SOS Bomberos

El Benemérito Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cuenca, en boca de la opinión pública, los medios de comunicación y las redes sociales, que nos dan a conocer los problemas de índole administrativo que afectan a la institución. Del particular no entraremos en detalle ni asumiremos partido, pero si  dejaremos sentada nuestra preocupación acerca del normal desenvolvimiento de la entidad. La creación de entidades que precautelan la seguridad ciudadana en materia de incendios, surgen de los sucesivos siniestros que dejan saldos y pérdidas dolorosas. Recordemos el incendio de magnitud, que se registró en agosto de 1945, destruyendo algunas edificaciones aledañas a la iglesia de San Francisco y la perdida de una vida humana. De esta manera, el Cuerpo de Bomberos se funda el 12 de octubre de 1945. Dentro de su historia cabe destacar los nombres de algunos héroes, como los de Cornelio Tamariz Valdivieso, Severo Adrián Gutiérrez, Vicente Tamariz Valdivieso, Efraín Vázquez Talbot y Mufith Hanna Santacruz entre otros, quienes honran su galería de honor.
Desde la construcción de la ordenanza municipal se generó incertidumbre entre los miembros de la institución, añadiendo el malestar de algunos cuerpos de bomberos, que demandaron ante el Tribunal Constitucional, la constitucionalidad de las ordenanzas, en razón de que los actos normativos expedidos, ya se encuentran legislados en la Constitución, en la Ley de Defensa contra Incendios, Ley Orgánica de Servicio Público, y en otras normas. El Consejo de Administración y Disciplina está integrado conforme lo dispone el artículo 8 de la Ley de Defensa contra Incendios, más no como se hace constar en la Ordenanza impugnada. Así mismo, se señala que el puesto de Primer Jefe es un puesto de carrera, por lo que, no cabe su “nombramiento” con el pretexto que el COOTAD le autoriza al Alcalde a nombrar funcionarios.  Lo peor que le pudo haber pasado a la benemérita institución, es que le hayan politizado y convertido en un botín político, estos últimos acontecimientos son fruto de ello. El alcalde electo Pedro Palacios, tendrá que sortear y coadyuvar al  desenvolvimiento técnico y profesional del Benemérito Cuerpo de Bomberos, devolviéndole el reconocimiento que siempre lo ha tenido a lo largo de su historia. La corporación municipal deberá brindar asesoría estratégica y dar todo el apoyo para el cumplimiento de la visión y misión de la institución bomberil, en beneficio ciudadano. (O)
Lo peor que
le pudo haber pasado a la benemérita institución
es que le hayan politizado y convertido en un botín político.

SOS Bomberos

El Benemérito Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cuenca, en boca de la opinión pública, los medios de comunicación y las redes sociales, que nos dan a conocer los problemas de índole administrativo que afectan a la institución. Del particular no entraremos en detalle ni asumiremos partido, pero si  dejaremos sentada nuestra preocupación acerca del normal desenvolvimiento de la entidad. La creación de entidades que precautelan la seguridad ciudadana en materia de incendios, surgen de los sucesivos siniestros que dejan saldos y pérdidas dolorosas. Recordemos el incendio de magnitud, que se registró en agosto de 1945, destruyendo algunas edificaciones aledañas a la iglesia de San Francisco y la perdida de una vida humana. De esta manera, el Cuerpo de Bomberos se funda el 12 de octubre de 1945. Dentro de su historia cabe destacar los nombres de algunos héroes, como los de Cornelio Tamariz Valdivieso, Severo Adrián Gutiérrez, Vicente Tamariz Valdivieso, Efraín Vázquez Talbot y Mufith Hanna Santacruz entre otros, quienes honran su galería de honor.
Desde la construcción de la ordenanza municipal se generó incertidumbre entre los miembros de la institución, añadiendo el malestar de algunos cuerpos de bomberos, que demandaron ante el Tribunal Constitucional, la constitucionalidad de las ordenanzas, en razón de que los actos normativos expedidos, ya se encuentran legislados en la Constitución, en la Ley de Defensa contra Incendios, Ley Orgánica de Servicio Público, y en otras normas. El Consejo de Administración y Disciplina está integrado conforme lo dispone el artículo 8 de la Ley de Defensa contra Incendios, más no como se hace constar en la Ordenanza impugnada. Así mismo, se señala que el puesto de Primer Jefe es un puesto de carrera, por lo que, no cabe su “nombramiento” con el pretexto que el COOTAD le autoriza al Alcalde a nombrar funcionarios.  Lo peor que le pudo haber pasado a la benemérita institución, es que le hayan politizado y convertido en un botín político, estos últimos acontecimientos son fruto de ello. El alcalde electo Pedro Palacios, tendrá que sortear y coadyuvar al  desenvolvimiento técnico y profesional del Benemérito Cuerpo de Bomberos, devolviéndole el reconocimiento que siempre lo ha tenido a lo largo de su historia. La corporación municipal deberá brindar asesoría estratégica y dar todo el apoyo para el cumplimiento de la visión y misión de la institución bomberil, en beneficio ciudadano. (O)
Lo peor que
le pudo haber pasado a la benemérita institución
es que le hayan politizado y convertido en un botín político.