Morena y amlo

Visto

A la tercera es la vencida: La coalición de centro izquierda "Juntos Haremos Historia" fue la bandera política que selló el triunfo abrumador (más del 53%) del escritor y político tabasqueño ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR -AMLO- La coalición se conformó alrededor del Movimiento de Regeneración Nacional -MORENA- de reciente formación, siempre con el liderazgo del flamante presidente electo, a quien, se dice, el fraude electoral le habría escamoteado la Presidencia del país azteca en 2 ocasiones anteriores (2006 y 2012). La "partidocracia" mejicana (PRI y PAN) queda herida de muerte.
Su campaña se concentró en 35 acciones clave dentro de una estrategia nueva y diferente respecto a la tradicional política de las 8 décadas que siguieron al gobierno de Lázaro Cárdenas, con dominio casi absoluto del PRI. En su primera reunión de trabajo con quienes conformarían su gabinete de gobierno resumió las líneas fundamentales de lo que será su gobierno.La lucha contra la corrupción, la austeridad fiscal, el desarrollo social, el rescate del campo y de las comunidades indígenas, la generación de empleo, la lucha contra la pobreza, serán sus prioridades.
Vientos de cambio soplan desde el Río Grande. Hay enormes expectativas por lo que hará el nuevo presidente. Méjico es un país tremendamente desigual e injusto, con millones de pobres a pesar de contar con gigantescos recursos naturales. Mientras el mundo occidental se asombra de lo que ocurre en Siria, Venezuela o Nicaragua, poco dice sobre lo que pasa en el Méjico lindo y querido. Más de un centenar de políticos fueron asesinados en la última campaña electoral, muchos periodistas corrieron igual suerte. Y los crímenes atroces que el narcotráfico comete, tampoco es materia de asombro mayor. Si estos problemas no paran a corto plazo con Lopez Obrador, ahora si se pondrá el grito en el cielo y se dirá, como ya se está diciendo, que los gobiernos populistas, son la peor desgracia que le puede ocurrir a Latinoamérica.
AMLO, si ajusta su plan a la agenda progresista, lo que seguramente lo hará, encontrará la feroz oposición interna y externa. Si toca los intereses petroleros, si lucha soberana, denodada y fuertemente contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, las "oscuras golondrinas" tratarán de cualquier cosa por deshacerse de quien, cuando entre el 2000 y 2005 se desempeñó como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, fuera considerado como el segundo mejor alcalde del mundo. Al Presidente AMLO, le corresponde demostrar que las ideologías no han muerto y que la auténtica izquierda moderna si pude mejorar sustancialmente la calidad de vida social. (O)

Morena y amlo

A la tercera es la vencida: La coalición de centro izquierda "Juntos Haremos Historia" fue la bandera política que selló el triunfo abrumador (más del 53%) del escritor y político tabasqueño ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR -AMLO- La coalición se conformó alrededor del Movimiento de Regeneración Nacional -MORENA- de reciente formación, siempre con el liderazgo del flamante presidente electo, a quien, se dice, el fraude electoral le habría escamoteado la Presidencia del país azteca en 2 ocasiones anteriores (2006 y 2012). La "partidocracia" mejicana (PRI y PAN) queda herida de muerte.
Su campaña se concentró en 35 acciones clave dentro de una estrategia nueva y diferente respecto a la tradicional política de las 8 décadas que siguieron al gobierno de Lázaro Cárdenas, con dominio casi absoluto del PRI. En su primera reunión de trabajo con quienes conformarían su gabinete de gobierno resumió las líneas fundamentales de lo que será su gobierno.La lucha contra la corrupción, la austeridad fiscal, el desarrollo social, el rescate del campo y de las comunidades indígenas, la generación de empleo, la lucha contra la pobreza, serán sus prioridades.
Vientos de cambio soplan desde el Río Grande. Hay enormes expectativas por lo que hará el nuevo presidente. Méjico es un país tremendamente desigual e injusto, con millones de pobres a pesar de contar con gigantescos recursos naturales. Mientras el mundo occidental se asombra de lo que ocurre en Siria, Venezuela o Nicaragua, poco dice sobre lo que pasa en el Méjico lindo y querido. Más de un centenar de políticos fueron asesinados en la última campaña electoral, muchos periodistas corrieron igual suerte. Y los crímenes atroces que el narcotráfico comete, tampoco es materia de asombro mayor. Si estos problemas no paran a corto plazo con Lopez Obrador, ahora si se pondrá el grito en el cielo y se dirá, como ya se está diciendo, que los gobiernos populistas, son la peor desgracia que le puede ocurrir a Latinoamérica.
AMLO, si ajusta su plan a la agenda progresista, lo que seguramente lo hará, encontrará la feroz oposición interna y externa. Si toca los intereses petroleros, si lucha soberana, denodada y fuertemente contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, las "oscuras golondrinas" tratarán de cualquier cosa por deshacerse de quien, cuando entre el 2000 y 2005 se desempeñó como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, fuera considerado como el segundo mejor alcalde del mundo. Al Presidente AMLO, le corresponde demostrar que las ideologías no han muerto y que la auténtica izquierda moderna si pude mejorar sustancialmente la calidad de vida social. (O)

Visto