Aumentan delitos sexuales de adolescentes

Los niños de tres y cuatro años de edad siguen siendo víctimas de delitos sexuales, sobre todo por adolescentes varones de 16 y 17 años, desde el 2003, revela Aida Palacios Coronel, Procuradora III de Adolescentes Infractores del Ministerio Público.

De cada diez denuncias presentadas por violación tres corresponden a niñas y el resto a niños, los casos en su mayoría ocurren en la urbe. En los cantones no se registra esta figura, pero lo que sí se da es un alto número de lesiones físicas entre adolescentes, sobre todo en Gualaceo.

 

 

Fuga

 

Lo que preocupa a la Procuradora es que los casos no concluyen debido a que los adolescentes se fugan con frecuencia del Centro de Menores Infractores y la recaptura es "imposible", por lo que las víctimas resultan luego amenazadas.

 

Los jueces de la niñez ofician a la Dinapen para que procedan a la recaptura, pero difícilmente lo logran porque algunos cambian de nombre y la Policía no porta una foto ni las huellas digitales del infractor, manifiesta Palacios.

 

Palacios, quien presidió la Procuraduría Primera desde el 2001 y ahora la Tercera desde el pasado julio, registra 32 fugas en el 2006, 28 en el 2007 y 10 desde julio de 2008.

 

Según señala el Código de la Niñez y Adolescencia, hay varias medidas socioeducativas para el adolescente infractor que va desde una amonestación hasta la máxima sanción que es de cuatro años de internamiento.

Aumentan delitos sexuales de adolescentes

De cada diez denuncias presentadas por violación tres corresponden a niñas y el resto a niños, los casos en su mayoría ocurren en la urbe. En los cantones no se registra esta figura, pero lo que sí se da es un alto número de lesiones físicas entre adolescentes, sobre todo en Gualaceo.

 

 

Fuga

 

Lo que preocupa a la Procuradora es que los casos no concluyen debido a que los adolescentes se fugan con frecuencia del Centro de Menores Infractores y la recaptura es "imposible", por lo que las víctimas resultan luego amenazadas.

 

Los jueces de la niñez ofician a la Dinapen para que procedan a la recaptura, pero difícilmente lo logran porque algunos cambian de nombre y la Policía no porta una foto ni las huellas digitales del infractor, manifiesta Palacios.

 

Palacios, quien presidió la Procuraduría Primera desde el 2001 y ahora la Tercera desde el pasado julio, registra 32 fugas en el 2006, 28 en el 2007 y 10 desde julio de 2008.

 

Según señala el Código de la Niñez y Adolescencia, hay varias medidas socioeducativas para el adolescente infractor que va desde una amonestación hasta la máxima sanción que es de cuatro años de internamiento.