Palestina ¿Un Estado?

Visto

El pasado Viernes Santo en Palestina se vivió un día sangriento cuando realizaban sus manifestaciones por el Día de la Tierra. La represión de las fuerzas israelíes termino con la vida de 19 palestinos y con decenas de heridos que únicamente caminaban por las calles de Jerusalén en honor a sus mártires de la lucha por el Estado Palestino. La comunidad mundial ha rechazado las acciones de los militares israelíes, pero aun es escasa la condena a este tipo de crímenes que suscitándose en otros países como Venezuela, serían de los más connotados en los grandes medios de comunicación o las redes sociales. Sin embargo, esta crisis humanitaria subyace al reconocimiento del Estado Palestino. En ese sentido, este tema debe ser abordado con una perspectiva humanista pero sin dejar de lado el ámbito jurídico.
Entonces la pregunta clave es ¿Palestina es o no un Estado? Según Javier Pérez Royo, jurista español, ex docente de la Universidad de Sevilla, los elementos de un Estado serian tres: a) El poder –soberanía-, b) El pueblo y c) el territorio. Asimismo, la Convención de Montevideo de 1933 sobre los Derechos y Deberes de los Estados establece que para que un Estado sea reconocido como tal se necesita: a) población permanente b) territorio definido c) gobierno y d) capacidad para entablar relaciones con otros Estados. No obstante, otra corriente de pensadores cree que únicamente con el reconocimiento de la mayoría de Estados de esa entidad, devendría en un Estado. En Palestina se observa que efectivamente hay un gobierno (Autoridad Palestina-AP-), que está dirigido por Hamas. Se delimita que existe una autoridad (AP) sobre un cierto territorio y sobre una población, que constantemente está siendo vejada por las fuerzas estatales israelíes.
Esta vejación es la que denota que la soberanía de Palestina está en vilo, pero por la intervención militar de Israel. Así, la Autoridad Palestina, como gobierno legítimo está en capacidad de ejercer la soberanía, siempre y cuando las acciones hostiles de Israel cesen. Entonces, la comunidad internacional debe ser garante de esa limitación a Israel y a quienes lo respaldan -casi únicamente- Estados Unidos, para dar fin a la agresión contra los palestinos. Finalmente, se debería reconocer la plena soberanía del Estado Palestino, para terminar con un conflicto de más de medio siglo. Hasta eso debemos seguir condenando el gueto al que están sometidos nuestros hermanos de Palestina y seguir impulsando el proceso para alcanzar la paz. (O)

Palestina ¿Un Estado?

El pasado Viernes Santo en Palestina se vivió un día sangriento cuando realizaban sus manifestaciones por el Día de la Tierra. La represión de las fuerzas israelíes termino con la vida de 19 palestinos y con decenas de heridos que únicamente caminaban por las calles de Jerusalén en honor a sus mártires de la lucha por el Estado Palestino. La comunidad mundial ha rechazado las acciones de los militares israelíes, pero aun es escasa la condena a este tipo de crímenes que suscitándose en otros países como Venezuela, serían de los más connotados en los grandes medios de comunicación o las redes sociales. Sin embargo, esta crisis humanitaria subyace al reconocimiento del Estado Palestino. En ese sentido, este tema debe ser abordado con una perspectiva humanista pero sin dejar de lado el ámbito jurídico.
Entonces la pregunta clave es ¿Palestina es o no un Estado? Según Javier Pérez Royo, jurista español, ex docente de la Universidad de Sevilla, los elementos de un Estado serian tres: a) El poder –soberanía-, b) El pueblo y c) el territorio. Asimismo, la Convención de Montevideo de 1933 sobre los Derechos y Deberes de los Estados establece que para que un Estado sea reconocido como tal se necesita: a) población permanente b) territorio definido c) gobierno y d) capacidad para entablar relaciones con otros Estados. No obstante, otra corriente de pensadores cree que únicamente con el reconocimiento de la mayoría de Estados de esa entidad, devendría en un Estado. En Palestina se observa que efectivamente hay un gobierno (Autoridad Palestina-AP-), que está dirigido por Hamas. Se delimita que existe una autoridad (AP) sobre un cierto territorio y sobre una población, que constantemente está siendo vejada por las fuerzas estatales israelíes.
Esta vejación es la que denota que la soberanía de Palestina está en vilo, pero por la intervención militar de Israel. Así, la Autoridad Palestina, como gobierno legítimo está en capacidad de ejercer la soberanía, siempre y cuando las acciones hostiles de Israel cesen. Entonces, la comunidad internacional debe ser garante de esa limitación a Israel y a quienes lo respaldan -casi únicamente- Estados Unidos, para dar fin a la agresión contra los palestinos. Finalmente, se debería reconocer la plena soberanía del Estado Palestino, para terminar con un conflicto de más de medio siglo. Hasta eso debemos seguir condenando el gueto al que están sometidos nuestros hermanos de Palestina y seguir impulsando el proceso para alcanzar la paz. (O)

Visto