Reformas

Ante los continuos problemas que han surgido de la aplicación del Código de la Democracia - Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas – se hacen necesarias varias reformas de este cuerpo normativo, antes de las próximas elecciones que deberán definir la integración de la Función Ejecutiva y Legislativa. Ante esta apremiante situación la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Cuenca presentó algunas posibles modificaciones que se deben tener en cuenta para mejorar el texto legal. Un primer problema es la multiplicidad de organizaciones políticas que han pululado en estas ultimas elecciones seccionales, que en vez de ser garantía de los derechos de participación, van en detrimento de la democracia, por ello urge que los partidos y movimientos, sean únicamente nacionales y provinciales.
En cuanto al padrón electoral y sus inconsistencias se debe establecer que el registro civil sea un órgano adscrito al Consejo Nacional Electoral, para evitar que la responsabilidad del padrón electoral se diluya. De la misma forma, si un ciudadano no sufraga en 2 períodos electorales sucesivos debe ser eliminado del mismo para evitar la inflación del padrón electoral. En referencia al proceso de calificación de candidaturas, en cuanto al procedimiento debe incluirse una norma que permita revisar la calificación del candidato, y si se ha inducido al error al CNE, o es contra derecho se deberá declarar su nulidad.
En lo que corresponde a las elecciones de asambleístas provinciales, no debe mantenerse el modelo con el método D’Hondt, por cuanto atenta a los principios de proporcionalidad e igualdad del voto, o deben eliminarse las circunscripciones en las que se ha dividido a varias provincias, y únicamente recoger las que señala explícitamente la Constitución. De no ser así debería analizarse un cambio de fórmula electoral sea por el método de Webster o Hare. En lo concerniente a la campaña electoral el plazo debe ampliarse, al ser tan corto actualmente (45 días) pues vulnera el principio de igualdad de oportunidades con quienes se encuentran ejerciendo como autoridades. Finalmente, de ganar la revocatoria del mandato, la autoridad revocada como sanción, no debería poder ser candidato en al menos dos períodos a ninguna dignidad de elección popular. Así, con estas necesarias reformas podríamos ayudar a fortalecer el sistema electoral y la democracia ecuatoriana. (O)
Con estas necesarias reformas podríamos ayudar a fortalecer el sistema electoral y la democracia ecuatoriana.

Reformas

Ante los continuos problemas que han surgido de la aplicación del Código de la Democracia - Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas – se hacen necesarias varias reformas de este cuerpo normativo, antes de las próximas elecciones que deberán definir la integración de la Función Ejecutiva y Legislativa. Ante esta apremiante situación la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Cuenca presentó algunas posibles modificaciones que se deben tener en cuenta para mejorar el texto legal. Un primer problema es la multiplicidad de organizaciones políticas que han pululado en estas ultimas elecciones seccionales, que en vez de ser garantía de los derechos de participación, van en detrimento de la democracia, por ello urge que los partidos y movimientos, sean únicamente nacionales y provinciales.
En cuanto al padrón electoral y sus inconsistencias se debe establecer que el registro civil sea un órgano adscrito al Consejo Nacional Electoral, para evitar que la responsabilidad del padrón electoral se diluya. De la misma forma, si un ciudadano no sufraga en 2 períodos electorales sucesivos debe ser eliminado del mismo para evitar la inflación del padrón electoral. En referencia al proceso de calificación de candidaturas, en cuanto al procedimiento debe incluirse una norma que permita revisar la calificación del candidato, y si se ha inducido al error al CNE, o es contra derecho se deberá declarar su nulidad.
En lo que corresponde a las elecciones de asambleístas provinciales, no debe mantenerse el modelo con el método D’Hondt, por cuanto atenta a los principios de proporcionalidad e igualdad del voto, o deben eliminarse las circunscripciones en las que se ha dividido a varias provincias, y únicamente recoger las que señala explícitamente la Constitución. De no ser así debería analizarse un cambio de fórmula electoral sea por el método de Webster o Hare. En lo concerniente a la campaña electoral el plazo debe ampliarse, al ser tan corto actualmente (45 días) pues vulnera el principio de igualdad de oportunidades con quienes se encuentran ejerciendo como autoridades. Finalmente, de ganar la revocatoria del mandato, la autoridad revocada como sanción, no debería poder ser candidato en al menos dos períodos a ninguna dignidad de elección popular. Así, con estas necesarias reformas podríamos ayudar a fortalecer el sistema electoral y la democracia ecuatoriana. (O)
Con estas necesarias reformas podríamos ayudar a fortalecer el sistema electoral y la democracia ecuatoriana.