Lucifer

Visto
Lo último de Padre Hernán Astudillo

El mundo huele a petróleo, oro, cobre, plata, gas y azufre. Mientras los masivos medios de comunicación vociferan mentiras y odio como volcanes activos erutando llamas mortíferas y a su alrededor mister Lucifer desde los Estados Unidos de Norteamérica convoca a sus diablillos y monaguillos a restaurar su reino apoderándose de los recursos naturales de la Santa Madre tierra.
Contextualizando el evangelio de este domingo, según San Lucas, Jesús hacia sus discípulos cuando les dijo: “Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habrá grandes terremotos, epidemias y hambre y aparecerán en el cielo señales prodigiosas y terribles. Pero antes de todo esto los perseguirán y los apresarán, los llevarán a los tribunales y a la cárcel, y los harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Con esto ustedes darán testimonio de mí”.
No es coincidencial la reflexión del Cristo Histórico en el momento crítico en el que se encontraba hace 2.000 años, bajo una sofisticada persecución de parte de la jerarquía religiosa integrada en el famoso Sanedrín donde participaban sumo sacerdotes, saduceos, fariseos y escribas. Sus intereses eran poder económico-político y religioso, recaudando impuestos, explotación de la mano de obra, apropiación de los recursos naturales y sometimiento a través de dogmas y leyes injustas.
¿Qué diríamos hoy del intranquilo Lucifer desesperado por controlar a través de la OEA, Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional?
Usando la misma metodología de la época colonial “cruz y espada”, con la misma aberración racista contra de las nacionalidades indígenas, organizaciones que defienden los derechos de personas con diferentes orientaciones sexuales y mujeres avasalladas por el criminal azote machista. (O)

Lucifer

El mundo huele a petróleo, oro, cobre, plata, gas y azufre. Mientras los masivos medios de comunicación vociferan mentiras y odio como volcanes activos erutando llamas mortíferas y a su alrededor mister Lucifer desde los Estados Unidos de Norteamérica convoca a sus diablillos y monaguillos a restaurar su reino apoderándose de los recursos naturales de la Santa Madre tierra.
Contextualizando el evangelio de este domingo, según San Lucas, Jesús hacia sus discípulos cuando les dijo: “Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habrá grandes terremotos, epidemias y hambre y aparecerán en el cielo señales prodigiosas y terribles. Pero antes de todo esto los perseguirán y los apresarán, los llevarán a los tribunales y a la cárcel, y los harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Con esto ustedes darán testimonio de mí”.
No es coincidencial la reflexión del Cristo Histórico en el momento crítico en el que se encontraba hace 2.000 años, bajo una sofisticada persecución de parte de la jerarquía religiosa integrada en el famoso Sanedrín donde participaban sumo sacerdotes, saduceos, fariseos y escribas. Sus intereses eran poder económico-político y religioso, recaudando impuestos, explotación de la mano de obra, apropiación de los recursos naturales y sometimiento a través de dogmas y leyes injustas.
¿Qué diríamos hoy del intranquilo Lucifer desesperado por controlar a través de la OEA, Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional?
Usando la misma metodología de la época colonial “cruz y espada”, con la misma aberración racista contra de las nacionalidades indígenas, organizaciones que defienden los derechos de personas con diferentes orientaciones sexuales y mujeres avasalladas por el criminal azote machista. (O)

Visto
Lo último de Padre Hernán Astudillo