Mercado mayorista

Dentro de mis entregas sobre temas de ciudad, en esta oportunidad quiero abordar otro de los problemas insolutos que tiene Cuenca. El modelo actual de comercialización de productos en los centros de abasto ha colapsado y generado una serie de problemas en los diferentes ámbitos de gestión y manejo, aspecto que a más de ser evidente nos convoca a plantear soluciones definitivas en beneficio de la comunidad cuencana. Considerando los retos que enfrentan nuestros mercados, se hace necesario que las autoridades municipales, desde su ámbito de responsabilidad, actúen a través del diseño de una política pública que dé solución a muchos de los problemas identificados.
Como ocurre en otros países la comercialización de alimentos ha ido avanzando hacia esquemas más desarrollados e integrados en los que se destacan el uso de tecnologías y los cambios en las relaciones entre los agentes, en particular con las grandes cadenas de producción y comercialización. En este escenario, el mercado mayorista deberá empezar a aplicar sus métodos y objetivos pues cada vez hay más alternativas para que los consumidores accedan adecuadamente a los alimentos.
Con este esquema, el futuro mercado mayorista deberá lograr posicionarse como agente importante en el abastecimiento urbano y regional de alimentos. Estos factores justifican la necesidad de un análisis sobre la importancia del mercado mayorista para evaluar hacia dónde va y el papel que debe desempeñar como agente de los sistemas de abastecimiento y distribución de alimentos en los centros urbanos de Cuenca y la región.
Es entonces el momento para que los comerciantes y el gobierno local, empiecen a evaluar diversos aspectos del centro de abastecimiento, con el fin de ordenar las actividades que se le asocia para su buen desempeño como centro alimentario funcional, rentable y que genere una dinámica económica sostenible en beneficio de todos los agentes de la cadena desde los productores hasta los consumidores, en el marco de un sistema de abastecimiento y distribución de alimentos eficiente.
Es la oportunidad para que el concejo cantonal de Cuenca, previo a los estudios correspondientes, opte por un modelo moderno, justo, seguro e inclusivo, con la creación de la “Empresa de Mercados y Centros de Abasto”, con normativas claras para el manejo de los alimentos desde la producción, su paso por el mercado mayorista y su posterior distribución y comercialización a los consumidores. (O)

Mercado mayorista

Dentro de mis entregas sobre temas de ciudad, en esta oportunidad quiero abordar otro de los problemas insolutos que tiene Cuenca. El modelo actual de comercialización de productos en los centros de abasto ha colapsado y generado una serie de problemas en los diferentes ámbitos de gestión y manejo, aspecto que a más de ser evidente nos convoca a plantear soluciones definitivas en beneficio de la comunidad cuencana. Considerando los retos que enfrentan nuestros mercados, se hace necesario que las autoridades municipales, desde su ámbito de responsabilidad, actúen a través del diseño de una política pública que dé solución a muchos de los problemas identificados.
Como ocurre en otros países la comercialización de alimentos ha ido avanzando hacia esquemas más desarrollados e integrados en los que se destacan el uso de tecnologías y los cambios en las relaciones entre los agentes, en particular con las grandes cadenas de producción y comercialización. En este escenario, el mercado mayorista deberá empezar a aplicar sus métodos y objetivos pues cada vez hay más alternativas para que los consumidores accedan adecuadamente a los alimentos.
Con este esquema, el futuro mercado mayorista deberá lograr posicionarse como agente importante en el abastecimiento urbano y regional de alimentos. Estos factores justifican la necesidad de un análisis sobre la importancia del mercado mayorista para evaluar hacia dónde va y el papel que debe desempeñar como agente de los sistemas de abastecimiento y distribución de alimentos en los centros urbanos de Cuenca y la región.
Es entonces el momento para que los comerciantes y el gobierno local, empiecen a evaluar diversos aspectos del centro de abastecimiento, con el fin de ordenar las actividades que se le asocia para su buen desempeño como centro alimentario funcional, rentable y que genere una dinámica económica sostenible en beneficio de todos los agentes de la cadena desde los productores hasta los consumidores, en el marco de un sistema de abastecimiento y distribución de alimentos eficiente.
Es la oportunidad para que el concejo cantonal de Cuenca, previo a los estudios correspondientes, opte por un modelo moderno, justo, seguro e inclusivo, con la creación de la “Empresa de Mercados y Centros de Abasto”, con normativas claras para el manejo de los alimentos desde la producción, su paso por el mercado mayorista y su posterior distribución y comercialización a los consumidores. (O)