Sin mujeres no

Pedro Gutiérrez Guevara

La -nueva generación- propuesta en campaña por el actual alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, hasta ahora, no trasciende de ser un slogan. El -poder cuencano- para muchos/as se ve cimentado en una incapacidad de negociación en el seno del Consejo Cantonal, una incoherencia en su posición sobre minería metálica, denuncias sin acciones concretas a la anterior administración, un novato en estrategia política; pero lo que ha generado un gran malestar en el movimiento de mujeres y feministas ha sido el irrespeto a la elección de una vicealcaldesa en el cantón y el desacato a la decisión judicial donde se declaró la vulneración a la paridad de género contemplada en la Constitución y el COOTAD.
Se reconoce y garantiza a las personas el derecho a la igualdad formal, material y no discriminación. Sin embargo, el Art. 66 #4 de la CRE y el Art. 187 del COOTAD fue vulnerado cuando el Consejo Cantonal de Cuenca no eligió de entre sus miembros a una mujer como la segunda autoridad de acuerdo al principio de paridad entre hombres y mujeres ya que la primera autoridad ejecutiva es un hombre y existían concejalas elegibles, es decir, existió la posibilidad material de que ocurra, pero lo ignoraron.
Queda clara la posición machista, patriarcal y androcéntrica del alcalde, el ex vicealcalde y ciertos ediles. Conceptualicemos los términos anteriores, ya que hoy se los ataca desde el analfabetismo y la falta de empatía por ejemplo: 7 de cada 10 mujeres cuencanas han sido víctimas de violencia: física, sexual, psicológica, patrimonial, y en este caso, política.
El androcentrismo es la visión del mundo que sitúa al hombre como centro de todas las cosas viendo a la experiencia masculina como universal, en la que niñas, adolescentes y mujeres son excluidas e invisibilizadas.
El patriarcado según Alda Facio es, “Es la manifestación de dominio masculino sobre las mujeres y los niños y niñas de la familia que se extiende a la sociedad en general. Implica que los varones tienen poder en todas las autoridades importantes (…) es un sistema donde existe desigual distribución del poder” y;
El machismo entiéndase como “el conjunto de actitudes, comportamientos, prácticas sociales y creencias que justifican y promueven la superioridad de los hombres y la inferioridad de las mujeres, así como la desvalorización de lo femenino”.
A pesar que se acaba de elegir a Marisol Peñaloza como la nueva vicealcaldesa, la justicia constitucional y penal debe imponer una sanción por el incumplimiento de la decisión judicial. (O)
Para hoy tenemos una vicealcaldesa, sin embargo, el patriarcado, machismo y androcentrismo seguirá en el Cabildo de Cuenca.

Sin mujeres no

Pedro Gutiérrez Guevara

La -nueva generación- propuesta en campaña por el actual alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, hasta ahora, no trasciende de ser un slogan. El -poder cuencano- para muchos/as se ve cimentado en una incapacidad de negociación en el seno del Consejo Cantonal, una incoherencia en su posición sobre minería metálica, denuncias sin acciones concretas a la anterior administración, un novato en estrategia política; pero lo que ha generado un gran malestar en el movimiento de mujeres y feministas ha sido el irrespeto a la elección de una vicealcaldesa en el cantón y el desacato a la decisión judicial donde se declaró la vulneración a la paridad de género contemplada en la Constitución y el COOTAD.
Se reconoce y garantiza a las personas el derecho a la igualdad formal, material y no discriminación. Sin embargo, el Art. 66 #4 de la CRE y el Art. 187 del COOTAD fue vulnerado cuando el Consejo Cantonal de Cuenca no eligió de entre sus miembros a una mujer como la segunda autoridad de acuerdo al principio de paridad entre hombres y mujeres ya que la primera autoridad ejecutiva es un hombre y existían concejalas elegibles, es decir, existió la posibilidad material de que ocurra, pero lo ignoraron.
Queda clara la posición machista, patriarcal y androcéntrica del alcalde, el ex vicealcalde y ciertos ediles. Conceptualicemos los términos anteriores, ya que hoy se los ataca desde el analfabetismo y la falta de empatía por ejemplo: 7 de cada 10 mujeres cuencanas han sido víctimas de violencia: física, sexual, psicológica, patrimonial, y en este caso, política.
El androcentrismo es la visión del mundo que sitúa al hombre como centro de todas las cosas viendo a la experiencia masculina como universal, en la que niñas, adolescentes y mujeres son excluidas e invisibilizadas.
El patriarcado según Alda Facio es, “Es la manifestación de dominio masculino sobre las mujeres y los niños y niñas de la familia que se extiende a la sociedad en general. Implica que los varones tienen poder en todas las autoridades importantes (…) es un sistema donde existe desigual distribución del poder” y;
El machismo entiéndase como “el conjunto de actitudes, comportamientos, prácticas sociales y creencias que justifican y promueven la superioridad de los hombres y la inferioridad de las mujeres, así como la desvalorización de lo femenino”.
A pesar que se acaba de elegir a Marisol Peñaloza como la nueva vicealcaldesa, la justicia constitucional y penal debe imponer una sanción por el incumplimiento de la decisión judicial. (O)
Para hoy tenemos una vicealcaldesa, sin embargo, el patriarcado, machismo y androcentrismo seguirá en el Cabildo de Cuenca.