para enfermos con problemas respiratorios graves, además de mantener las zonas de triaje en hospitales y centros de salud, donde se hacen diagnósticos de la enfermedad.

En el hospital regional Vicente Corral Moscoso, desde enero hasta el 1 de febrero se recibió 5.695 pacientes en la zona de triaje de la institución, de las cuales 168 presentaron casos tipo influenza; de los 51 pacientes que fueron ingresados por enfermedades de insuficiencia respiratoria, 16 fueron confirmados con el virus A H1N1.
 
Prevención

Entre las medidas de prevención que la Dirección de Salud da, se insiste en evitar automedicarse. En caso de presentar los síntomas como fiebre superior a 38,5 grados, tos y dolor de garganta, debe acudir de inmediato a la unidad de salud pública o privada más cercana al domicilio.

Entre las medidas básicas de prevención que la población debe mantener son:

-       Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, en especial después de estornudar y tener contacto con personas enfermas. Existe un método para hacerlo (ver el gráfico).

-       Si va a estornudar, cúbrase con el ángulo interno del codo, nunca con las manos.

-       Emplee pañuelos desechables y tírelos de una funda plástica; no salude con la mano ni con besos, no escupa en el suelo, no asista a lugares de concentración masiva.

-       Ventile y permita la entrada del sol en la casa y en todos los lugares cerrados; manténgase alejado de personas que tengan infecciones respiratorias.

-       Consuma frutas y verduras ricas en vitamina A y C, como zanahoria, tomate, kiwi, papaya, guayaba, naranja, etc.

-       Recuerde además hacer ejercicios. El programa Camina Cuenca por una Vida Saludable, coordinado por la Dirección Provincial de Salud busca estimular la actividad física y combatir el sedentarismo. Caminar media hora diaria es un hecho determinante para luchar contra los males que acarrea el sedentarismo, además que realizar actividad física reduce en un 70 por ciento el riesgo de contraer las enfermedades.

La vacunación previene

La vacuna que se aplica en los centros de salud previene la gripe A H1N1, A H3N2 y B (Brisbane). Con la inoculación, la inmunidad desarrollada reduce la probabilidad de infección y la gravedad de la enfermedad si ocurre una infección. Recuerde que al vacunarse usted no se contagia de influenza.

La vacuna es gratuita y se aplica en centros y subcentros de las 10 áreas de salud de la provincia.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones recibió 21.310 dosis y se han aplicado 16.150 dosis, por lo que se hace un llamado a las personas de 65 años y más que aún no han sido vacunadas para que acudan a la Unidad de Salud más cercana a su hogar y se protejan de la influenza con la vacuna.

A partir de 8 de febrero se reiniciará el plan de vacunación para personas de 65 años o más y niños menores de cinco meses. Una semana después la institución pretende extender este proceso a otros grupos considerados vulnerables.
 

Medidas de prevención para evitar contagio de la gripe A

Diana Zhapán, enfermera examina a Emily Tenesaca, hija de Rocío Déleg en la zona de triaje del Hospital Regional.

Cuando el virus de la gripe A H1N1 apareció como pandemia en el 2009, en la provincia del Azuay hubo, en principio, cuatro casos, de los cuales dos fallecieron, posteriormente aparecieron seis casos y de estos tres murieron.
 

Ese año, la tasa de letalidad era del 50 por ciento. Ahora, la tasa de letalidad es del 13 por ciento, de mortalidad estamos en el 0,42 por ciento e incidencia del 3,27 por ciento. Esta situación provocó la activación de los Comités de Emergencia provincial y cantorales que se han mantenido activos.
 

El sistema de salud instaló áreas de aislamiento para enfermos con problemas respiratorios graves, además de mantener las zonas de triaje en hospitales y centros de salud, donde se hacen diagnósticos de la enfermedad.

En el hospital regional Vicente Corral Moscoso, desde enero hasta el 1 de febrero se recibió 5.695 pacientes en la zona de triaje de la institución, de las cuales 168 presentaron casos tipo influenza; de los 51 pacientes que fueron ingresados por enfermedades de insuficiencia respiratoria, 16 fueron confirmados con el virus A H1N1.
 
Prevención

Entre las medidas de prevención que la Dirección de Salud da, se insiste en evitar automedicarse. En caso de presentar los síntomas como fiebre superior a 38,5 grados, tos y dolor de garganta, debe acudir de inmediato a la unidad de salud pública o privada más cercana al domicilio.

Entre las medidas básicas de prevención que la población debe mantener son:

-       Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, en especial después de estornudar y tener contacto con personas enfermas. Existe un método para hacerlo (ver el gráfico).

-       Si va a estornudar, cúbrase con el ángulo interno del codo, nunca con las manos.

-       Emplee pañuelos desechables y tírelos de una funda plástica; no salude con la mano ni con besos, no escupa en el suelo, no asista a lugares de concentración masiva.

-       Ventile y permita la entrada del sol en la casa y en todos los lugares cerrados; manténgase alejado de personas que tengan infecciones respiratorias.

-       Consuma frutas y verduras ricas en vitamina A y C, como zanahoria, tomate, kiwi, papaya, guayaba, naranja, etc.

-       Recuerde además hacer ejercicios. El programa Camina Cuenca por una Vida Saludable, coordinado por la Dirección Provincial de Salud busca estimular la actividad física y combatir el sedentarismo. Caminar media hora diaria es un hecho determinante para luchar contra los males que acarrea el sedentarismo, además que realizar actividad física reduce en un 70 por ciento el riesgo de contraer las enfermedades.

La vacunación previene

La vacuna que se aplica en los centros de salud previene la gripe A H1N1, A H3N2 y B (Brisbane). Con la inoculación, la inmunidad desarrollada reduce la probabilidad de infección y la gravedad de la enfermedad si ocurre una infección. Recuerde que al vacunarse usted no se contagia de influenza.

La vacuna es gratuita y se aplica en centros y subcentros de las 10 áreas de salud de la provincia.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones recibió 21.310 dosis y se han aplicado 16.150 dosis, por lo que se hace un llamado a las personas de 65 años y más que aún no han sido vacunadas para que acudan a la Unidad de Salud más cercana a su hogar y se protejan de la influenza con la vacuna.

A partir de 8 de febrero se reiniciará el plan de vacunación para personas de 65 años o más y niños menores de cinco meses. Una semana después la institución pretende extender este proceso a otros grupos considerados vulnerables.