Recordando a Curzio Malaparte

El autor italiano fallecido a mediados del s.XX, fue expulsado del Partido Nacional Fascista y pasó cinco años (1933-1938) de su vida en la cárcel de Lipari y luego, sucesivamente arrestado entre los años 1938 y 1942. Joven aún participó con Benito Mussolini en la ‘Marcha sobre Roma’ que derivó en el establecimiento de un ‘gobierno de orden’ por encargo del rey Víctor Manuel III aconsejado por la burguesía italiana, ‘orden’ que se impuso desde 1922 hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. Dato curioso: Benito y Curzio eran periodistas, oficio que, el segundo, lo ejerció durante toda su vida.
Kurt Erich Suckert era su verdadero nombre, lo cambió por el de Curzio Malaparte en oposición a Napoleón Bonaparte; además de periodista, fue escritor y entre sus obras más destacadas se incluye “Técnicas del Golpe de Estado”. Una breve síntesis de su teoría política nos devela el gran dominio que tenía sobre un tema de tanta actualidad:

Comúnmente se dice: “no hay nada nuevo bajo el sol”. Han pasado más de dos siglos desde la Revolución Francesa y ya casi uno desde la Marcha sobre Roma, pero el “golpe de Estado” sigue tan vigente todavía. A Curzio Malaparte, muy pocos lo recuerdan y muchos nunca han oído hablar de él; para quien desee saber algo más de su vida, sus últimos años los entregó al Partido Comunista Italiano. ¿Cómo fue posible su cambio? Quizás su respuesta sería, parodiando a José Martí, quien luego de vivir en EE.UU. dijo: “Viví en el monstruo y le conozco las entrañas”. (O)

Recordando a Curzio Malaparte

El autor italiano fallecido a mediados del s.XX, fue expulsado del Partido Nacional Fascista y pasó cinco años (1933-1938) de su vida en la cárcel de Lipari y luego, sucesivamente arrestado entre los años 1938 y 1942. Joven aún participó con Benito Mussolini en la ‘Marcha sobre Roma’ que derivó en el establecimiento de un ‘gobierno de orden’ por encargo del rey Víctor Manuel III aconsejado por la burguesía italiana, ‘orden’ que se impuso desde 1922 hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. Dato curioso: Benito y Curzio eran periodistas, oficio que, el segundo, lo ejerció durante toda su vida.
Kurt Erich Suckert era su verdadero nombre, lo cambió por el de Curzio Malaparte en oposición a Napoleón Bonaparte; además de periodista, fue escritor y entre sus obras más destacadas se incluye “Técnicas del Golpe de Estado”. Una breve síntesis de su teoría política nos devela el gran dominio que tenía sobre un tema de tanta actualidad:

Comúnmente se dice: “no hay nada nuevo bajo el sol”. Han pasado más de dos siglos desde la Revolución Francesa y ya casi uno desde la Marcha sobre Roma, pero el “golpe de Estado” sigue tan vigente todavía. A Curzio Malaparte, muy pocos lo recuerdan y muchos nunca han oído hablar de él; para quien desee saber algo más de su vida, sus últimos años los entregó al Partido Comunista Italiano. ¿Cómo fue posible su cambio? Quizás su respuesta sería, parodiando a José Martí, quien luego de vivir en EE.UU. dijo: “Viví en el monstruo y le conozco las entrañas”. (O)