Las mujeres

La invisibilidad histórica que ha tenido la mujer a través del paso de la humanidad hace que desconozcamos a muchas que utilizaron su imaginación, su voluntad y tantas veces su vida en una lucha por un mundo mejor. Se pudiera decir que la humanidad ha perdido un gran porcentaje en su evolución al no permitir a la mujer incursionar en muchos campos como la ciencia, la política, la medicina, las artes, el deporte, etc., quedándose sin su sabiduría que como el engranaje de una gran maquinaria al cual se ignore sin permitir desarrollar el valor total que rendiría en esa proeza que es la evolución y que con más humanidad se hubieran desarrollado sucesos y cambios en el perfeccionamiento de la misma para la construcción de una sociedad más justa para mujeres y hombres. Desde la interpretación de los orígenes humanos se ha visto un considerable sesgo de género, ya que con este término hacemos referencia, no solo a las diferencias biológicas, sino sociales y culturales atribuidas a la persona en función de su sexo, viéndose un acrecentado androcentrismo identificando lo humano con lo masculino en general desde el andar bípedo hasta el descubrimiento del fuego, la utilización de herramientas, etc. Esto ha otorgado al sexo femenino un papel muy poco relevante en la historia, relegándole el papel de parir, criar y alimentar a sus crías, considerándoles un papel pasivo en el cambio. Darwin incluso en sus teorías, subordina en exceso a la mujer al decir que en la evolución el hombre es superior en cuerpo y espíritu a la mujer. En la actualidad el androcentrismo todavía persiste en una sociedad patriarcal asignando a los hombres una acción de liderazgo mucho más determinante para el éxito del linaje humano que el de las mujeres como lo señala Adriene Rich, ensayista estadounidense.
Son pocas las mujeres que aparecen en la historia, las que han vencido  grandes obstáculos para desarrollar su potencial y capacidades, pues al salirse de las normas preestablecidas tuvieron que luchar contra la incomprensión de la sociedad, del racismo, del fascismo o simplemente contra esa discriminación basada en el sexo, nombremos a una sola Marie Curie con dos premios Nobel, que también le costaron la vida sus grandes aportes científicos. Los derechos poco a poco se van ganando en especial en el mundo occidental gracias a una ardua lucha de ellas y de algunos grandes hombres también. //Por ti mi Cris// (O)

Las mujeres

La invisibilidad histórica que ha tenido la mujer a través del paso de la humanidad hace que desconozcamos a muchas que utilizaron su imaginación, su voluntad y tantas veces su vida en una lucha por un mundo mejor. Se pudiera decir que la humanidad ha perdido un gran porcentaje en su evolución al no permitir a la mujer incursionar en muchos campos como la ciencia, la política, la medicina, las artes, el deporte, etc., quedándose sin su sabiduría que como el engranaje de una gran maquinaria al cual se ignore sin permitir desarrollar el valor total que rendiría en esa proeza que es la evolución y que con más humanidad se hubieran desarrollado sucesos y cambios en el perfeccionamiento de la misma para la construcción de una sociedad más justa para mujeres y hombres. Desde la interpretación de los orígenes humanos se ha visto un considerable sesgo de género, ya que con este término hacemos referencia, no solo a las diferencias biológicas, sino sociales y culturales atribuidas a la persona en función de su sexo, viéndose un acrecentado androcentrismo identificando lo humano con lo masculino en general desde el andar bípedo hasta el descubrimiento del fuego, la utilización de herramientas, etc. Esto ha otorgado al sexo femenino un papel muy poco relevante en la historia, relegándole el papel de parir, criar y alimentar a sus crías, considerándoles un papel pasivo en el cambio. Darwin incluso en sus teorías, subordina en exceso a la mujer al decir que en la evolución el hombre es superior en cuerpo y espíritu a la mujer. En la actualidad el androcentrismo todavía persiste en una sociedad patriarcal asignando a los hombres una acción de liderazgo mucho más determinante para el éxito del linaje humano que el de las mujeres como lo señala Adriene Rich, ensayista estadounidense.
Son pocas las mujeres que aparecen en la historia, las que han vencido  grandes obstáculos para desarrollar su potencial y capacidades, pues al salirse de las normas preestablecidas tuvieron que luchar contra la incomprensión de la sociedad, del racismo, del fascismo o simplemente contra esa discriminación basada en el sexo, nombremos a una sola Marie Curie con dos premios Nobel, que también le costaron la vida sus grandes aportes científicos. Los derechos poco a poco se van ganando en especial en el mundo occidental gracias a una ardua lucha de ellas y de algunos grandes hombres también. //Por ti mi Cris// (O)