Son doble cara

Los feminismos, los grupos indígenas, ambientalistas y de derechos humanos llevan décadas luchando por reivindicar condiciones dignas a favor de la autonomía de las mujeres, la erradicación del trabajo infantil, páramos libres de minería metálica y por el ejercicio real de la ciudadanía universal de la Constitución del 2008.
Sin embargo, en el último tiempo, diversas actorías políticas han evidenciado cómo entre la línea del pasado y el presente los discursos no solo se cambian, sino se aprenden y se olvida por completo la memoria histórica de quiénes la forjaron, las y los de abajo, el pueblo.
Jaime Nebot, el máximo líder del PSC, mano derecha de León Febres Cordero, recordado por el gobierno dictatorial (1984-1988) en donde se violó a decenas de mujeres encarceladas, víctimas que dijeron tener traumas psicológicos de por vida, una mujer que dio a luz y fue amenazada con la tortura a su hija de acuerdo a la investigación de la comisión de la verdad, es el pasado del Libanés, que hoy, dice ser feminista y apoyar el aborto por violación, un descaro y hasta un acierto del marketing político que ya está maquillando al machista, misógino, homofóbico y precandidato de guayabera para las presidenciales 2021. ¿Habrá un spot con “ven para mearte… maricón”? o en su espíritu -feminista- buscará una vicepresidenta, bajo sus palabras, “con huevos”, tal como presentó a Cinthya Viteri.
Lenin Moreno, vicepresidente 2006-2012, enviado especial de la ONU para las discapacidades, visto como un hombre con sentido del humor, con tendencia a ponerse a cantar en eventos políticos y hablar sobre átomos, hoy en día está al frente de un gobierno con medidas neoliberales que romantiza el empobrecimiento, el regionalismo, el trabajo infantil, la vida de las personas jubiladas y que desemplea a miles de servidores públicos y centraliza los servicios en el país.
María Paula Romo, abogada, catedrática, asambleísta constituyente, a favor de los derechos de las mujeres, ahora Ministra de Gobierno, ha solapado por más de 25 veces en lo que va del 2019 las decisiones del Gobierno de derecha de Moreno con declaraciones de criminalización a defensores del agua y nada defensora de la ciudadanía universal con las y los venezolanos.
Pues sí, la -clase política ecuatoriana- mantiene su equilibrio, seguimos bajo el mandato de ratas, ratones y rateros locales de doble cara. A lo lejos, el avistamiento del aterrizaje gringo y la manutención china, la otra doble cara del negociado estatal. (O)
Nebot un emprendimiento del feminismo blanco y de derecha, Romo en ruptura con los derechos y Lenin, eso ya lo dejo a su mejor criterio.

Son doble cara

Los feminismos, los grupos indígenas, ambientalistas y de derechos humanos llevan décadas luchando por reivindicar condiciones dignas a favor de la autonomía de las mujeres, la erradicación del trabajo infantil, páramos libres de minería metálica y por el ejercicio real de la ciudadanía universal de la Constitución del 2008.
Sin embargo, en el último tiempo, diversas actorías políticas han evidenciado cómo entre la línea del pasado y el presente los discursos no solo se cambian, sino se aprenden y se olvida por completo la memoria histórica de quiénes la forjaron, las y los de abajo, el pueblo.
Jaime Nebot, el máximo líder del PSC, mano derecha de León Febres Cordero, recordado por el gobierno dictatorial (1984-1988) en donde se violó a decenas de mujeres encarceladas, víctimas que dijeron tener traumas psicológicos de por vida, una mujer que dio a luz y fue amenazada con la tortura a su hija de acuerdo a la investigación de la comisión de la verdad, es el pasado del Libanés, que hoy, dice ser feminista y apoyar el aborto por violación, un descaro y hasta un acierto del marketing político que ya está maquillando al machista, misógino, homofóbico y precandidato de guayabera para las presidenciales 2021. ¿Habrá un spot con “ven para mearte… maricón”? o en su espíritu -feminista- buscará una vicepresidenta, bajo sus palabras, “con huevos”, tal como presentó a Cinthya Viteri.
Lenin Moreno, vicepresidente 2006-2012, enviado especial de la ONU para las discapacidades, visto como un hombre con sentido del humor, con tendencia a ponerse a cantar en eventos políticos y hablar sobre átomos, hoy en día está al frente de un gobierno con medidas neoliberales que romantiza el empobrecimiento, el regionalismo, el trabajo infantil, la vida de las personas jubiladas y que desemplea a miles de servidores públicos y centraliza los servicios en el país.
María Paula Romo, abogada, catedrática, asambleísta constituyente, a favor de los derechos de las mujeres, ahora Ministra de Gobierno, ha solapado por más de 25 veces en lo que va del 2019 las decisiones del Gobierno de derecha de Moreno con declaraciones de criminalización a defensores del agua y nada defensora de la ciudadanía universal con las y los venezolanos.
Pues sí, la -clase política ecuatoriana- mantiene su equilibrio, seguimos bajo el mandato de ratas, ratones y rateros locales de doble cara. A lo lejos, el avistamiento del aterrizaje gringo y la manutención china, la otra doble cara del negociado estatal. (O)
Nebot un emprendimiento del feminismo blanco y de derecha, Romo en ruptura con los derechos y Lenin, eso ya lo dejo a su mejor criterio.