¿Se equivocaron?

Las elecciones seccionales y del CPCCS 2019 nos dejan ciertas interrogantes que deben tomarse en cuenta si no queremos caer en la ingenuidad, en el desconocimiento al evitar pensar que haya personajes que quieran debilitar a nuestra democracia. Luego de las “sorpresas” electorales se han cuestionado algunos dogmas que rondaban en el imaginario de ciertos sectores de la sociedad: a) Las redes sociales son determinantes en las elecciones, b) El rol de ciertos “influencers” moldea las preferencias electorales, c) las encuestas no se equivocan, entre otros, son algunas de las afirmaciones que nos llaman la atención para iniciar un profundo debate.
La primera y segunda aseveración gira en torno a la relevancia de los influencers y de las redes sociales, para ello tomare dos ejemplos: 1) el caso del nulo, aquí varios políticos, periodistas, hasta académicos realizaron una campaña a favor del voto nulo -ahora desaparecidos-, señalando que su victoria impondría incluso la eliminación del CPCCS, al final el nulo no llego ni al pico mas alto histórico en el país que rondaba el 30 %, en definitiva se equivocaron; 2) el caso Yaku Pérez, quien no realizo campaña en redes sociales -promoción-, y por el contrario otros candidatos tenían una inmensa inversión, no obstante, la victoria fue para Pérez demostrando que se pueden hacer campañas efectivas por fuera de Facebook, Twitter, etc.
La tercera aseveración es cada vez mas controversial ¿Las encuestas no se equivocan?
Hasta horas antes de la jornada electoral en varias ciudades del país no se avizoraba mayor sorpresa en cuanto a los resultados electorales según la mismas. Pero ya en la tarde del 24 de marzo los aires de cambio cercenaban las ilusiones de los hasta días antes virtuales ganadores ¿Qué paso? Era el cuestionamiento en los comandos de campaña, se habían equivocado los analistas, politólogos que se habían cobijado bajo las indudables encuestas. Solo nos queda pensar que todos ellos se equivocaron, porque posiblemente aun no hemos visto mas allá de nuestras propias narices y seguimos creyendo que porque un académico apoye el voto nulo, este ganara; o porque en redes sociales un sondeo de opinión dé como ganador a un candidato, éste ganara; o lo mismo con las encuestas. Es necesario entonces repensar la política desde la calle y lo común o se volverán a equivocar. (O)
Tras las elecciones, es necesario entonces repensar la política desde la calle y lo común o se volverán a equivocar.

¿Se equivocaron?

Las elecciones seccionales y del CPCCS 2019 nos dejan ciertas interrogantes que deben tomarse en cuenta si no queremos caer en la ingenuidad, en el desconocimiento al evitar pensar que haya personajes que quieran debilitar a nuestra democracia. Luego de las “sorpresas” electorales se han cuestionado algunos dogmas que rondaban en el imaginario de ciertos sectores de la sociedad: a) Las redes sociales son determinantes en las elecciones, b) El rol de ciertos “influencers” moldea las preferencias electorales, c) las encuestas no se equivocan, entre otros, son algunas de las afirmaciones que nos llaman la atención para iniciar un profundo debate.
La primera y segunda aseveración gira en torno a la relevancia de los influencers y de las redes sociales, para ello tomare dos ejemplos: 1) el caso del nulo, aquí varios políticos, periodistas, hasta académicos realizaron una campaña a favor del voto nulo -ahora desaparecidos-, señalando que su victoria impondría incluso la eliminación del CPCCS, al final el nulo no llego ni al pico mas alto histórico en el país que rondaba el 30 %, en definitiva se equivocaron; 2) el caso Yaku Pérez, quien no realizo campaña en redes sociales -promoción-, y por el contrario otros candidatos tenían una inmensa inversión, no obstante, la victoria fue para Pérez demostrando que se pueden hacer campañas efectivas por fuera de Facebook, Twitter, etc.
La tercera aseveración es cada vez mas controversial ¿Las encuestas no se equivocan?
Hasta horas antes de la jornada electoral en varias ciudades del país no se avizoraba mayor sorpresa en cuanto a los resultados electorales según la mismas. Pero ya en la tarde del 24 de marzo los aires de cambio cercenaban las ilusiones de los hasta días antes virtuales ganadores ¿Qué paso? Era el cuestionamiento en los comandos de campaña, se habían equivocado los analistas, politólogos que se habían cobijado bajo las indudables encuestas. Solo nos queda pensar que todos ellos se equivocaron, porque posiblemente aun no hemos visto mas allá de nuestras propias narices y seguimos creyendo que porque un académico apoye el voto nulo, este ganara; o porque en redes sociales un sondeo de opinión dé como ganador a un candidato, éste ganara; o lo mismo con las encuestas. Es necesario entonces repensar la política desde la calle y lo común o se volverán a equivocar. (O)
Tras las elecciones, es necesario entonces repensar la política desde la calle y lo común o se volverán a equivocar.