¿Hacia el veto parcial?

El tiempo corre inexorablemente. Treinta días vuelan. El plazo concluye. La Comisión Especializada de lo Económico y Tributario de la Asamblea Nacional última detalles para emitir su Informe para II y definitivo debate del Pleno que deberá aprobar o negar el Proyecto económico urgente remitido por el Presidente de la República. Todo parece indicar que el mismo sería aprobado con los votos favorables de los asambleístas pertenecientes a los "sub-bloques" de Alianza Pais. Los asambleístas de "oposición" (me refiero a CREO, SUMA, PSC, ID, PSP, FE y otros, que sumados alcanzan 63 parlamentarios). anunciaron el voto en contra. Definitivamente, el Proyecto no cubre las expectativas de poda tributaria contemplada como eje de la campaña electoral liderada por Guillermo Lasso.
Buena parte del contenido del Proyecto -el 65%, según el Presidente de la Comisión que respectiva- se está modificando significativamente, inclusive, algunos asuntos se eliminarían. Ente los temas que se modula, modifican o eliminan, constarían los siguientes: Cambio del título del Proyecto, eliminación d todo el capítulo relacionado con el dinero electrónico no se lo transferiría a la gestión del sistema bancario-financiero privado); tratamiento diferenciado d acuerdo al número de cargas familiares del monto deducible de los distintos rubros de gastos personales para efecto del cálculo del impuesto a la renta; la reincorporación sin límite del XIII sueldo como concepto deducible para determinar la base gravable del IR; incremento de la base gravable (a 5.000 dólares) para el cobro de la tasa por retiro de dinero en efectivo; eliminación del impuesto a las tierras rurales, nuevo tratamiento del anticipo del IR, que virtualmente; se lo eliminaría con el Decreto Ejecutivo reciente; modificación del porcentaje y requisitos para la reinversión de utilidades, incluyendo la opción de mantener la tasa del 22% para las empresas que reconviertan en función del cambio de la matriz productiva.
El pedido de las cámaras " pesadas" y de algunos dirigentes políticos de eliminar -gradualmente o "de una"- el impuesto a la salida de divisas -ISD- no se acoge. En buena hora que la propuesta de Guillermo Lasso se ha descartado en su mayor parte. Habría sido un irresponsable despropósito, peor ante las difíciles condiciones fiscales, reducir impuestos por un monto superior a los 2.000 millones de dólares. Además, no es verdad que el Ecuador se ha convertido en un "infierno tributario". Los sueños socialcristianos, de CREO y SUMA de convertir al país e un paraíso fiscal constituye la mayor insensibilidad del capital.
Si el Proyecto se aprueba en los términos del Informe de mayoría de la Comisión, es probable que el Presidente Moreno se pronuncié por el veto parcial. No habrían los votos suficientes para ratificar el proyecto aprobado por la Asamblea, lo que permitiría que la Ley se aproxime más al proyecto del Ejecutivo. (O)

¿Hacia el veto parcial?

El tiempo corre inexorablemente. Treinta días vuelan. El plazo concluye. La Comisión Especializada de lo Económico y Tributario de la Asamblea Nacional última detalles para emitir su Informe para II y definitivo debate del Pleno que deberá aprobar o negar el Proyecto económico urgente remitido por el Presidente de la República. Todo parece indicar que el mismo sería aprobado con los votos favorables de los asambleístas pertenecientes a los "sub-bloques" de Alianza Pais. Los asambleístas de "oposición" (me refiero a CREO, SUMA, PSC, ID, PSP, FE y otros, que sumados alcanzan 63 parlamentarios). anunciaron el voto en contra. Definitivamente, el Proyecto no cubre las expectativas de poda tributaria contemplada como eje de la campaña electoral liderada por Guillermo Lasso.
Buena parte del contenido del Proyecto -el 65%, según el Presidente de la Comisión que respectiva- se está modificando significativamente, inclusive, algunos asuntos se eliminarían. Ente los temas que se modula, modifican o eliminan, constarían los siguientes: Cambio del título del Proyecto, eliminación d todo el capítulo relacionado con el dinero electrónico no se lo transferiría a la gestión del sistema bancario-financiero privado); tratamiento diferenciado d acuerdo al número de cargas familiares del monto deducible de los distintos rubros de gastos personales para efecto del cálculo del impuesto a la renta; la reincorporación sin límite del XIII sueldo como concepto deducible para determinar la base gravable del IR; incremento de la base gravable (a 5.000 dólares) para el cobro de la tasa por retiro de dinero en efectivo; eliminación del impuesto a las tierras rurales, nuevo tratamiento del anticipo del IR, que virtualmente; se lo eliminaría con el Decreto Ejecutivo reciente; modificación del porcentaje y requisitos para la reinversión de utilidades, incluyendo la opción de mantener la tasa del 22% para las empresas que reconviertan en función del cambio de la matriz productiva.
El pedido de las cámaras " pesadas" y de algunos dirigentes políticos de eliminar -gradualmente o "de una"- el impuesto a la salida de divisas -ISD- no se acoge. En buena hora que la propuesta de Guillermo Lasso se ha descartado en su mayor parte. Habría sido un irresponsable despropósito, peor ante las difíciles condiciones fiscales, reducir impuestos por un monto superior a los 2.000 millones de dólares. Además, no es verdad que el Ecuador se ha convertido en un "infierno tributario". Los sueños socialcristianos, de CREO y SUMA de convertir al país e un paraíso fiscal constituye la mayor insensibilidad del capital.
Si el Proyecto se aprueba en los términos del Informe de mayoría de la Comisión, es probable que el Presidente Moreno se pronuncié por el veto parcial. No habrían los votos suficientes para ratificar el proyecto aprobado por la Asamblea, lo que permitiría que la Ley se aproxime más al proyecto del Ejecutivo. (O)