Nueva geopolítica

Para noviembre está prevista la reunión anual del BRICS, grupo integrado por las cinco economías nacionales emergentes consideradas las más importantes del mundo: Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica-y que actualmente está presidido por Jair Bolsonaro. En las actuales condiciones por las que atraviesa el país sudamericano algunos sectores especulaban con la posible retirada de Brasil, sin embargo el presidente brasileño ha manifestado que no existe tal posibilidad.
Desde luego el BRICS reúne en su seno a países con un peso muy significativo en las relaciones económicas y comerciales a nivel internacional: más de la mitad de la población mundial, un gran territorio, inmensos recursos naturales, un sostenido incremento del PIB durante el último quinquenio. Adicionalmente, no puede dejar de considerarse que el mayor intercambio comercial de Brasil lo tiene precisamente con dos de los cinco miembros del grupo: Rusia y China.
Cabe recordar que las relaciones del gigante sudamericano, la quinta economía a nivel mundial, con EE.UU. no han sido de sumisión absoluta a los dictados de la Casa Blanca ni del Pentágono, los sucesivos gobernantes, al margen de su visión política, han procurado mantener buenas relaciones con el país del norte.
Brasil fue la mayor colonia de Portugal, incluso en un momento dado de su historia fue la sede de la monarquía lusa; durante la Segunda Guerra Mundial mantuvo nexos con Alemania y no ha ocultado sus aspiraciones de convertirse en potencia en el ámbito militar, lo que sin lugar a dudas es preocupante para el Pentágono puesto que la ubicación de Brasil en la costa del Atlántico le confiere un control predominante en la cuenca sur de este océano, hecho que podría concretarse en una posible consolidación de la OTAS como contrapartida de la OTAN.
A treinta años de la caída del Muro de Berlín, los sueños del ‘mundo unipolar’ y el ‘fin de la historia’ definitivamente se han apagado y la realidad geopolítica hoy incluye a los países del sur como actores de hecho y no solamente como sujetos controlados por el poder económico mundial. La presencia de Venezuela y Brasil, con claras diferencias en sus visiones político-sociales, no pueden ser ignorados como actores políticos de primera importancia en el acontecer mundial.  (O)

La geopolítica que se discutía desde el norte hoy incluye al llamado sur-sur configurado en el BRICS: Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica.

Nueva geopolítica

Para noviembre está prevista la reunión anual del BRICS, grupo integrado por las cinco economías nacionales emergentes consideradas las más importantes del mundo: Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica-y que actualmente está presidido por Jair Bolsonaro. En las actuales condiciones por las que atraviesa el país sudamericano algunos sectores especulaban con la posible retirada de Brasil, sin embargo el presidente brasileño ha manifestado que no existe tal posibilidad.
Desde luego el BRICS reúne en su seno a países con un peso muy significativo en las relaciones económicas y comerciales a nivel internacional: más de la mitad de la población mundial, un gran territorio, inmensos recursos naturales, un sostenido incremento del PIB durante el último quinquenio. Adicionalmente, no puede dejar de considerarse que el mayor intercambio comercial de Brasil lo tiene precisamente con dos de los cinco miembros del grupo: Rusia y China.
Cabe recordar que las relaciones del gigante sudamericano, la quinta economía a nivel mundial, con EE.UU. no han sido de sumisión absoluta a los dictados de la Casa Blanca ni del Pentágono, los sucesivos gobernantes, al margen de su visión política, han procurado mantener buenas relaciones con el país del norte.
Brasil fue la mayor colonia de Portugal, incluso en un momento dado de su historia fue la sede de la monarquía lusa; durante la Segunda Guerra Mundial mantuvo nexos con Alemania y no ha ocultado sus aspiraciones de convertirse en potencia en el ámbito militar, lo que sin lugar a dudas es preocupante para el Pentágono puesto que la ubicación de Brasil en la costa del Atlántico le confiere un control predominante en la cuenca sur de este océano, hecho que podría concretarse en una posible consolidación de la OTAS como contrapartida de la OTAN.
A treinta años de la caída del Muro de Berlín, los sueños del ‘mundo unipolar’ y el ‘fin de la historia’ definitivamente se han apagado y la realidad geopolítica hoy incluye a los países del sur como actores de hecho y no solamente como sujetos controlados por el poder económico mundial. La presencia de Venezuela y Brasil, con claras diferencias en sus visiones político-sociales, no pueden ser ignorados como actores políticos de primera importancia en el acontecer mundial.  (O)

La geopolítica que se discutía desde el norte hoy incluye al llamado sur-sur configurado en el BRICS: Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica.