Lección de vida

Siempre me ha gustado reconocer y promover los logros de aquellas personas que perseveraron en su vida logrando cumplir sus sueños y metas, pues son esos los ejemplos que debemos tomar como referencia en nuestras vidas y que demuestran que la canalización de nuestro esfuerzo constante y disciplinado dará los resultados deseados.
Estos últimos días hemos disfrutado de grandes héroes nacionales, quienes nos dieron la satisfacción de sentirnos orgullosos por nuestro país a través de sus logros deportivos y quienes a través de ello nos han regalado una lección de vida a todos.
La vida se trata de nunca dejar de intentarlo, de no dejar que el cansancio nos doblegue y sobre todo de estar convencidos que seremos capaz de hacerlo.
Estos grandes seres humanos dedicaron su vida a sus sueños, al igual que todos aquellos que pusieron sus nombres en la historia del país y del mundo, dando testimonio de disciplina y entrega para lograrlo.
Depende de nosotros el aprender de estas grandes lecciones y hacerles nuestra razón de vida. En el trabajo, en la sociedad, en el deporte, en la ciencia y la política, en cualquier espacio que busquemos alcanzar esos grandes sueños que marcaron nuestras metas propias.
No podemos perder antes de intentarlo, no podemos cansarnos antes de alcanzarlo, solamente perder la batalla antes de pelearla por completo generará que abandonemos las causas y objetivos que podemos poner al frente nuestro, como parte de nuestro futuro.
El mundo ha sido moldeado por la historia, y esta historia construida por hombres y mujeres tenaces que tomaron la decisión de intentarlo y lograrlo. No es complicado hacer historia, lo difícil es tomar la decisión de ser parte de ella.
Aplaudamos y aprendamos de aquellos que han demostrado con sus acciones que la capacidad de hacer las cosas es directamente la consecuencia del deseo y disciplina para hacerlo, que los sueños no se deben únicamente escribir sino hacerlos parte de nuestra vida, que no se deja huella sino se camina, que no se hace historia sino se busca ser parte de ella.
Qué importante es entender que debemos aprender de estas lecciones de vida, pero más importante será que busquemos construir sobre nuestras acciones y logros un testimonio de vida que sirva en algún momento como un legado o lección para los que vendrán. (O)
Lo que queda de cada uno en la vida es únicamente lo que hicimos y lo que construimos: en como aportamos a la sociedad.

Lección de vida

Siempre me ha gustado reconocer y promover los logros de aquellas personas que perseveraron en su vida logrando cumplir sus sueños y metas, pues son esos los ejemplos que debemos tomar como referencia en nuestras vidas y que demuestran que la canalización de nuestro esfuerzo constante y disciplinado dará los resultados deseados.
Estos últimos días hemos disfrutado de grandes héroes nacionales, quienes nos dieron la satisfacción de sentirnos orgullosos por nuestro país a través de sus logros deportivos y quienes a través de ello nos han regalado una lección de vida a todos.
La vida se trata de nunca dejar de intentarlo, de no dejar que el cansancio nos doblegue y sobre todo de estar convencidos que seremos capaz de hacerlo.
Estos grandes seres humanos dedicaron su vida a sus sueños, al igual que todos aquellos que pusieron sus nombres en la historia del país y del mundo, dando testimonio de disciplina y entrega para lograrlo.
Depende de nosotros el aprender de estas grandes lecciones y hacerles nuestra razón de vida. En el trabajo, en la sociedad, en el deporte, en la ciencia y la política, en cualquier espacio que busquemos alcanzar esos grandes sueños que marcaron nuestras metas propias.
No podemos perder antes de intentarlo, no podemos cansarnos antes de alcanzarlo, solamente perder la batalla antes de pelearla por completo generará que abandonemos las causas y objetivos que podemos poner al frente nuestro, como parte de nuestro futuro.
El mundo ha sido moldeado por la historia, y esta historia construida por hombres y mujeres tenaces que tomaron la decisión de intentarlo y lograrlo. No es complicado hacer historia, lo difícil es tomar la decisión de ser parte de ella.
Aplaudamos y aprendamos de aquellos que han demostrado con sus acciones que la capacidad de hacer las cosas es directamente la consecuencia del deseo y disciplina para hacerlo, que los sueños no se deben únicamente escribir sino hacerlos parte de nuestra vida, que no se deja huella sino se camina, que no se hace historia sino se busca ser parte de ella.
Qué importante es entender que debemos aprender de estas lecciones de vida, pero más importante será que busquemos construir sobre nuestras acciones y logros un testimonio de vida que sirva en algún momento como un legado o lección para los que vendrán. (O)
Lo que queda de cada uno en la vida es únicamente lo que hicimos y lo que construimos: en como aportamos a la sociedad.