Habitados habitantes

La maniqueista estrategia que sustenta la matriz de construcción de los imaginarios en que se levanta la vox pupili, juega  a suerte de sinómino y antónimo con los conceptos del bien y el mal sobre las ideologías (izquierda, derecha, etc.), desde la perspectiva que éste requiere, sea la certeza, razón o realidad colectiva en un momento histórico… El maniqueismo es manipulación, imposición y violencia, juega con la conciencia y reconstruye la opinión pública en la dirección del poder; así, el populismo no es un tema de visiones o ideologías, no es patrimonio ideológico de nadie; es, en escencia, estrategia de acceso al poder… El maniqueismo es populismo mesiánico, juega con la historia, manipula la memoria, que para nuestro caso, parece de tan corto plazo; y, censura, posterga o redime desde el ejericio de la repetición-demostración, que se ejerce en la visión de la comunicación-empresa sobre la comunicación-derecho; y, configura una “verdad mediática” prefabricada para el consumo de masas… Porque como decía Machado “una cosa es el recuerdo y otra es recordar” y nuestra memoria, como la de Stevenson, es magnífica para olvidar; pero ya me parece risible, por poner un epíteto apropiado para este espacio; y, comparable con recibir una invitación para la conferencia, panel o mesa redonda sobre: ideología, principios y lealtad que impartan Judas y Efialtes; o la de ética deportiva y uso de sustancias que podrían dictar el viejo Ben y el inefable Diego, o quizá la de: respeto por la vida y los derechos de Bonnie y Clyde; así, de este tamaño me parece el improperio del, espero broma de mal gusto, evento que convoca a la conferencia del Jamil, el Lucio y los otros (que aunque no sean cuarenta sí que son…) Ante el apabullante éxito del universo extendido de Marvel Comics y sus superproducciones basadas en los Avengers, creo que a los mercadólogos del universo extendido de DC Comics, se les adelantaron en lo que pudo haber sido su mejor idea para convocar esta tropa o racimo de superhéroes de la democracia para un Suicide Squad 2… Evento que se desarrollará en el país de las maravillas, donde: “los pobres quieren ser ricos, los ricos quieren ser pocos, los negros quieren ser blancos y los blancos quieren ser eternos, los niños quieren ser grandes y los grandes quieren ser niños, los solteros quieren casarse y los casados quieren enviudar: ¡Habitados habitantes! – clama Jesús - ¡Ayer diré lo que digo! ¡Ustedes estamos locos!” (Galeano) (O)

El maniqueismo es populismo mesiánico, juega con la historia (...)
“…¡Ayer diré lo que digo! ¡Ustedes estamos locos!”

Habitados habitantes

La maniqueista estrategia que sustenta la matriz de construcción de los imaginarios en que se levanta la vox pupili, juega  a suerte de sinómino y antónimo con los conceptos del bien y el mal sobre las ideologías (izquierda, derecha, etc.), desde la perspectiva que éste requiere, sea la certeza, razón o realidad colectiva en un momento histórico… El maniqueismo es manipulación, imposición y violencia, juega con la conciencia y reconstruye la opinión pública en la dirección del poder; así, el populismo no es un tema de visiones o ideologías, no es patrimonio ideológico de nadie; es, en escencia, estrategia de acceso al poder… El maniqueismo es populismo mesiánico, juega con la historia, manipula la memoria, que para nuestro caso, parece de tan corto plazo; y, censura, posterga o redime desde el ejericio de la repetición-demostración, que se ejerce en la visión de la comunicación-empresa sobre la comunicación-derecho; y, configura una “verdad mediática” prefabricada para el consumo de masas… Porque como decía Machado “una cosa es el recuerdo y otra es recordar” y nuestra memoria, como la de Stevenson, es magnífica para olvidar; pero ya me parece risible, por poner un epíteto apropiado para este espacio; y, comparable con recibir una invitación para la conferencia, panel o mesa redonda sobre: ideología, principios y lealtad que impartan Judas y Efialtes; o la de ética deportiva y uso de sustancias que podrían dictar el viejo Ben y el inefable Diego, o quizá la de: respeto por la vida y los derechos de Bonnie y Clyde; así, de este tamaño me parece el improperio del, espero broma de mal gusto, evento que convoca a la conferencia del Jamil, el Lucio y los otros (que aunque no sean cuarenta sí que son…) Ante el apabullante éxito del universo extendido de Marvel Comics y sus superproducciones basadas en los Avengers, creo que a los mercadólogos del universo extendido de DC Comics, se les adelantaron en lo que pudo haber sido su mejor idea para convocar esta tropa o racimo de superhéroes de la democracia para un Suicide Squad 2… Evento que se desarrollará en el país de las maravillas, donde: “los pobres quieren ser ricos, los ricos quieren ser pocos, los negros quieren ser blancos y los blancos quieren ser eternos, los niños quieren ser grandes y los grandes quieren ser niños, los solteros quieren casarse y los casados quieren enviudar: ¡Habitados habitantes! – clama Jesús - ¡Ayer diré lo que digo! ¡Ustedes estamos locos!” (Galeano) (O)

El maniqueismo es populismo mesiánico, juega con la historia (...)
“…¡Ayer diré lo que digo! ¡Ustedes estamos locos!”