¿ONU vs SIRIA?

Concluida la II Guerra Mundial, las principales naciones actoras del conflicto concordaron en lo evidente: la Sociedad de Naciones, creada al final de la Primera Guerra, fracasó en su objetivo: evitar un nuevo conflicto bélico; en su remplazo se creó la Organización de las Naciones Unidas –ONU, con base en el reconocimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

A partir de 1945, Europa pudo disfrutar del mayor período de paz de su historia gracias, no precisamente a las acciones de la ONU, sino a la presencia del bloque de países socialistas encabezados por la Unión Soviética que frenaron los intentos belicistas de la OTAN. Fueron 45 años de trabajo pacífico, creador y de fortalecimiento de las economías nacionales. Lamentablemente, la caída del ‘muro de Berlín’ o ‘el fin de la historia’ como ilusoriamente se apresuró en anunciar el poder económico y mediático occidental, abrió nuevamente las puertas a la guerra y la sangre y destrucción comenzaron a regarse en los campos de la Vieja Europa.

A partir de marzo de 2011, en Siria se vive un conflicto armado que se inició aparentemente con acciones militares de sectores opuestos al gobierno legítimo de Bashar al Ásad, pero en el que han participado fuerzas militares apoyadas básicamente por Alemania, Francia, Inglaterra y, no podía faltar, EE.UU., es decir una inefable sombra de la OTAN. Pronto se especuló sobre el inicio de la Tercera Guerra Mundial, con una nueva característica: formalmente no intervienen ejércitos regulares de los países involucrados, se trata de un ejército mercenario: el ISIS, más conocido como ‘Estado Islámico’, organización terrorista prohibida en Rusia y varios países de Europa y del Cercano Oriente.

Tras siete años de guerra, Siria es hoy un país devastado, con más de cinco millones de refugiados, pero, finalmente el ‘Estado Islámico’, es decir sus auspiciantes, han sido derrotados. La victoria militar fue posible a partir de la solicitud de apoyo militar presentada por el Gobierno Sirio al Gobierno Ruso. Sin embargo, contrariamente a lo que debe esperarse de la ONU, esta organización pretende seguir golpeando al pueblo sirio: el 20 de Agosto se han hecho públicas órdenes secretas del Departamento de Asuntos Políticos de la ONU prohibiendo la financiación de proyectos para la reconstrucción de Siria, en coincidencia con la negativa del Departamento de Estado de EE.UU. de aportar para el restablecimiento del país árabe. (O)
La Declaración Universal de los Derechos Humanos garantiza prioritariamente la paz y el derecho de protección a los refugiados

¿ONU vs SIRIA?

Concluida la II Guerra Mundial, las principales naciones actoras del conflicto concordaron en lo evidente: la Sociedad de Naciones, creada al final de la Primera Guerra, fracasó en su objetivo: evitar un nuevo conflicto bélico; en su remplazo se creó la Organización de las Naciones Unidas –ONU, con base en el reconocimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

A partir de 1945, Europa pudo disfrutar del mayor período de paz de su historia gracias, no precisamente a las acciones de la ONU, sino a la presencia del bloque de países socialistas encabezados por la Unión Soviética que frenaron los intentos belicistas de la OTAN. Fueron 45 años de trabajo pacífico, creador y de fortalecimiento de las economías nacionales. Lamentablemente, la caída del ‘muro de Berlín’ o ‘el fin de la historia’ como ilusoriamente se apresuró en anunciar el poder económico y mediático occidental, abrió nuevamente las puertas a la guerra y la sangre y destrucción comenzaron a regarse en los campos de la Vieja Europa.

A partir de marzo de 2011, en Siria se vive un conflicto armado que se inició aparentemente con acciones militares de sectores opuestos al gobierno legítimo de Bashar al Ásad, pero en el que han participado fuerzas militares apoyadas básicamente por Alemania, Francia, Inglaterra y, no podía faltar, EE.UU., es decir una inefable sombra de la OTAN. Pronto se especuló sobre el inicio de la Tercera Guerra Mundial, con una nueva característica: formalmente no intervienen ejércitos regulares de los países involucrados, se trata de un ejército mercenario: el ISIS, más conocido como ‘Estado Islámico’, organización terrorista prohibida en Rusia y varios países de Europa y del Cercano Oriente.

Tras siete años de guerra, Siria es hoy un país devastado, con más de cinco millones de refugiados, pero, finalmente el ‘Estado Islámico’, es decir sus auspiciantes, han sido derrotados. La victoria militar fue posible a partir de la solicitud de apoyo militar presentada por el Gobierno Sirio al Gobierno Ruso. Sin embargo, contrariamente a lo que debe esperarse de la ONU, esta organización pretende seguir golpeando al pueblo sirio: el 20 de Agosto se han hecho públicas órdenes secretas del Departamento de Asuntos Políticos de la ONU prohibiendo la financiación de proyectos para la reconstrucción de Siria, en coincidencia con la negativa del Departamento de Estado de EE.UU. de aportar para el restablecimiento del país árabe. (O)
La Declaración Universal de los Derechos Humanos garantiza prioritariamente la paz y el derecho de protección a los refugiados