Querétaro y el constitucionalismo social

Se puede identificar la noción de noción del Constitucionalismo Social en varias perspectivas en las que se incluyen, o excluyen ciertos hechos y la producción normativa resultado de los mismos. Por ejemplo, la Constitución de Weimar de 1919, en buena parte de la literatura jurídica europea se destaca como el texto normativo que dio inicio al constitucionalismo social. Pero esta concepción puede ser errónea o al menos no tan exacta, el proceso revolucionario que tuvo lugar entre 1910 y 1917 en México, tuvo como resultado la creación de la Constitución de Querétaro que recogió las demandas sociales que venían influenciadas por el pensamiento subalterno.
La Constitución de Querétaro en su artículo 123 determina que el Congreso de la Unión debía expedir leyes sobre el trabajo, regular la relación laboral de los jornaleros, empleados, artesanos, y de una manera general, todo contrato de trabajo. En esta área se amplía el ámbito de los derechos, pues se reconocen derechos laborales a los trabajadores en sus distintas categorías, los mismos que se encontraban en un estado de indefensión en la relación patrono-trabajador.
En cuanto a derechos individuales, se regula la jornada máxima de trabajo que es de ocho horas, la jornada nocturna máxima sería de siete horas, para trabajo igual debe corresponder salario igual, por cada seis días de trabajo deberá disfrutar el operario de un día de descanso, como mínimo. A su vez, el salario mínimo del cual debía disfrutar el trabajador era el que se considere suficiente, dependiendo de las condiciones de cada región, y que solventara necesariamente la reproducción de la vida del obrero, y su educación. Este salario debía ser calculado considerando al obrero como jefe de familia.
Además, se explicita que en toda empresa agrícola, comercial, fabril o minera, los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades. En cuanto a derechos colectivos se garantiza el derecho a la sindicalización tanto de obreros como de empresarios, en defensa de sus intereses mediante asociaciones u otras formas de organización.
Entonces se infiere que el constitucionalismo social no tuvo sus orígenes únicamente en Europa, o que solamente estuvo anclado a una visión socialdemócrata. Así, Querétaro es un texto constitucional que influyó notablemente en las constituciones de América Latina, con unas profundas ideas de transformación social. (O)

Querétaro y el constitucionalismo social

Se puede identificar la noción de noción del Constitucionalismo Social en varias perspectivas en las que se incluyen, o excluyen ciertos hechos y la producción normativa resultado de los mismos. Por ejemplo, la Constitución de Weimar de 1919, en buena parte de la literatura jurídica europea se destaca como el texto normativo que dio inicio al constitucionalismo social. Pero esta concepción puede ser errónea o al menos no tan exacta, el proceso revolucionario que tuvo lugar entre 1910 y 1917 en México, tuvo como resultado la creación de la Constitución de Querétaro que recogió las demandas sociales que venían influenciadas por el pensamiento subalterno.
La Constitución de Querétaro en su artículo 123 determina que el Congreso de la Unión debía expedir leyes sobre el trabajo, regular la relación laboral de los jornaleros, empleados, artesanos, y de una manera general, todo contrato de trabajo. En esta área se amplía el ámbito de los derechos, pues se reconocen derechos laborales a los trabajadores en sus distintas categorías, los mismos que se encontraban en un estado de indefensión en la relación patrono-trabajador.
En cuanto a derechos individuales, se regula la jornada máxima de trabajo que es de ocho horas, la jornada nocturna máxima sería de siete horas, para trabajo igual debe corresponder salario igual, por cada seis días de trabajo deberá disfrutar el operario de un día de descanso, como mínimo. A su vez, el salario mínimo del cual debía disfrutar el trabajador era el que se considere suficiente, dependiendo de las condiciones de cada región, y que solventara necesariamente la reproducción de la vida del obrero, y su educación. Este salario debía ser calculado considerando al obrero como jefe de familia.
Además, se explicita que en toda empresa agrícola, comercial, fabril o minera, los trabajadores tendrán derecho a una participación en las utilidades. En cuanto a derechos colectivos se garantiza el derecho a la sindicalización tanto de obreros como de empresarios, en defensa de sus intereses mediante asociaciones u otras formas de organización.
Entonces se infiere que el constitucionalismo social no tuvo sus orígenes únicamente en Europa, o que solamente estuvo anclado a una visión socialdemócrata. Así, Querétaro es un texto constitucional que influyó notablemente en las constituciones de América Latina, con unas profundas ideas de transformación social. (O)