Los paraísos fiscales y la Unión Europea

Visto

¡Ya era hora!... Desde hace rato se esperaba que la Unión Europea haga o diga algo en relación con los países y circunscripciones territoriales que aplican políticas o regímenes tributarios nocivos y societarios opacos que terminan erosionado la recaudación impositiva y ocultando el origen y la titularidad de enormes fortunas. La Unión Europea acaba de dictar una lista "negra" (no estoy de acuerdo con identificar todo lo malo con el color negro, sin duda, tiene una perversa connotación racista) de 17 países que -directamente- los considera como paraísos fiscales y otra lista gris conformada por 47 jurisdicciones, estados o países. Entre los primeros constan, por ejemplo, Panamá, Barbados, Santa Lucía, Corea del Sur y, entre los segundos están Perú, Marruecos, Cabo Verde y Uruguay. Algunos de los países que se incluyen en la lista "negra" o "gris" se comprometieron inmediatamente a cooperar mejorando sus estándares de transparencia. Llama la atención que en ninguna lista se haya incluido un país de la UE, peor de la OCDE. De hecho, algunos de ellos practican altos niveles de opacidad societaria y nocividad tributaria en su propio territorio o mar adentro.
De todas maneras, la decisión de Bruselas tiene singular importancia para el combate a los paraísos fiscales. Las investigaciones de "Oxfam o de la ONG "Tax Justice Network"' estiman en unos 300.000 millones de dólares el monto que tendrían los ciudadanos -sobre todo Sur- depositados en los paraísos fiscales. Esta práctica, no sólo que, generalmente, sirve para encubrir capitales de procedencia ilícita sino también para evadir los impuestos que deben pagarse en aquellos países en donde se generan. Además, dichos capitales, cuando no retornan disfrazados de "inversión extranjera", se utilizan para el financiamiento de las inversiones en el Norte.
Los esfuerzos desplegados por países como Ecuador, no son lo suficientemente eficaces si la OCDE, la UNIÓN EUROPEA y los organismos multilaterales como la ONU, el FMI, el BM no hacen lo suyo. Con el enorme poder económico, comercial, financiero y político que ellos poseen, podrían actuar con mayor rigurosidad y poner fin a la existencia de paraísos fiscales. Con el enorme poder que poseen, en un "cuarto de hora" lo podrían hacer. Obviamente, si no lo hacen es porque importantes personajes del mundo político y económico de los países ricos, son beneficiarios directos del gran invento. No tiene justificación el encubrimiento a estos perversos regímenes. Aún no se inventa la linterna que ilumine en la oscuridad de los paraísos fiscales. En nuestro país, cuando se habla del combate a la corrupción no hay que olvidarse de los paraísos fiscales. Se conoce ahora que en los casos de Odebrecht y del sector petrolero, los paraísos fiscales fueron el instrumento que permitió canalizar las coimas desde la persona o empresa corruptora hacia el funcionario público corrupto. También se conoce que los paraísos fiscales se utilizaron para inventarse costos y gastos mediante la creación de empresas de papel o para ocultar ingresos y evadir los impuestos. Ojalá esta amarga experiencia sirva para generar conciencia ciudadana sobre el grave daño que ocasionan a la sociedad los paraísos fiscales.(O)

Los paraísos fiscales y la Unión Europea

¡Ya era hora!... Desde hace rato se esperaba que la Unión Europea haga o diga algo en relación con los países y circunscripciones territoriales que aplican políticas o regímenes tributarios nocivos y societarios opacos que terminan erosionado la recaudación impositiva y ocultando el origen y la titularidad de enormes fortunas. La Unión Europea acaba de dictar una lista "negra" (no estoy de acuerdo con identificar todo lo malo con el color negro, sin duda, tiene una perversa connotación racista) de 17 países que -directamente- los considera como paraísos fiscales y otra lista gris conformada por 47 jurisdicciones, estados o países. Entre los primeros constan, por ejemplo, Panamá, Barbados, Santa Lucía, Corea del Sur y, entre los segundos están Perú, Marruecos, Cabo Verde y Uruguay. Algunos de los países que se incluyen en la lista "negra" o "gris" se comprometieron inmediatamente a cooperar mejorando sus estándares de transparencia. Llama la atención que en ninguna lista se haya incluido un país de la UE, peor de la OCDE. De hecho, algunos de ellos practican altos niveles de opacidad societaria y nocividad tributaria en su propio territorio o mar adentro.
De todas maneras, la decisión de Bruselas tiene singular importancia para el combate a los paraísos fiscales. Las investigaciones de "Oxfam o de la ONG "Tax Justice Network"' estiman en unos 300.000 millones de dólares el monto que tendrían los ciudadanos -sobre todo Sur- depositados en los paraísos fiscales. Esta práctica, no sólo que, generalmente, sirve para encubrir capitales de procedencia ilícita sino también para evadir los impuestos que deben pagarse en aquellos países en donde se generan. Además, dichos capitales, cuando no retornan disfrazados de "inversión extranjera", se utilizan para el financiamiento de las inversiones en el Norte.
Los esfuerzos desplegados por países como Ecuador, no son lo suficientemente eficaces si la OCDE, la UNIÓN EUROPEA y los organismos multilaterales como la ONU, el FMI, el BM no hacen lo suyo. Con el enorme poder económico, comercial, financiero y político que ellos poseen, podrían actuar con mayor rigurosidad y poner fin a la existencia de paraísos fiscales. Con el enorme poder que poseen, en un "cuarto de hora" lo podrían hacer. Obviamente, si no lo hacen es porque importantes personajes del mundo político y económico de los países ricos, son beneficiarios directos del gran invento. No tiene justificación el encubrimiento a estos perversos regímenes. Aún no se inventa la linterna que ilumine en la oscuridad de los paraísos fiscales. En nuestro país, cuando se habla del combate a la corrupción no hay que olvidarse de los paraísos fiscales. Se conoce ahora que en los casos de Odebrecht y del sector petrolero, los paraísos fiscales fueron el instrumento que permitió canalizar las coimas desde la persona o empresa corruptora hacia el funcionario público corrupto. También se conoce que los paraísos fiscales se utilizaron para inventarse costos y gastos mediante la creación de empresas de papel o para ocultar ingresos y evadir los impuestos. Ojalá esta amarga experiencia sirva para generar conciencia ciudadana sobre el grave daño que ocasionan a la sociedad los paraísos fiscales.(O)

Visto