Fidelidad política

Visto
Lo último de Padre Hernán Astudillo

Las ambiciones al poder entonan himnos de alabanzas en momentos coyunturales de campaña política, sin pensar en los impactos. Desafortunadamente detrás de esta depresión política-económica, global-continental-nacional y local, están los mercenarios de la humanidad llamadas corporaciones o transnacionales. Ninguna organización social o partido político de izquierda, derecha, centro izquierda, ecológica o humanista se escapan de esta maquiavélica jugada.
Esta semana le tocó el turno al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, cuando alguien rescató de su baúl una empolvada foto tomada hace 18 años en una fiesta con sus compañeras de colegio en donde todos y todas llevan un disfraz. Trudeau aparece pintado la cara de color negro y con turbante representando al personaje Aladino. Inmediatamente se destaparon las ollas hirviendo en murmullos al grito de “racista”, acompañado del masivo morbo de medios de comunicación. Mientras las respuestas de algunas personas entrevistadas y opiniones públicas invitan a reflexionar, aquel joven Justin cuando le tomaron aquella foto, ¿pensaría en ser el Primer Ministro de Canadá? ¿Por qué no expusieron esta foto cuando iba a ser candidato a Primer Ministro por primera vez hace cuatro años? ¿Cuál es la intención de exponer esta foto de hace 18 años, justo a la puerta de las elecciones federales del 21 de octubre del 2019? ¿Qué pasaría si se buscaran fotos en los baúles de hace de todos los candidatos y candidatas en escenas de sus privadas fiestas? Dejo el espacio abierto para que usted como lector articule su propia pregunta...
¿Dónde está la ética de los medios de comunicación masivos, al publicar imágenes sin pensar en el impacto emocional y mental de una familia? La debilidad del incompetente es acusar, difamar, chantagear o mentir con argumentos falsos. (O)

Fidelidad política

Las ambiciones al poder entonan himnos de alabanzas en momentos coyunturales de campaña política, sin pensar en los impactos. Desafortunadamente detrás de esta depresión política-económica, global-continental-nacional y local, están los mercenarios de la humanidad llamadas corporaciones o transnacionales. Ninguna organización social o partido político de izquierda, derecha, centro izquierda, ecológica o humanista se escapan de esta maquiavélica jugada.
Esta semana le tocó el turno al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, cuando alguien rescató de su baúl una empolvada foto tomada hace 18 años en una fiesta con sus compañeras de colegio en donde todos y todas llevan un disfraz. Trudeau aparece pintado la cara de color negro y con turbante representando al personaje Aladino. Inmediatamente se destaparon las ollas hirviendo en murmullos al grito de “racista”, acompañado del masivo morbo de medios de comunicación. Mientras las respuestas de algunas personas entrevistadas y opiniones públicas invitan a reflexionar, aquel joven Justin cuando le tomaron aquella foto, ¿pensaría en ser el Primer Ministro de Canadá? ¿Por qué no expusieron esta foto cuando iba a ser candidato a Primer Ministro por primera vez hace cuatro años? ¿Cuál es la intención de exponer esta foto de hace 18 años, justo a la puerta de las elecciones federales del 21 de octubre del 2019? ¿Qué pasaría si se buscaran fotos en los baúles de hace de todos los candidatos y candidatas en escenas de sus privadas fiestas? Dejo el espacio abierto para que usted como lector articule su propia pregunta...
¿Dónde está la ética de los medios de comunicación masivos, al publicar imágenes sin pensar en el impacto emocional y mental de una familia? La debilidad del incompetente es acusar, difamar, chantagear o mentir con argumentos falsos. (O)

Visto
Lo último de Padre Hernán Astudillo