Observatorio

 Ante las elecciones seccionales que se van a realizar el próximo 24 de marzo, la Universidad de Cuenca, con su Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales, decidió conformar un observatorio electoral que pretende contribuir al mejoramiento de la calidad de la democracia en el cantón y la provincia, a través de delinear e implementar estrategias de observancia y análisis científicos de los procesos electorales, pero además de la gestión de la administración pública.
Como bien señala la Ley Orgánica Electoral -Código de la Democracia- en su articulo 173, la observancia electoral se fundamenta en el derecho reconocido en la Constitución acciones de veeduría y control sobre los actos del poder publico.
Ahora bien ¿Qué facultades tiene el observatorio electoral? Quienes son parte de un observatorio electoral están facultados por el Consejo Nacional Electoral a observar la instalación de la junta receptora del voto y el desarrollo de las votaciones, revisar los documentos electorales proporcionados a la junta receptora del voto, asistir al escrutinio y cómputo de la votación en la respectiva junta receptora del voto y a la fijación de los resultados de la votación en los recintos electorales, mantenerse informado sobre los aspectos relacionados con el control del financiamiento y gasto, dirigir denuncias a los organismos electorales que corresponda para la debida investigación, entre otras.
Si bien en los últimos procesos electorales se han hecho denuncias sobre múltiples irregularidades, prácticamente ninguna ha llegado a culminar en un proceso administrativo o judicial, sino únicamente han servido como un argumento con fines políticos, implicando la impunidad o la malicia de tales aseveraciones.
En cambio, ahora se podrá tener un observatorio que, con la plena garantía de su objetividad y rigurosidad, analizara los documentos públicos, se comunicara con los sujetos políticos y demás personas que son parte de la contienda electoral con el fin de garantizar que se materialicen los derechos de participación.
Esperamos que este mecanismo inédito en el país tenga todas las garantías necesarias para que su trabajo sea expedito y pueda cumplir con su objetivo: mejorar la calidad de la democracia en el país, logro que tanta falta nos hace. (O)
Esperamos que este mecanismo  tenga las garantías necesarias para que logre su objetivo: mejorar la calidad de la democracia.

Observatorio

 Ante las elecciones seccionales que se van a realizar el próximo 24 de marzo, la Universidad de Cuenca, con su Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Políticas y Sociales, decidió conformar un observatorio electoral que pretende contribuir al mejoramiento de la calidad de la democracia en el cantón y la provincia, a través de delinear e implementar estrategias de observancia y análisis científicos de los procesos electorales, pero además de la gestión de la administración pública.
Como bien señala la Ley Orgánica Electoral -Código de la Democracia- en su articulo 173, la observancia electoral se fundamenta en el derecho reconocido en la Constitución acciones de veeduría y control sobre los actos del poder publico.
Ahora bien ¿Qué facultades tiene el observatorio electoral? Quienes son parte de un observatorio electoral están facultados por el Consejo Nacional Electoral a observar la instalación de la junta receptora del voto y el desarrollo de las votaciones, revisar los documentos electorales proporcionados a la junta receptora del voto, asistir al escrutinio y cómputo de la votación en la respectiva junta receptora del voto y a la fijación de los resultados de la votación en los recintos electorales, mantenerse informado sobre los aspectos relacionados con el control del financiamiento y gasto, dirigir denuncias a los organismos electorales que corresponda para la debida investigación, entre otras.
Si bien en los últimos procesos electorales se han hecho denuncias sobre múltiples irregularidades, prácticamente ninguna ha llegado a culminar en un proceso administrativo o judicial, sino únicamente han servido como un argumento con fines políticos, implicando la impunidad o la malicia de tales aseveraciones.
En cambio, ahora se podrá tener un observatorio que, con la plena garantía de su objetividad y rigurosidad, analizara los documentos públicos, se comunicara con los sujetos políticos y demás personas que son parte de la contienda electoral con el fin de garantizar que se materialicen los derechos de participación.
Esperamos que este mecanismo inédito en el país tenga todas las garantías necesarias para que su trabajo sea expedito y pueda cumplir con su objetivo: mejorar la calidad de la democracia en el país, logro que tanta falta nos hace. (O)
Esperamos que este mecanismo  tenga las garantías necesarias para que logre su objetivo: mejorar la calidad de la democracia.