20 viviendas están en riesgo en Los Pinos

Una cinta de peligro rodea la zona afectada por la inestabilidad de los terrenos en el barrio Los Pinos Altos.

Un área de 2.300 metros cuadrados está afectada por el movimiento de tierra en el sector que pertenece a la ciudadela Jaime Roldós. Hay 15 personas evacuadas y la prohibición para construir o ampliar viviendas.

El “complicado estado” en el que se encuentra el barrio Los Pinos Altos a causa de un deslizamiento de tierra que amenaza a 20 viviendas, motivó que la tarde del martes el sector sea declarado en emergencia. Ocho casas en la parte superior pueden perder sus bases con el movimiento de tierra y 12 de la parte inferior pueden ser sepultadas por el fenómeno natural.


Las acciones para ayudar a 15 damnificados, que ya fueron evacuados hace dos semanas, y a la población en riesgo iniciaron de forma inmediata. El director municipal de Gestión de Riesgos, Froilán Salinas, explicó que hay 2.300 metros cuadrados que están siendo afectados por un deslizamiento, por lo que es necesario un estudio que determine las verdaderas causas del movimiento de tierra y dé luces sobre qué se debe hacer para mitigarlo.


Una vez que tengan el diagnóstico del suelo implementarán obras de mitigación. No se descarta la construcción de una geomalla como la que protege a la ciudadela Jaime Roldós, que según Salinas “está funcionando perfectamente”.


La declaratoria facilitará los recursos para hacerlo, pero aún no hay un valor determinado para este trabajo. El último estudio efectuado en la zona, que permitió la estabilización de la ciudadela Jaime Roldós, contó con una inversión de alrededor de 400.000 dólares.


Mientras se ejecuta el estudio, las cuatro familias que fueron evacuadas y que se encuentran en un albergue temporal no podrán volver a sus hogares. Por ahora no habrá intervención con maquinaria para limpiar las vías y espacios afectados por el deslizamiento, ante el temor de que esto provoque un daño mayor al permitir que el  material suelto en la parte alta del cerro se desplome.


Los moradores se sienten atemorizados por lo que sucede y piden celeridad en el accionar de las autoridades, así lo señala Nancy Chacha, vecina de la zona, quien asegura que no quiere que su vivienda se vea afectada por el derrumbe.


Salinas explicó que existe un plan de intervención en caso de que factores como sismos o lluvias intensas agudicen el problema. “Estamos listos para hacer el levantamiento de daños y dar apoyo a las familias afectadas en caso que se dé un deslizamiento mayor” dijo el funcionario. (I)


Declaratoria. El sector fue declarado en emergencia el martes. Esto permitirá tener recursos inmediatos para obras de mitigación.
Estudio. La dirección de Gestión de Riesgos efectuará un estudio en la zona para determinar qué medidas tomar sobre el deslizamiento.
Afectados. Al momento hay 15 damnificados. El deslizamiento amenaza con destruir alrededor de 20 casas en la zona.

20 viviendas están en riesgo en Los Pinos

Una cinta de peligro rodea la zona afectada por la inestabilidad de los terrenos en el barrio Los Pinos Altos.

Un área de 2.300 metros cuadrados está afectada por el movimiento de tierra en el sector que pertenece a la ciudadela Jaime Roldós. Hay 15 personas evacuadas y la prohibición para construir o ampliar viviendas.

El “complicado estado” en el que se encuentra el barrio Los Pinos Altos a causa de un deslizamiento de tierra que amenaza a 20 viviendas, motivó que la tarde del martes el sector sea declarado en emergencia. Ocho casas en la parte superior pueden perder sus bases con el movimiento de tierra y 12 de la parte inferior pueden ser sepultadas por el fenómeno natural.


Las acciones para ayudar a 15 damnificados, que ya fueron evacuados hace dos semanas, y a la población en riesgo iniciaron de forma inmediata. El director municipal de Gestión de Riesgos, Froilán Salinas, explicó que hay 2.300 metros cuadrados que están siendo afectados por un deslizamiento, por lo que es necesario un estudio que determine las verdaderas causas del movimiento de tierra y dé luces sobre qué se debe hacer para mitigarlo.


Una vez que tengan el diagnóstico del suelo implementarán obras de mitigación. No se descarta la construcción de una geomalla como la que protege a la ciudadela Jaime Roldós, que según Salinas “está funcionando perfectamente”.


La declaratoria facilitará los recursos para hacerlo, pero aún no hay un valor determinado para este trabajo. El último estudio efectuado en la zona, que permitió la estabilización de la ciudadela Jaime Roldós, contó con una inversión de alrededor de 400.000 dólares.


Mientras se ejecuta el estudio, las cuatro familias que fueron evacuadas y que se encuentran en un albergue temporal no podrán volver a sus hogares. Por ahora no habrá intervención con maquinaria para limpiar las vías y espacios afectados por el deslizamiento, ante el temor de que esto provoque un daño mayor al permitir que el  material suelto en la parte alta del cerro se desplome.


Los moradores se sienten atemorizados por lo que sucede y piden celeridad en el accionar de las autoridades, así lo señala Nancy Chacha, vecina de la zona, quien asegura que no quiere que su vivienda se vea afectada por el derrumbe.


Salinas explicó que existe un plan de intervención en caso de que factores como sismos o lluvias intensas agudicen el problema. “Estamos listos para hacer el levantamiento de daños y dar apoyo a las familias afectadas en caso que se dé un deslizamiento mayor” dijo el funcionario. (I)


Declaratoria. El sector fue declarado en emergencia el martes. Esto permitirá tener recursos inmediatos para obras de mitigación.
Estudio. La dirección de Gestión de Riesgos efectuará un estudio en la zona para determinar qué medidas tomar sobre el deslizamiento.
Afectados. Al momento hay 15 damnificados. El deslizamiento amenaza con destruir alrededor de 20 casas en la zona.