Netflix

En su sección “sugerencias para ti”, Netflix me acaba de presentar una larga lista de películas y series ¡y todas me gustaron! Asimismo, luego de ver las seis temporadas de House of Cards, me llegó un mail directo de la plataforma “recomendándome” ver Designated Survivor. ¿Casualidad? ¿Cómo sabe tanto Netflix de mí? Creo que todos en algún punto nos hemos hecho estas ni preguntas.
Esa rara sensación de que “Netflix sabe más de mí que yo mismo” tiene una sencilla y la vez compleja explicación: datos. El sistema que está detrás de todo esto registra a precisión todos nuestros movimientos dentro de la plataforma: qué vemos, a qué hora, si terminamos el capítulo o solo unos vimos unos minutos, nuestros artistas y géneros favoritos y un largo etcétera. En definitiva, información suficiente para que los complejos algoritmos de la empresa construyan una infinita y eficaz base de datos.
De este procesamiento de información, lógicamente también se desprende la organización de las galerías, las secciones y, por supuesto, de las obras que estarán incluidas en cada visualización, que además varían según el horario de cada usuario. Incluso, por este filtro pasan detalles tan finos como cuál sería la imagen más adecuada para mostrar en la carátula de las películas y la series; es decir, si es que hemos tenido cierta preferencia por algún actor, las portadas de otras películas mostrarán no su afiche oficial sino un primer plano del personaje de nuestra preferencia. Mientras tú miras Netflix, Netflix te mira a ti. Por otra parte, recientemente la plataforma marcó un nuevo hito en su exitoso derrotero al unirse a la Asociación Cinematográfica de EEUU (MPAA), siendo el primero servicio de streaming en incursionar en este gremio. Este paso resulta natural si revisamos la serie de galardones que las producciones Netflix han tenido en los últimos años. Desde sus primeros reconocimientos en el Emmy, con House of Cards, hasta las 14 nominaciones para el Oscar de este año, 10 de estas por la película Roma, del mexicano Alfonso Cuarón.
Finalmente, vale recordar que desde el inicio Netflix nos presentó una nueva forma de hacer las cosas. Hoy la plataforma tiene más de 150 millones de suscriptores y varios proyectos para seguir como un actor relevante en la industria cultural mundial. Salvo que ocurra algo no programado, el único obstáculo que parece tener la plataforma es que el día solo tenga 24 horas. (O)
Desde el inicio Netflix nos presentó una nueva forma de hacer las cosas. Hoy la plataforma tiene más de 150 millones de suscriptores.

Netflix

En su sección “sugerencias para ti”, Netflix me acaba de presentar una larga lista de películas y series ¡y todas me gustaron! Asimismo, luego de ver las seis temporadas de House of Cards, me llegó un mail directo de la plataforma “recomendándome” ver Designated Survivor. ¿Casualidad? ¿Cómo sabe tanto Netflix de mí? Creo que todos en algún punto nos hemos hecho estas ni preguntas.
Esa rara sensación de que “Netflix sabe más de mí que yo mismo” tiene una sencilla y la vez compleja explicación: datos. El sistema que está detrás de todo esto registra a precisión todos nuestros movimientos dentro de la plataforma: qué vemos, a qué hora, si terminamos el capítulo o solo unos vimos unos minutos, nuestros artistas y géneros favoritos y un largo etcétera. En definitiva, información suficiente para que los complejos algoritmos de la empresa construyan una infinita y eficaz base de datos.
De este procesamiento de información, lógicamente también se desprende la organización de las galerías, las secciones y, por supuesto, de las obras que estarán incluidas en cada visualización, que además varían según el horario de cada usuario. Incluso, por este filtro pasan detalles tan finos como cuál sería la imagen más adecuada para mostrar en la carátula de las películas y la series; es decir, si es que hemos tenido cierta preferencia por algún actor, las portadas de otras películas mostrarán no su afiche oficial sino un primer plano del personaje de nuestra preferencia. Mientras tú miras Netflix, Netflix te mira a ti. Por otra parte, recientemente la plataforma marcó un nuevo hito en su exitoso derrotero al unirse a la Asociación Cinematográfica de EEUU (MPAA), siendo el primero servicio de streaming en incursionar en este gremio. Este paso resulta natural si revisamos la serie de galardones que las producciones Netflix han tenido en los últimos años. Desde sus primeros reconocimientos en el Emmy, con House of Cards, hasta las 14 nominaciones para el Oscar de este año, 10 de estas por la película Roma, del mexicano Alfonso Cuarón.
Finalmente, vale recordar que desde el inicio Netflix nos presentó una nueva forma de hacer las cosas. Hoy la plataforma tiene más de 150 millones de suscriptores y varios proyectos para seguir como un actor relevante en la industria cultural mundial. Salvo que ocurra algo no programado, el único obstáculo que parece tener la plataforma es que el día solo tenga 24 horas. (O)
Desde el inicio Netflix nos presentó una nueva forma de hacer las cosas. Hoy la plataforma tiene más de 150 millones de suscriptores.