Los zares: su fin

Cuando se habla de la Revolución Rusa generalmente se sobrentiende la dirigida por Vladímir I. Ulianov - Lenin. Poco se recuerda que el movimiento revolucionario ruso se originó a finales del s.XIX con el concurso de todo un conjunto de organizaciones y partidos políticos, entre ellos evidentemente, el bolchevique. En 1917 se dieron dos revoluciones: en Febrero y Octubre, que de acuerdo al calendario juliano vigente en esa época en Rusia, estallaron el 23/02 y el 25/10.
La agitación política, cuyo detonante fue el fracaso de las fuerzas zaristas en la 1ª Guerra Mundial y su máximo responsable el Zar Nicolás Segundo, se concentró básicamente en Petrogrado, hoy San Petersburgo, y se concretó el 12/03 con la abdicación del Zar, lo que en definitiva significó el fin de la monarquía. La familia real contó con la aprobación del nuevo gobierno para trasladarse al extranjero, concretamente al Reino Unido ya que el Rey Jorge, primo del Zar, inicialmente estuvo de acuerdo pero luego desistió. La familia se trasladó entonces a Tsárskoe Seló, la residencia imperial de verano pero en Agosto, debido al agravamiento de la situación política, fue desplazada a Tobolsk en Siberia y, finalmente, instalada Ekaterimburgo en los Urales en 04/1918.
Para entonces, tras el estallido de la Revolución de Octubre, ya se había proclamado República Socialista Federativa Soviética de Rusia y el inicio de la Guerra Civil en la que en contra del gobierno participaron fuerzas no solo rusas, como los cosacos, sino regimientos militares de Checa y Eslovaquia. Estas fuerzas se acercaban cada vez más a la residencia Ipátiev en la que se encontrada la familia Romanov, circunstancia en que el jefe de la guardia procedió con la orden de ejecución en la madrugada del 17 de julio de 1918.
Desde entonces han circulado diversas especulaciones sobre la existencia de familiares que sobrevivieron al fusilamiento. La verdad es que las investigaciones se iniciaron ocho días después del suceso, una vez que las fuerzas contrarrevolucionarias entraron en Ekaterimburgo. En 979 fueron hallados los supuestos restos de la familia Romanov. En 1990 se realizó el análisis pero sus resultados no fueron reconocidos por la Iglesia Ortodoxa Rusa que en Agosto de 2000 canonizó como mártires a los miembros de la familia real. Finalmente el 16 de Julio pasado, tras una investigación que duró tres años, el Comité de Investigaciones de Rusia ha confirmado la autenticidad de los restos. (O)
La revolución: la respuesta al zarismo por su negativa a reformas políticas y a la participación de Rusia en la 1ª Guerra Mundial

Los zares: su fin

Cuando se habla de la Revolución Rusa generalmente se sobrentiende la dirigida por Vladímir I. Ulianov - Lenin. Poco se recuerda que el movimiento revolucionario ruso se originó a finales del s.XIX con el concurso de todo un conjunto de organizaciones y partidos políticos, entre ellos evidentemente, el bolchevique. En 1917 se dieron dos revoluciones: en Febrero y Octubre, que de acuerdo al calendario juliano vigente en esa época en Rusia, estallaron el 23/02 y el 25/10.
La agitación política, cuyo detonante fue el fracaso de las fuerzas zaristas en la 1ª Guerra Mundial y su máximo responsable el Zar Nicolás Segundo, se concentró básicamente en Petrogrado, hoy San Petersburgo, y se concretó el 12/03 con la abdicación del Zar, lo que en definitiva significó el fin de la monarquía. La familia real contó con la aprobación del nuevo gobierno para trasladarse al extranjero, concretamente al Reino Unido ya que el Rey Jorge, primo del Zar, inicialmente estuvo de acuerdo pero luego desistió. La familia se trasladó entonces a Tsárskoe Seló, la residencia imperial de verano pero en Agosto, debido al agravamiento de la situación política, fue desplazada a Tobolsk en Siberia y, finalmente, instalada Ekaterimburgo en los Urales en 04/1918.
Para entonces, tras el estallido de la Revolución de Octubre, ya se había proclamado República Socialista Federativa Soviética de Rusia y el inicio de la Guerra Civil en la que en contra del gobierno participaron fuerzas no solo rusas, como los cosacos, sino regimientos militares de Checa y Eslovaquia. Estas fuerzas se acercaban cada vez más a la residencia Ipátiev en la que se encontrada la familia Romanov, circunstancia en que el jefe de la guardia procedió con la orden de ejecución en la madrugada del 17 de julio de 1918.
Desde entonces han circulado diversas especulaciones sobre la existencia de familiares que sobrevivieron al fusilamiento. La verdad es que las investigaciones se iniciaron ocho días después del suceso, una vez que las fuerzas contrarrevolucionarias entraron en Ekaterimburgo. En 979 fueron hallados los supuestos restos de la familia Romanov. En 1990 se realizó el análisis pero sus resultados no fueron reconocidos por la Iglesia Ortodoxa Rusa que en Agosto de 2000 canonizó como mártires a los miembros de la familia real. Finalmente el 16 de Julio pasado, tras una investigación que duró tres años, el Comité de Investigaciones de Rusia ha confirmado la autenticidad de los restos. (O)
La revolución: la respuesta al zarismo por su negativa a reformas políticas y a la participación de Rusia en la 1ª Guerra Mundial