Kwanzaa

En el mundo entero se celebra en esta fecha la Navidad y el Año Nuevo, pero en el Pueblo Afro desde el 26 de diciembre hasta el primero de enero se conmemora una ceremonia ritual conocida como Kwanzaa.
Son siete principios de vida que generación tras generación se viene conmemorando con la intención de sembrar cada una de estas cualidades en los corazones de cada ser humano.
El primer principio es ‘Umoja’, que quiere decir Unidad, seguido por ‘Kujichagulia’, que significa Autodeterminación, ‘Ujima’, Trabajo colectivo y Responsabilidad; ‘Ujamaa’, Economía Cooperativa; ‘Nia’, Objetivo y Dirección; ‘Kuumba’, Creatividad, y ‘Imani’, que quiere decir Fe.
Como podemos observar, cada uno de estos siete principios están relacionados y son los pilares principales para el desarrollo equitativo y justo de un pueblo o nación.
Las familias que celebran Kwanzaa decoran sus casas con objetos de arte, vistosas telas africanas y frutas frescas que representan este concepto africano. Es costumbre que los niños participen también en la ceremonia de Kwanzaa y que se rinda respeto y gratitud a nuestros antepasados.
La celebración del Kwanzaa se instituyó como un medio para el fortalecimiento a los afrodescendientes en la diáspora, a unirse de nuevo con su herencia cultural y espiritual histórica africana, uniéndose en meditación y estudio de los siete principios basados no solo en tradiciones africanas, sino también en principios humanistas comunes.
Aunque inicialmente se animaba a los participantes a practicar el Kwanzaa y excluir otras fiestas, muchos celebrantes hoy deciden celebrarla junto con otras festividades como la Navidad y Año Nuevo.
Para muchos participantes afrodescendientes Kwanzaa es una oportunidad de incorporar elementos de nuestra ancestralidad con conceptos humanistas a fechas donde lamentablemente poco a poco se han convertido en fechas comerciales perdiendo su verdadera esencia y propósito que consiste en el compartir dar y recibir amor incondicional, los momentos en familia y seres queridos y rescatar tradiciones como el Kwanzaa ya que son espacios para alimentar el espíritu y disfrutar de los pequeños y valiosos detalles de la vida.
Es la época para renovar el Imani que quiere decir fe, amar a los demás y dar lo mejor de nosotros a quienes nos rodean. (O)

Kwanzaa

En el mundo entero se celebra en esta fecha la Navidad y el Año Nuevo, pero en el Pueblo Afro desde el 26 de diciembre hasta el primero de enero se conmemora una ceremonia ritual conocida como Kwanzaa.
Son siete principios de vida que generación tras generación se viene conmemorando con la intención de sembrar cada una de estas cualidades en los corazones de cada ser humano.
El primer principio es ‘Umoja’, que quiere decir Unidad, seguido por ‘Kujichagulia’, que significa Autodeterminación, ‘Ujima’, Trabajo colectivo y Responsabilidad; ‘Ujamaa’, Economía Cooperativa; ‘Nia’, Objetivo y Dirección; ‘Kuumba’, Creatividad, y ‘Imani’, que quiere decir Fe.
Como podemos observar, cada uno de estos siete principios están relacionados y son los pilares principales para el desarrollo equitativo y justo de un pueblo o nación.
Las familias que celebran Kwanzaa decoran sus casas con objetos de arte, vistosas telas africanas y frutas frescas que representan este concepto africano. Es costumbre que los niños participen también en la ceremonia de Kwanzaa y que se rinda respeto y gratitud a nuestros antepasados.
La celebración del Kwanzaa se instituyó como un medio para el fortalecimiento a los afrodescendientes en la diáspora, a unirse de nuevo con su herencia cultural y espiritual histórica africana, uniéndose en meditación y estudio de los siete principios basados no solo en tradiciones africanas, sino también en principios humanistas comunes.
Aunque inicialmente se animaba a los participantes a practicar el Kwanzaa y excluir otras fiestas, muchos celebrantes hoy deciden celebrarla junto con otras festividades como la Navidad y Año Nuevo.
Para muchos participantes afrodescendientes Kwanzaa es una oportunidad de incorporar elementos de nuestra ancestralidad con conceptos humanistas a fechas donde lamentablemente poco a poco se han convertido en fechas comerciales perdiendo su verdadera esencia y propósito que consiste en el compartir dar y recibir amor incondicional, los momentos en familia y seres queridos y rescatar tradiciones como el Kwanzaa ya que son espacios para alimentar el espíritu y disfrutar de los pequeños y valiosos detalles de la vida.
Es la época para renovar el Imani que quiere decir fe, amar a los demás y dar lo mejor de nosotros a quienes nos rodean. (O)