Gira presidencial

Ya en España, en el marco de su gira internacional, el Presidente Moreno llegó de visita a un campamento de verano infantil y sus primeras palabras fueron para expresar que a esa edad el único interés de los niños es jugar y divertirse, agregando que a él eso le parece que está bien. ¿A qué edad deben los infantes priorizar el estudio? Ya a mediados del s.XVIII, el Siglo de las Luces, para no remontarnos más atrás en la historia, Juan J. Rousseau escribió su obra Emilio, considerada el primer tratado sobre filosofía de la educación en el mundo occidental, en la que propone un sistema educativo para la convivencia del ser natural en medio de una sociedad inevitablemente corrupta, un esfuerzo ilustrativo sin pretender ser una guía de cómo educar al ciudadano ideal. Sin lugar a dudas, Emilio fue la base para una brillante pléyade de educadores que permitió avanzar con en el dominio de la educación parvularia en particular. Ya en el s.XX, a partir de los estudios de Henri Wallon en Francia y de Lev Vuigodskyi en la Unión Soviética, la educación entró en el ámbito de la investigación psicológica infantil, del interés cognoscitivo del niño, de sus actividades, su evolución mental. Ambos autores sustentaron sus estudios en una concepción dialéctica para entender la evolución del niño y las edades sucesivas de la infancia. ¿Qué es lo que sabe un niño? H. Wallon responde así: “Lo único que sabe un niño es vivir su infancia. Conocerla corresponde al adulto. Pero, ¿qué es lo que va a predominar en este conocimiento, el punto de vista del adulto o el del niño? Al Ecuador llegaron tardíamente las ideas de Rousseau; su difusión se abrió paso con la creación de los Colegios Normales que incluyeron los jardines de infancia en el ciclo educativo, jardines en los que sí se jugaba, pero como una herramienta indispensable para la formación y el desarrollo psicológico del niño. El concepto de ‘unidad educativa’, recogido en la década pasada, corresponde precisamente a la comprensión dialéctica del proceso educativo para la formación del ‘ciudadano ideal’, formado no por etapas inconexas sino de manera continuada, reconociendo que los intereses cognoscitivos van cambiando conforme se avanza en la edad y en la propia capacidad de enfrentar las nuevas problemáticas.
Desde hace mucho tiempo ya se tiene la certeza de que ese proceso es necesario iniciarlo a la edad de tres años. Hoy corresponde afianzar estos avances. (O)
¿Qué es lo que sabe un niño? H. Wallon responde: “Lo único que sabe un niño es vivir su infancia. Conocerla corresponde al adulto.

Gira presidencial

Ya en España, en el marco de su gira internacional, el Presidente Moreno llegó de visita a un campamento de verano infantil y sus primeras palabras fueron para expresar que a esa edad el único interés de los niños es jugar y divertirse, agregando que a él eso le parece que está bien. ¿A qué edad deben los infantes priorizar el estudio? Ya a mediados del s.XVIII, el Siglo de las Luces, para no remontarnos más atrás en la historia, Juan J. Rousseau escribió su obra Emilio, considerada el primer tratado sobre filosofía de la educación en el mundo occidental, en la que propone un sistema educativo para la convivencia del ser natural en medio de una sociedad inevitablemente corrupta, un esfuerzo ilustrativo sin pretender ser una guía de cómo educar al ciudadano ideal. Sin lugar a dudas, Emilio fue la base para una brillante pléyade de educadores que permitió avanzar con en el dominio de la educación parvularia en particular. Ya en el s.XX, a partir de los estudios de Henri Wallon en Francia y de Lev Vuigodskyi en la Unión Soviética, la educación entró en el ámbito de la investigación psicológica infantil, del interés cognoscitivo del niño, de sus actividades, su evolución mental. Ambos autores sustentaron sus estudios en una concepción dialéctica para entender la evolución del niño y las edades sucesivas de la infancia. ¿Qué es lo que sabe un niño? H. Wallon responde así: “Lo único que sabe un niño es vivir su infancia. Conocerla corresponde al adulto. Pero, ¿qué es lo que va a predominar en este conocimiento, el punto de vista del adulto o el del niño? Al Ecuador llegaron tardíamente las ideas de Rousseau; su difusión se abrió paso con la creación de los Colegios Normales que incluyeron los jardines de infancia en el ciclo educativo, jardines en los que sí se jugaba, pero como una herramienta indispensable para la formación y el desarrollo psicológico del niño. El concepto de ‘unidad educativa’, recogido en la década pasada, corresponde precisamente a la comprensión dialéctica del proceso educativo para la formación del ‘ciudadano ideal’, formado no por etapas inconexas sino de manera continuada, reconociendo que los intereses cognoscitivos van cambiando conforme se avanza en la edad y en la propia capacidad de enfrentar las nuevas problemáticas.
Desde hace mucho tiempo ya se tiene la certeza de que ese proceso es necesario iniciarlo a la edad de tres años. Hoy corresponde afianzar estos avances. (O)
¿Qué es lo que sabe un niño? H. Wallon responde: “Lo único que sabe un niño es vivir su infancia. Conocerla corresponde al adulto.