Fueron 72

Visto

El 22 de agosto de 2010 clamaban profundos silencios de justicia en un desolado rincón lleno de Wizachales, en la fúnebre bodega de una casa olvidada en la finca del Wizachal, en San Fernando, Tamaulipas, México.
Los responsables fueron el cartel de los Zetas, y las víctimas: 72 migrantes, entre ellos 14 mujeres y 5 ecuatorianos, dos sobrevivieron, un ecuatoriano y un hondureño.
Viajamos desde Toronto para celebrar el noveno aniversario del lamento de San Fernando, Padre Pedro Pantoja, un guerrero de Cristo y fiel defensor de los migrantes va recibiéndonos en la casa del Migrante en Saltillo.
Su casa es un santuario como las otras 127 que hay hoy en México y otras partes de este continente, llenas de historias, esperanzas, dolores, corajes, angustias, cansancios y alivios con rostros migrantes.
Desilusionado nos dice que este año no pueden ir a la finca del Wizachal porque se han dado dos acontecimientos, un encuentro entre dos carteles de droga que produjo más de 40 muertos entre ellos y la desaparición de un pastor evangélico y su ayudante, el capitán del ejército y la marina no dan garantías de nuestras vidas porque tienen miedo de la violencia en la zona de San Fernando, así que celebraremos en la Casa del Migrante y la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Saltillo.
Migrantes, sacerdotes, activistas, intelectuales, estudiantes, pobladores de Saltillo y otras partes de este continente participamos, compartimos, escuchamos y discernimos el lamento De San Fernando.
Qué cínicas son las estrategias políticas de los gobiernos produciendo migraciones incontrolables y no sean responsables de las consecuencias que produjeron. “En San Fernando fueron 72 en el Wizachal y muchos más en las manos del criminal”. (O)
Qué cínicas son las estrategias políticas de los gobiernos produciendo migraciones incontrolables.

Fueron 72

El 22 de agosto de 2010 clamaban profundos silencios de justicia en un desolado rincón lleno de Wizachales, en la fúnebre bodega de una casa olvidada en la finca del Wizachal, en San Fernando, Tamaulipas, México.
Los responsables fueron el cartel de los Zetas, y las víctimas: 72 migrantes, entre ellos 14 mujeres y 5 ecuatorianos, dos sobrevivieron, un ecuatoriano y un hondureño.
Viajamos desde Toronto para celebrar el noveno aniversario del lamento de San Fernando, Padre Pedro Pantoja, un guerrero de Cristo y fiel defensor de los migrantes va recibiéndonos en la casa del Migrante en Saltillo.
Su casa es un santuario como las otras 127 que hay hoy en México y otras partes de este continente, llenas de historias, esperanzas, dolores, corajes, angustias, cansancios y alivios con rostros migrantes.
Desilusionado nos dice que este año no pueden ir a la finca del Wizachal porque se han dado dos acontecimientos, un encuentro entre dos carteles de droga que produjo más de 40 muertos entre ellos y la desaparición de un pastor evangélico y su ayudante, el capitán del ejército y la marina no dan garantías de nuestras vidas porque tienen miedo de la violencia en la zona de San Fernando, así que celebraremos en la Casa del Migrante y la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Saltillo.
Migrantes, sacerdotes, activistas, intelectuales, estudiantes, pobladores de Saltillo y otras partes de este continente participamos, compartimos, escuchamos y discernimos el lamento De San Fernando.
Qué cínicas son las estrategias políticas de los gobiernos produciendo migraciones incontrolables y no sean responsables de las consecuencias que produjeron. “En San Fernando fueron 72 en el Wizachal y muchos más en las manos del criminal”. (O)
Qué cínicas son las estrategias políticas de los gobiernos produciendo migraciones incontrolables.

Visto