Interculturalidad (I)

En la Constitución Política del Ecuador de 1998, se reconoció varios derechos de los pueblos indígenas, entre los principales: identidad, propiedad, participación, educación, posesión ancestral de las tierras comunitarias, entre otros.
En la Constitución actual se han establecido nuevos derechos como la consulta prelegislativa, consulta previa, educación intercultural bilingüe, no discriminación, formas de organización social, conocimientos colectivos e incluso se establece el delito de etnocidio. Según la clasificación de los derechos de la Constitución del Ecuador, los derechos se clasifican en siete categorías y dentro de la tercera se encuentran los derechos de comunidades, pueblos y nacionalidades.
Asimismo, sobre la concepción de interculturalidad, Catherine Walsh analiza la misma en tres perspectivas: la primera relacional, que comprende el intercambio entre culturas en contextos de igualdad o desigualdad. La segunda funcional por ser adaptable a los fines del sistema hegemónico.
Y, tercera la crítica -es la que asumimos- que comprende una visión contra hegemónica y disruptiva al sistema social imperante, que implica la posibilidad de la construcción de sociedades distintas a las capitalistas.
La Corte Constitucional al ser el máximo órgano de interpretación del texto constitucional ecuatoriano, es quien debe en el ejercicio de las atribuciones que se le ha conferido, utilizar los cánones de interpretación necesarios para asegurar este principio.
Bajo este indicio la actividad interpretativa que ha desarrollado la alta corte de justicia constitucional puede ser examinada a la luz de las teorías de la interpretación jurídica.
En ese sentido, bajo la teoría escéptica se señala que la interpretación no es más que un acto de voluntad, a lo que el intérprete debe decidir cuál es el significado que le va a atribuir a un texto jurídico, cuya premisa son las convenciones de la comunidad lingüística.
Siguiendo esta premisa se puede observar en varias sentencias como: a) el caso “La Cocha”, b) el caso “Waorani” y c) el caso “Amawtay Wasi”, la “creación” de un nuevo “método de interpretación, que se utiliza con el fin de lograr incorporar la interculturalidad como parte fundamental de las decisiones judiciales en el Estado Constitucional de Derechos. Pero ¿En que consiste la interpretación intercultural? (O)
Una visión contra hegemónica y disruptiva al sistema social imperante, que implica la posibilidad de la construcción de sociedades.

Interculturalidad (I)

En la Constitución Política del Ecuador de 1998, se reconoció varios derechos de los pueblos indígenas, entre los principales: identidad, propiedad, participación, educación, posesión ancestral de las tierras comunitarias, entre otros.
En la Constitución actual se han establecido nuevos derechos como la consulta prelegislativa, consulta previa, educación intercultural bilingüe, no discriminación, formas de organización social, conocimientos colectivos e incluso se establece el delito de etnocidio. Según la clasificación de los derechos de la Constitución del Ecuador, los derechos se clasifican en siete categorías y dentro de la tercera se encuentran los derechos de comunidades, pueblos y nacionalidades.
Asimismo, sobre la concepción de interculturalidad, Catherine Walsh analiza la misma en tres perspectivas: la primera relacional, que comprende el intercambio entre culturas en contextos de igualdad o desigualdad. La segunda funcional por ser adaptable a los fines del sistema hegemónico.
Y, tercera la crítica -es la que asumimos- que comprende una visión contra hegemónica y disruptiva al sistema social imperante, que implica la posibilidad de la construcción de sociedades distintas a las capitalistas.
La Corte Constitucional al ser el máximo órgano de interpretación del texto constitucional ecuatoriano, es quien debe en el ejercicio de las atribuciones que se le ha conferido, utilizar los cánones de interpretación necesarios para asegurar este principio.
Bajo este indicio la actividad interpretativa que ha desarrollado la alta corte de justicia constitucional puede ser examinada a la luz de las teorías de la interpretación jurídica.
En ese sentido, bajo la teoría escéptica se señala que la interpretación no es más que un acto de voluntad, a lo que el intérprete debe decidir cuál es el significado que le va a atribuir a un texto jurídico, cuya premisa son las convenciones de la comunidad lingüística.
Siguiendo esta premisa se puede observar en varias sentencias como: a) el caso “La Cocha”, b) el caso “Waorani” y c) el caso “Amawtay Wasi”, la “creación” de un nuevo “método de interpretación, que se utiliza con el fin de lograr incorporar la interculturalidad como parte fundamental de las decisiones judiciales en el Estado Constitucional de Derechos. Pero ¿En que consiste la interpretación intercultural? (O)
Una visión contra hegemónica y disruptiva al sistema social imperante, que implica la posibilidad de la construcción de sociedades.